Noruega revive papel mediador y apuesta a destrabar la crisis en Venezuela

729156-01-07

Nicolás Maduro participa de una ceremonia en una base naval en Catia La Mar.

Juan Guaidó confirmó que una delegación opositora viajó a Oslo para evaluar una salida a la crisis. La cita fue por separado.


Bajo siete llaves se habían mantenido hasta el miércoles una serie de encuentros entre representantes de Nicolás Maduro y Juan Guaidó bajo el paraguas de Noruega, como vía exploratoria de diálogo entre ambas partes para buscar una salida a la crisis venezolana. La revelación de la cita, que fue confirmada por el propio líder opositor y que despertó desconfianza en sus propias filas, revivió el papel de Oslo como sede histórica en la resolución de conflictos.

Pese a no confirmar la existencia de una mesa formal diálogo, desde la misma cancillería noruega señalaron que sí hubo reuniones en Oslo entre chavistas y antichavistas, aunque por separado.

Tras estos encuentros, descritos como "exploratorios", los delegados de ambas partes regresaban esta noche a Caracas para consultar con sus respectivos dirigentes los próximos pasos a seguir.

De acuerdo con información difundida por la radiotelevisión pública noruega, NRK, los encuentros se iniciaron en Cuba y continuaron en Oslo, en un lugar secreto.

La delegación del gobierno de Maduro fue encabezada por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez y el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, mientras que por la oposición viajaron el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), Stalin González; el exministro del gobierno de Carlos Andrés Pérez y asesor cercano a Guaidó, Fernando Martínez Mottola, y el exdiputado Gerardo Blyde.

"Todas las opciones"

La vía exploratoria se produce a dos semanas del fallido llamado a un levantamiento civil y militar realizado por Guaidó y su mentor político, Leopoldo López, liberado por las fuerzas opositoras de su arresto domiciliario.

"No confundamos el objetivo con los mecanismos. Hemos dicho que probaremos todas las opciones. Estamos enamorados de Venezuela, no de ningún mecanismo", dijo Guaidó ante la Asamblea Nacional. "Entiendo las dudas naturales que surgen entre ustedes debido a frustraciones pasadas", agregó.

Fue el acercamiento entre el líder palestino Yasser Arafat y el premier israelí Isaac Rabin en el marco de los Acuerdos de Oslo en 1993 el hito que sentó el precedente de Noruega como facilitador de diálogo en conflictos. Más tarde, los noruegos mediaron para resolver las crisis en Bosnia, Sri Lanka, Sudán y Afganistán, mientras que en 2003 se creó el Centro Noruego para la Resolución de Conflictos.

Oslo también fue un importante actor en el proceso de diálogo llevado a cabo en La Habana, entre la entonces guerrilla de las FARC y el gobierno de Colombia, que derivó en la firma de un cuestionado pero histórico acuerdo en 2016. También Noruega acogió citas entre funcionarios españoles y dirigentes de ETA.

Tabú en Venezuela

La palabra "diálogo" se ha transformado en una suerte de tabú para los venezolanos, considerando el último intento en la fallida mesa de 2018 en República Dominicana, que derivó en el triunfo de Maduro en los comicios del año pasado, luego que la oposición decidiera restarse de las elecciones.

Pero mientras el chavismo insiste en que el "diálogo es parte de la solución", como apuntó hoy el ministro Rodríguez a través de su cuenta de Twitter, y la oposición intenta minimizar sus diferencias apuntando a "varias vías exploratorias" como el Grupo de Lima o el Grupo de Contacto, con el rol de Oslo la situación en Venezuela podría iniciar una nueva fase.

Para analistas como el académico de la Universidad Columbia y experto en América Latina, Christopher Sabatini, "las conversaciones son un reconocimiento implícito de que un cambio impulsado por el Ejército no está funcionando y puede representar la mejor opción para un cambio pacífico. Y que Noruega está involucrada como corredor es importante". Sin embargo, dijo a La Tercera, a su juicio la clave está en garantías como "nuevas elecciones y un gobierno interino sin Maduro".

Según legisladores como Omar González de Vente Venezuela -la facción de María Corina Machado- "los venezolanos agradecen la intención de Noruega de intentar buscar una solución al conflicto, pero la inmensa mayoría no tiene esperanzas de que esto avance".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.