Aguas Andinas se declara en Alerta Temprana Preventiva por escasez hídrica en la Región Metropolitana

Por su parte, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, afirmó desde el embalse El Yeso que “esta es la peor sequía de la historia. Por esta razón estamos trabajando junto a las sanitarias con medidas excepcionales de cara a la hipersequía”.




Ante el complejo escenario hídrico que se registra en la Región Metropolitana, la empresa sanitaria Aguas Andinas -que provee de agua potable y alcantarillado a todas las comunas de Santiago, exceptuando a Maipú y Cerrillos- se declaró en Alerta Temprana Preventiva para las zonas abastecidas por los ríos Maipo y Mapocho y llamó a los usuarios a hacer un uso eficiente y responsable del suministro.

El anuncio se dio en el marco de la visita del Ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, al Embalse El Yeso, la principal reserva de agua para la ciudad, en momentos en que la disponibilidad hídrica en Santiago se ha visto mermada frente a la ausencia de precipitaciones de agua y nieve en la zona central.

Según informaron desde la sanitaria, aunque el Embalse El Yeso “se encuentra en 80% de su capacidad máxima, esto ha sido posible solo gracias a la gestión eficiente en la cuenca, la redistribución del recurso y el trabajo colaborativo entre la compañía y los canalistas de la primera sección del río Maipo”.

Además de llamar a un uso responsable del agua, la empresa informó que “activó diversas acciones en su operación, movilizando recursos de acuerdo a sus protocolos de contingencia y activando planes de continuidad de negocios que minimicen los riesgos de restricciones de cara a la ciudadanía”.

En la ocasión, el ministro Moreno afirmó que “esta es la peor sequía de la historia. En julio llovió 0,6 mm, y no tuvimos acumulación de nieve. Estamos con peores indicadores incluso que en 2019. Por esta razón estamos trabajando junto a las sanitarias con medidas excepcionales de cara a la hipersequía. Gracias a las diversas obras de Aguas Andinas como la Planta de Padre Hurtado y Pozos de Cerro Negro-Lo Mena, además del trabajo colaborativo con los regantes, hoy estamos mejor preparados frente a esta situación”.

Alerta Temprana Preventiva

Cristián Schwerter, director de Planificación, Ingeniería y Construcción de Aguas Andinas, señaló por su parte que la Alerta Temprana Preventiva busca anticiparse y proteger el abastecimiento de agua potable para la Región Metropolitana.

“La situación que vivimos es compleja, ya que este invierno prácticamente no ha llovido. Por ello, hemos activado nuestra Alerta Temprana Preventiva asociada al Plan de Contingencia por Sequía, que busca advertir la condición de escasez que evidencian las fuentes superficiales y con ello levantar las alertas de impulsar un uso más eficiente y responsable del agua, pero no representa ningún impacto en el servicio de agua potable que recibe la ciudadanía”.

“La actual condición del embalse El Yeso es una buena noticia, pero somos conscientes que no podemos bajar los brazos y debemos continuar desplegando todas las inversiones, buscando nuevas alternativas de fuentes de abastecimiento y activando todos los proyectos de largo plazo que nos permitan enfrentar no solo este verano, sino que también los próximos periodos, pues los pronósticos indican que la sequía nos seguirá golpeando”, agregó Schwerter.

En este escenario, desde la sanitaria indicaron que buscan avanzar “en modalidad fast track en distintos proyectos, ya que la urgencia de la situación así lo amerita”. Entre ellos, el de reúso de aguas depuradas en las biofactorías, otorgando una segunda vida al agua y un uso más eficiente de recurso para fines como el agrícola, industrial y riego de grandes áreas verdes.

Reservas adicionales para eventos de extrema turbiedad

Asimismo, desde Aguas Andinas indicaron que con el objetivo de contar con mayor autonomía en episodios de turbiedad extrema -como el ocurrido en enero pasado producto de un intenso sistema frontal que generó deslizamientos de tierra- en la zona se desarrollará el proyecto El Manzano-Toma Independiente. Esta obra forma parte de la tercera fase del Plan de Resiliencia de la empresa, que permite una autonomía de abastecimiento de agua potable desde 48 horas y hasta tres meses para la zona abastecida por el río Maipo.

El proyecto El Manzano-Toma Independiente implica una inversión cercana a $35 mil millones, y se traduce en una nueva captación de agua cruda desde el río El Yeso, 5,7 kilómetros aguas arriba desde la actual toma independiente del río Maipo. Desde allí, el flujo será conducido, evitando el cauce del río, mediante un ducto hasta la planta de producción Las Vizcachas, gracias a lo cual el agua llegará sin los sedimentos que arrastra en épocas de lluvias intensas y aluviones.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.