Aduanas incauta nueve guacamayos que eran transportados en la cabina de un camión

Autor: R.R.

Una fiscalización en El Loa permitió descubrir la internación y transporte ilegal de estas aves que "lo más probable es que sean de la selva amazónica". Los animales, que viajaban dentro de una caja de manzanas, se recuperan bajo la supervisión del SAG.


Nueve guacamayos fueron rescatados por fiscalizadores del Servicio Nacional de Aduanas en la avanzada El Loa. Las aves eran transportadas en la cabina de un camión dentro de una caja de manzanas y pretendían ser puestos a la venta en la zona central del país.

¿Cómo se logró el rescate? El director regional de Aduana de Iquique, Dennys Beltrand Santos, explicó que el procedimiento se efectuó al mediodía de este martes cuando los funcionarios fiscalizaron un camión y detectaron un bulto escondido en la cabina. “Al abrirlos hallaron dos cajas y en su interior 9 aves somnolientas, al parecer dopadas, de la especie guacamayo”, explicó el Director Regional de la Aduana de Iquique, Dennys Beltrand Santos.


Galería: Los guacamayos rescatados por Aduanas


“Como estaban ocultas se configuró inmediatamente el delito de contrabando con el agravante de tratarse de aves protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (Cites)”, añadió.

Los guacamayos fueron cuidados y alimentados por los funcionarios de Aduanas, quienes molieron frutas para darles de comer. “Llegaron muy mal y tras los primeros cuidados se recuperaron. El mayor debe tener 45 días y el más pequeño alrededor de 9 días de nacimiento debido a que recién abrió sus ojos”, añadió Beltrand

Y ¿Cuál es el origen de estos guacamayos? “Lo más probable es que sean de la selva amazónica”, puntualizó la autoridad.

Este hecho fue notificado al Ministerio Público, entidad que instruyó entregar a Carabineros al camionero y al Servicio Agrícola y Ganadero las aves.

Sobre el camionero, el hospiciano A.S.V. (36), fue apercibido por Aduanas por el delito de contrabando y se expone a penas de cárcel y una multa de hasta 5 veces el valor de las mercancías. “Es decir, el infractor deberá enfrentar una multa cuyo monto mínimo parte en $13,5 millones y puede llegar a un máximo de $67 millones”, señaló Beltrand.

¿Y los polluelos? Funcionarios del SAG los fueron a buscar y constataron su estado de salud, tras lo cual los trasladaron a Iquique para una evaluación veterinaria y decidir su futuro.

Seguir leyendo