Lula inicia su primera gira internacional y defiende con Alberto Fernández el Mercosur y una moneda única

El entonces presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se reúne con el mandatario argentino, Alberto Fernández, en Sao Paulo, el 31 de octubre de 2022. Foto: Reuters

El presidente de Brasil comenzó este domingo su primer compromiso fuera de casa con una visita a Argentina. En Buenos Aires participará en la cumbre de la Celac, con el objetivo de devolver el protagonismo regional a su país tras la gestión de Jair Bolsonaro, para luego dirigirse a Uruguay.


Mientras estabiliza las mareas en lo interno a dos semanas de que seguidores radicales del bolsonarismo asaltaran las sedes de los tres poderes en Brasilia, Luiz Inácio Lula da Silva cumple su primer compromiso fuera de casa en este su tercer mandato como presidente de Brasil. El líder izquierdista, de 77 años, inició este domingo en Argentina su primera gira internacional, como es tradición para los mandatarios brasileños, país donde también tendrá su relanzamiento como líder regional en la cumbre de la Celac para luego dirigirse a Uruguay.

Lula se reunirá este lunes en la Casa Rosada con su homólogo Alberto Fernández, quien además es amigo personal. “Hay un propósito muy claro de los equipos de ambos países de avanzar en temas como integración energética y claramente integración gasífera”, dijo este viernes el embajador Michel Arslanian, secretario para las Américas de Itamaraty, como se le conoce a la Cancillería brasileña. Lula llega a Buenos Aires para “relanzar la relación al más alto nivel después de tres años de distanciamiento”, agregó Arslanian.

Y el martes, Lula participará en la VII cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Esta cita, que reúne a 33 países, servirá como telón de fondo para recibir de vuelta al líder de la izquierda latinoamericana en la escena regional, tras su espectacular regreso al poder. El bloque fue creado en 2010, a instancias de Lula cuando culminaba su segundo mandato, y la región presenciaba una ola de gobiernos de izquierda. Brasil abandonó la Celac en 2020, por orden del entonces Presidente Jair Bolsonaro, quien se negó a participar en la agrupación regional en la que estaban Cuba y Venezuela.

El Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, observa mientras visita la Casa de Salud Indígena Yanomami en Boa Vista, estado de Roraima, el 21 de enero de 2023. Foto: Reuters

La prioridad de Lula será “retomar los lazos con América Latina, región esencial para Brasil, pero que fue relegada a segundo plano” por Bolsonaro, opina el profesor de política externa brasileña en la Pontificia Universidad de Río de Janeiro, Joao Daniel Almeida, en declaraciones a France Presse. Lula quiere “mostrar que Brasil está de regreso” y “enfatizar la cooperación económica” en la región.

“Hay un simbolismo claro de la prioridad que tiene para nosotros la integración latinoamericana y sudamericana”, dijo Celso Amorim, asesor especial del presidente brasileño y excanciller de Lula en sus dos primeros gobiernos (2003-2010).

Lula tiene prevista una reunión bilateral con el líder cubano Miguel Díaz-Canel el martes en Buenos Aires, de acuerdo con fuentes del Palacio de Planalto. Itamaraty, sin embargo, no confirmó la reunión, precisó France Presse.

También estaría en agenda un encuentro con el mandatario venezolano Nicolás Maduro, quien no acudió a la ceremonia inaugural de Lula en Brasilia, y envió en su lugar a su aliado próximo y presidente del Congreso, Jorge Rodríguez. La reunión entre Lula y Maduro genera expectativa, luego de que Brasilia enviara una comisión diplomática a Caracas para “normalizar las relaciones entre ambos países”.

Aunque fuentes de Planalto confirman que el encuentro ocurrirá el martes, Itamaraty informó que la reunión, pedida por Maduro, puede verse afectada por la agenda de la cumbre de la Celac que transcurre ese mismo día. Fernández defendió la visita de Maduro a Argentina: “Venezuela es parte de la Celac y él está más que invitado”.

Moneda “Sur”

Un artículo firmado en conjunto por Lula y Fernández este domingo celebra la primera visita del mandatario brasileño a Buenos Aires tras su asunción como un retorno a la relación estratégica entre ambos países y al deseo de una mayor integración económica, incluido el desarrollo de una moneda regional para uso comercial.

“Tenemos la intención de superar las barreras a nuestros intercambios, simplificar y modernizar las reglas y fomentar el uso de las monedas locales. También decidimos avanzar en las discusiones sobre una moneda sudamericana común que pueda usarse tanto para los flujos financieros como comerciales, reduciendo costos operativos y nuestra vulnerabilidad externa”, señala el texto publicado en el sitio argentino Perfil.

Sergio Massa, recién juramentado como nuevo ministro de Economía, firma documentos junto al Presidente de Argentina, Alberto Fernández, en la Casa Rosada en Buenos Aires, el 3 de agosto de 2022. Foto: Reuters

La idea de una moneda común se planteó originalmente en un artículo escrito el año pasado por Fernando Haddad y Gabriel Galípolo -ahora ministro de Hacienda y secretario ejecutivo del ministerio, respectivamente- y fue mencionada por Lula durante la campaña, recuerda Reuters. Sin embargo, la misma agencia señala que ambos países ya discutieron la idea en 2019, pero se encontraron con el rechazo del Banco Central de Brasil en ese momento.

El diario Financial Times informó este domingo que Brasil y Argentina anunciarán esta semana que están comenzando los trabajos preparatorios sobre una moneda común. El plan, que se discutirá en la cumbre en Buenos Aires esta semana, se centrará en cómo una nueva moneda, que Brasil sugiere llamar “Sur”, podría impulsar el comercio regional y reducir la dependencia del dólar estadounidense, informó el periódico, citando funcionarios.

“Habrá… una decisión de comenzar a estudiar los parámetros necesarios para una moneda común, que incluye todo, desde cuestiones fiscales hasta el tamaño de la economía y el papel de los bancos centrales”, dijo el ministro de Economía de Argentina, Sergio Massa, al Financial Times. La iniciativa, que inicialmente comenzó como un proyecto bilateral, luego se extendería para invitar a otras naciones latinoamericanas, según el informe, y agregó que se esperaba un anuncio oficial durante la visita de Lula.

“No quiero crear falsas expectativas: es el primer paso de un largo camino que debe recorrer América Latina”, añadió Massa, quien aseguró que Argentina y Brasil invitarán a otros países de la región a unirse a este proyecto, antes de recordar que Europa tardó 35 años en crear el euro. En principio, ambos países contemplan un período de comercio simultáneo con el real brasileño y el peso argentino, consignó Europa Press.

Iniciativa uruguaya

En el texto, ambos presidentes también enfatizan sobre la necesidad de una buena relación entre Argentina y Brasil para fortalecer la integración regional. En medio de la crisis que atraviesa el Mercosur -que, luego de las presiones brasileñas por cambios en los aranceles y los intentos de Uruguay por concretar acuerdos económicos fuera del bloque, lleva los últimos cuatro años sin avances-, los dos mandatarios hacen hincapié en defender el sistema y la necesidad de acuerdos conjuntos.

“Junto con nuestros socios, queremos que el Mercosur constituya una plataforma para nuestra integración efectiva al mundo, a través de la negociación conjunta de acuerdos comerciales equilibrados que respondan a nuestros objetivos estratégicos de desarrollo”, expresan en el escrito ambos presidentes.

Uruguay anunció recientemente su intención de negociar, por fuera del bloque, un acuerdo comercial con China y la Alianza del Pacífico (grupo formado por Chile, Colombia, México y Perú), que va en contra de las reglas del Mercosur. La iniciativa abrió una crisis directa entre los gobiernos argentino y uruguayo, que Lula pretende ayudar a sofocar.

Luiz Inácio Lula da Silva posa para una foto en el Palacio de Planalto, en Brasilia, con el Presidente de Uruguay, Luis Alberto Lacalle Pou, a la derecha, y los exmandatarios de ese país José "Pepe" Mujica y Julio María Sanguinetti. Foto: AP

El gobierno brasileño tampoco ve con buenos ojos la iniciativa uruguaya, pero pretende negociar. En una entrevista con el diario Folha de Sao Paulo, también publicada este domingo, el canciller Mauro Vieira deja claro que un acuerdo independiente de Uruguay “destruiría” el bloque, pero destaca que es posible negociar.

“Si negocias en el exterior, destruyes el arancel (externo común, TEC), tenemos que examinarlo, porque el Mercosur no es el mismo que era en el momento de creación, lo que se puede hacer en términos de algún tipo de concesión”, señaló.

Precisamente, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) culminará su gira el miércoles en Montevideo, en donde se encontrará con su par uruguayo, Luis Lacalle Pou. Se espera además que visite al amigo y expresidente José Mujica. En febrero, Lula debe ir a Estados Unidos. En marzo, tiene previsto viajar a China.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..