Carlos Vöhringer, director de Protección Integral del Hogar de Cristo: “El ministerio debe excluir el alcohol de los bienes esenciales”

Carlos Vöhringer: “El consumo de tabaco también ha aumentado en estos meses de encierro”.

El psicólogo explica que, pese a que aún no hay datos estadísticos, “ha aumentado la ingesta del alcohol en confinamiento”.




Aún no hay antecedentes cuantitativos que den cuenta sobre cómo se ha comportado el consumo de drogas en Chile durante esta pandemia. El Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) se encuentra haciendo una encuesta online para identificar cómo ha evolucionado el consumo de sustancias durante el confinamiento. Según el director de Protección Integral y Apoyo Terapéutico del Hogar de Cristo, Carlos Vöhringer, esta debería tener sus resultados la próxima semana y podrían no ser buenos.

¿Ha aumentado el consumo de drogas en estos meses de encierro?

Aún no hay evidencias de lo que está pasando, de datos duros. Este fin de semana el Senda terminará de levantar la encuesta (sobre consumo de drogas en pandemia), ha contestado mucha gente y cerca de la primera semana de julio vamos a tener los resultados sobre qué ha pasado en Chile con el consumo de drogas. Lo que hemos estado viendo es que a propósito del confinamiento se profundizan los problemas de salud mental por estrés y ha habido una tendencia en la población adulta a consumir alcohol en este periodo. Hoy está en tela de juicio el Ministerio de Economía a propósito de cuáles son los bienes esenciales para comprar. Es cosa de ver los delivery cómo están proveyendo alcohol. Antes de las cuarentenas, había filas afuera de las botillerías. Hago un llamado a que el ministerio excluya el alcohol de los bienes esenciales o al menos que se regule de una manera distinta. Hoy nadie está chequeando si el que pidió alcohol es mayor o menor de edad.

¿En qué sentido ha cambiado el consumo del alcohol?

La gente comenzó a consumir más temprano durante el día y esto se conecta con la disponibilidad económica y probablemente los grupos más desfavorecidos han cambiado sus patrones. El consumo de tabaco también ha aumentado.

¿Qué ha pasado con los adolescentes?

Ellos suelen consumir en contextos fuera de la vista de los adultos. Como eso hoy no está sucediendo, como ahora están conviviendo en la casa, los niños y adolescentes que consumen alcohol en este periodo han tendido a la baja.

¿Qué ha pasado con el consumo de sustancias ilícitas?

Ha aumentado el reparto de sustancias a través de redes sociales, dispositivos móviles y aplicaciones. Es muy probable que ese sea el gran mecanismo, porque la gente está confinada y no hay desplazamiento. La oferta probablemente ha disminuido. Uno tiende a pensar que hay menos droga ilícita disponible para ofrecer a propósito del cierre de fronteras y que han aumentado los precios.

¿Cuáles cree serán los efectos pospandemia en el consumo de drogas?

Hoy las personas que están en tratamientos, siguen haciéndolos. Un porcentaje de ellas ha hecho teleintervención y son menos las que están recibiendo una terapia residencial. Hoy la oferta es de cerca de 30 mil plazas al año y las personas que declaran necesitar recibir ayuda son el doble.

Comenta