Felipe Guevara, intendente de la Región Metropolitana: "Una democracia que reprime la manifestación es una falsa democracia"

FelipeGuevaraWEB

De Lo Barnechea a la Intendencia. El exalcalde aborda las prioridades de su gestión, cómo va a enfrentar las protestas y el rol de los ediles. "Son 30 años de bronca ciudadana que no vamos a arreglar en 30 minutos", dice.




Han pasado cinco días desde que llegó a Morandé 93. Felipe Guevara renunció el pasado martes a la alcaldía de Lo Barnechea, comuna que no suspendió sus clases en ningún momento durante las protestas. Sus decisiones son rápidas. Dice que después de 30 minutos de que el Presidente Sebastián Piñera le ofreciera por teléfono asumir la Intendencia de la Región Metropolitana (RM), "lo llamé para decirle que aceptaba el desafío".

-¿Cómo ve el rol de intendente en medio de la crisis social?

-Con mucha responsabilidad, con calma y con un mensaje muy claro del Presidente: aquí no hay una segunda etapa del gobierno, sino que hay un nuevo gobierno. Vamos a revisar el programa, a poner los énfasis y a escuchar más. Esto no se trata de $ 30. Son 30 años de bronca ciudadana que no vamos a arreglar en 30 minutos, y eso la gente lo sabe. Esto es un proceso de cambio que va a durar tiempo.

-Cuando lo nombraron como intendente surgieron algunas críticas, principalmente por supuestos pagos de una empresa minera. ¿Cómo responde a eso?

-Eso lo ha señalado un exdeportista. Él está demandando por mí, por injurias y calumnias. Eso es un proceso que se ve en los tribunales de justicia. Se trata de acusaciones sumamente injustas.

-La vocera de gobierno, Karla Rubilar, tuvo un rol activo y mediático como intendenta. ¿Cómo enfrenta las expectativas que pesan sobre su cargo?

-Tengo la vara muy alta. Ella fue una gran intendenta. Creo que el rol en los medios es muy importante, porque la gente espera información de sus autoridades. Tengo un rol en materia de medio de comunicación que no siempre se me da fácil, pero entiendo que es parte de mi trabajo y lo voy a hacer. Ojalá con el mismo éxito que tuvo Karla Rubilar.

-¿Cuál será el eje de su gestión?

-En este momento, tenemos que llevar calma, tranquilidad y paz a las comunas. Luego de eso hay que trabajar en la reconstrucción. Hay mucho daño, ha habido mucha violencia, en el sector privado y público. Después, viene trabajar fuerte en la seguridad ciudadana y en la integración. Tenemos enormes e indignantes diferencias territoriales que hay que resolver.

-¿Como se gestionará y cuáles serán las prioridades de la recuperación de los espacios públicos dañados tras las protestas?

-Lo que va a hacer la intendencia es entregar fondos propios ($ 5.500 millones) y fondos de la Dipres, pero la idea es que sean los municipios los que definan cómo invierten esos recursos.

-La inequidad de la ciudad y los espacios públicos es uno de los temas que han surgido en esta crisis. ¿Cómo abordará el desarrollo urbano de la RM?

-Hay que repensar muchas cosas. Queremos tener más áreas verdes, mejores viviendas sociales y espacios públicos. En Chile se destina solo el 5% de la ciudad a vialidad. En países desarrollados eso llega hasta el 25%. Esas son las cosas que hay que ir corrigiendo.

-¿Se les debe dar más importancia a los gobiernos comunales?

-Cuando le di el sí al Presidente para asumir este cargo, le dije que es el momento de los alcaldes. Ellos tienen legitimidad democrática y mucha calle. Abrir un espacio para ellos es simplemente esencial. Queremos poner a los alcaldes en la primera línea. Tienen razones en protestar en que han sido ninguneados durante muchos años; nosotros queremos revertir eso.

-Considerando que este movimiento es "autoconvocado", ¿cuál será el manejo que su gestión hará de las protestas no autorizadas? ¿Cuál será su instrucción a Carabineros?

-Es una situación muy compleja. Tenemos que estar monitoreando minuto a minuto, porque no hay una programación de marchas; por lo tanto, estamos atentos con Carabineros y la PDI para ir reaccionando. Las manifestaciones las tomamos como un gesto de democracia, como un síntoma de una democracia viva, activa. Una democracia que reprime la manifestación, que impide la manifestación, es una falsa democracia. Lo que pedimos es que sea en orden, sin violencia, sin saqueos y sin delincuencia. Pero la manifestación en sí misma nos agrada. Estamos por el derecho a manifestarse y contra el vandalismo.

-¿Dará luz verde a la realización de eventos masivos, como la Copa Libertadores, mientras las manifestaciones no declinen?

-El lunes (hoy) tengo una reunión con la ANFP donde vamos a conversar tres asuntos, y uno de ellos es la Copa Libertadores. Hay que discutir con la dirigencia en qué condiciones podría realizarse.

Comenta