Álvaro Erazo, exministro de Salud (2008-2010): “El gobierno tiene que hacer un esfuerzo para comunicar adecuadamente”

Álvaro Erazo, exministro de Salud.

El médico enfrentó en 2009 la pandemia del H1N1. Valida actual estrategia, pero advierte que mezclar contenidos, como Covid-19 y plebiscito, dañan la credibilidad.




Al exministro de Salud Álvaro Erazo le tocó enfrentar en 2009 la pandemia del virus H1N1. Al mando del Minsal dirigió los equipos para hacer frente a la emergencia que, en Chile, afectó a más de 12.258 personas y ocasionó 155 muertes. Hoy analiza el escenario que se vive con el Covid-19 y estima que la reacción del gobierno para enfrentar esta nueva pandemia ha sido “adecuada” para la fase que atraviesa el país.

¿Qué medidas fueron exitosas para controlar la pandemia del H1N1?

Principalmente, la capacidad de comunicación de riesgos que tuvimos los equipos de salud, con el fin de cambiar ciertos hábitos y costumbres que la población tenía hasta ese entonces. De hecho, se cambió la forma de protegerse la boca al estornudar o toser, algo que, hasta el día de hoy, sigue siendo un capital social que se ha mantenido en las recomendaciones que está haciendo el ministerio para prevenir los contagios. Ahí, tanto el rol de los comunicadores sociales, el ministerio, los profesionales, los equipos de salud, son muy relevantes y tienen que ver también con la legitimidad que la autoridad sanitaria tiene y debe tener, para que justamente la gente vaya cambiando sus comportamientos y le haga caso a las autoridades de salud. Lo otro que destaco es haber contado con un plan nacional de manejo de las pandemias.

¿Cree que actualmente las autoridades de Salud tienen esa legitimidad?

Sobre eso, creo que haber constituido un consejo asesor es una muy buena decisión, pero que se debió implementar antes. Claramente el gobierno hoy día tiene problemas de credibilidad, pero en materias de salud, yo tiendo a pensar que la gente busca información en las autoridades que son responsables , y creo que el gobierno tiene que hacer un esfuerzo mayor para comunicar adecuadamente.

¿Ha visto problemas en la comunicación de riesgos?

Sí, por ejemplo la opinión que entregó el ministro en relación a la posibilidad de realizar el plebiscito fue absolutamente innecesaria, no le agregó nada a favor en materia de comunicación de riesgo a la población, generó incertidumbres y afectó la credibilidad de una autoridad. Afortunadamente, esto no ha sido reiterado.

¿Hay alguna medida que considere necesaria que aún no haya sido decretada?

No, hasta ahora los casos que se han identificado tienen un origen externo y en esta etapa, que es de contención, se ha actuado adecuadamente. Siempre la insistencia en el lavado de manos es muy importante. Lo que sí creo es que hay que hacer más esfuerzos en la comunicación amigable a la población infantil, pese a que no son un foco importante desde el punto de vista del riesgo.

¿Hay similitudes con la pandemia que le tocó enfrentar a usted?

Los mecanismos de transmisión son bastante parecidos, principalmente son las vías aéreas respiratorias las que se afectan. En este caso, desde el punto de vista de requerimiento de camas críticas, vamos a enfrentar situaciones parecidas. Nosotros, desafortunadamente, tuvimos un problema, porque nos pilló en mayo, casi entrando al invierno. Ahora, en cambio, tuvimos una latencia favorable, ya que no hemos entrado en periodo invernal y eso nos ha permitido acondicionar mucho mejor la red para la contingencia del virus sincicial respiratorio y la influenza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.