Fiscalía Judicial de la Suprema advierte que cárceles no garantizan evitar el contagio y califica situación como “bomba de tiempo”

carcel

El informe apunta a que la inexistencia de celdas individuales no permite el distanciamiento social, y sostiene que las cárceles de 10 regiones tienen acceso a agua potable aunque de forma parcial.




Las cárceles del país han levantado las alarmas de varias autoridades debido al peligro de contagio de Covid-19 considerando los altos niveles de hacinamiento en los penales. El lunes, Gendarmería reportó que la cantidad de funcionarios y reos contagiados se duplicó en una semana, llegando a 83.

El gobierno está pronto a despachar un proyecto de ley que busca entregar indultos conmutativos a reos de baja peligrosidad y que cumplan con ciertos requisitos para acceder al beneficio, mientras distintas voces alertan sobre la situación de los recintos carcelarios del país.

La semana pasada, el jefe de la Unidad de Derechos Humanos de la Defensoría Penal Pública, Tomás Pascual, advirtió que la situación al interior de las cárceles “es preocupante”: "Hay que sacar ahora a los presos, es el momento de medidas audaces para evitar una crisis carcelaria por el Covid-19″, dijo.

Y este martes, la Fiscalía Judicial de la Corte Suprema evacuó un informe de 29 páginas respecto a la situación carcelaria en el que califican la situación como “una bomba de tiempo”.

El documento, redactado por la fiscala judicial del máximo tribunal, Lya Cabello, se denomina “Situación recintos penitenciarios en pandemia Covin-19”, y en él se realizan una serie de advertencias respecto al nivel de hacinamiento.

En el documento se lee que “esta Fiscalía ha realizado las gestiones de que da cuenta este informe teniendo especialmente en consideración que las condiciones de hacinamiento de nuestros recintos de reclusión impiden realizar cualquier medida de resguardo o paliativa del contagio del virus en forma eficiente o que alcance los estándares requeridos para prevenir su propagación”.

Respecto al hacinamiento, destaca "la inexistencia de celdas individuales en la gran mayoría de los casos, lo que impide la primera medida recomendada para la contención del contagio, como es el distanciamiento social; el que resulta imposible de cumplir en esos recintos, más aún cuanto que los internos permanecen encerrados en dormitorios colectivos más de 15 horas diarias, un reciente informe del INDH reveló que cerca del 51% de los reos hombres no cuenta con una cama propia para dormir”.

En relación a los lugares que se han dispuesto para los internos contagiados con Covid-19, el informe ejemplifica con la situación en el Centro de Detención Preventiva Santiago Sur, donde se detalla que el lugar dispuesto para ese propósito “se trata de un lugar que antes se utilizaba para celdas de castigo, que no cuenta con entrada de luz natural, es muy frío y húmedo, las camas por cada celda se encuentran emplazadas en bloques de concreto y empotrada a la muralla, además que el baño en cada una de estas celdas, es abierto, con urinarios comunes y, si bien tiene servicio permanente a agua potable, ésta es solo fría, indicándole que el lugar destinado a posibles contagiados, no cuenta con las condiciones mínimas para personas que pudieran presentar síntomas de una neumonía agravada, como se trata de la enfermedad por coronavirus”.

Sobre el acceso a agua potable, se sostiene que “solo en 10 regiones y de manera parcial los centros penitenciarios cuentan con agua potable suficiente y durante todo el día para que los internos y funcionarios puedan realizar la primera instrucción entregada por las autoridades sanitarias de lavarse las manos frecuentemente”.

Al respecto, Cabello apuntó a que “el sistema de hacinamiento es una bomba de tiempo y en cualquier momento puede producir un brote que no podamos controlar”.

“En la medida que tenemos el hacinamiento y la cantidad de personas en las cárceles, significa un foco de contagio, y no solo en las personas privadas de libertad, sino de toda la comunidad. Un foco de contagio, es un foco de contagio para todos, entonces no solo es una preocupación de Gendarmería”, sostuvo la fiscal.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.