Cema Chile y la disputa con Bienes Nacionales que marcó los últimos años de Lucía Hiriart

Lucía Hiriart dejó en 2016 la presidencia de la fundación que dirigió por más de 40 años. La entidad fue investigada por la justicia y devolvió 108 inmuebles al Fisco. Este año, el CDE pidió su disolución definitiva tras recuperar $ 18 mil millones.




Fue el 19 de enero de 2019. Casi en silencio. En una pequeña sede de calle Bilbao. Con poco más de 14 funcionarios y ninguna socia, de las más de 11 mil que llegó a tener. Luego de 67 años de existencia, 43 de los cuales los encabezó Lucía Hiriart, la fundación Cema Chile entregó la última de sus propiedades al Ministerio de Bienes Nacionales y cerró sus puertas definitivamente.

La institución fue creada en 1954, durante el segundo gobierno del Presidente Carlos Ibáñez del Campo. Su objetivo era “dar bienestar espiritual y material a la mujer chilena”, según su acta de fundación. Sin embargo, después de que en 1973 la esposa de Augusto Pinochet asumiera su control, se convirtió en una de las entidades de beneficencia más controvertidas del país.

Los últimos años de vida de Lucía Hiriart, de hecho, estuvieron marcados por el denominado “caso Cema Chile”, producto de la investigación judicial a la fundación y los 108 inmuebles (avaluados en $ 6.123 millones) que la entidad aún mantenía y que tuvo que restituir: más de 80 a Bienes Nacionales, 20 a instituciones de beneficencia y cuatro a municipalidades.

La última actuación judicial que se registra fue la petición que hizo en septiembre de este año el Consejo de Defensa del Estado (CDE) respecto de la disolución total de Cema Chile, luego de que se recuperaran $ 18 mil millones en bienes. Esta fue la lápida de la fundación a casi siete décadas de haber sido creada.

Años de poder

En octubre de 2018, Reportajes de La Tercera consignó que entre las décadas del 70 y 80, Cema Chile tuvo presencia a lo largo de todo el país con más de 300 propiedades que le fueron entregadas de forma gratuita por el régimen de Pinochet. Por aquel entonces, una investigación del programa Contacto, de Canal 13, reveló que los ingresos de la fundación por la venta de propiedades que alguna vez fueron del Fisco superaban los $ 8.900 millones. De hecho, un informe de la PDI de 2005 daba cuenta de la reestructuración de su esquema financiero. Si antes dependía de subvenciones y donaciones del Estado, posteriormente se dedicó a la venta y arriendo de las propiedades bajo su poder.

Así, según lo detallado por la policía, entre 1990 y 2005 Cema Chile vendió casi un centenar de propiedades por más de $ 5.633 millones. Posteriormente, una investigación que llevó a cabo el CDE también apuntó al dinero obtenido en esas operaciones.

Lucía Hiriart encabezó esta fundación desde 1973. En octubre de 1989, meses antes de que Patricio Aylwin asumiera la Presidencia, Cema cambió sus estatutos y quedó bajo el mando de la esposa del comandante en jefe del Ejército: Hiriart. Y en 1996 se volvieron a cambiar sus estatutos. La dirección quedó a cargo de la socia que hubiese estado 10 años o más como presidenta o vicepresidenta: nuevamente Hiriart. Fue recién en agosto de 2016 cuando dejó el cargo.

Arista del “caso Riggs”

Los problemas de Cema comenzaron en julio de 2004, después de que el subcomité permanente de investigación del Senado de EE.UU. descubrió movimientos bancarios sospechosos en el Banco Riggs, de Washington. Los legisladores norteamericanos perseguían rastros de financiamiento del terrorismo internacional, pero -entre otras cosas- terminaron encontrando 125 cuentas secretas de Augusto Pinochet y sus colaboradores, por más de US$ 21 millones. En Chile, una de las aristas del “caso Riggs” fue Cema Chile y la gestión de sus dineros.

La causa fue investigada por cuatro ministros: Sergio Muñoz, Carlos Cerda, Manuel Antonio Valderrama y Guillermo de la Barra. Este último siguió una eventual malversación de caudales y apropiación indebida de propiedades del Fisco por parte de Cema Chile. Finalmente, el 18 de marzo de 2019, luego de casi tres años de investigación, sobreseyó el caso sin procesados y sin acreditar ilícitos.

A esta resolución no apeló el CDE, uno de los querellantes. Antes, el 15 de marzo de 2018, el Fisco, en representación del Ministerio de Bienes Nacionales, firmó un acuerdo con la fundación para la devolución de 108 inmuebles. Del dinero obtenido por ventas anteriores no hubo certeza de que fueron ocupados en la beneficencia, pero tampoco existieron imputaciones.

Consultado Bienes Nacionales, se informó que de los 82 inmuebles traspasados por Cema Chile al Fisco, 61 se encuentran con ocupaciones vigentes, por diferentes entidades, y 21 aún tienen trámites pendientes

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.