Congreso despacha veto aditivo al proyecto de indultos conmutativos con votos en contra de Chile Vamos

Diputados visaron la iniciativa presentada por el Presidente Sebastián Piñera, por un total de 92 sufragios a favor, 13 en contra y 3 abstenciones. Sin embargo, antes de ser promulgada deberá superar un recurso presentado en el TC por senadores oficialistas.




La Cámara de Diputadas y Diputados aprobó y despachó el veto aditivo que el Presidente Sebastián Piñera presentó para subsanar el proyecto de ley que concede un indulto general a un grupo de 1.300 reclusos en medio de la emergencia por el Covid-19, permitiéndoles cumplir su pena fuera de las cárceles mediante un arresto domiciliario total.

La iniciativa había sido revisada por la sala del Senado durante esta mañana, donde se aprobó por 31 votos a favor, 4 en contra y 6 abstenciones, con algunas críticas de senadores de Chile Vamos.

Y la tarde de este miércoles la Cámara Baja hizo lo mismo, visando la iniciativa por un total de 92 sufragios a favor, 13 en contra y 3 abstenciones. Los votos de rechazo provinieron de sectores de Chile Vamos.

Así Sergio Bobadilla (UDI), Juan Antonio Coloma (UDI), Mario Desbordes (RN), Camila Flores (RN), María José Hoffmann (UDI), Harry Jürgensen (RN), Miguel Mellado (RN), Celso Morales (UDI), Christian Moreira (UDI), Luis Pardo (RN), Jorge Rathgeb (RN), Ignacio Urrutia (Partido Republicano), Osvaldo Urrutia (UDI) y Gastón Von Mühlenbrock (UDI), rechazaron la iniciativa del gobierno.

El jueves pasado el Mandatario había anunciado la presentación de este veto, luego de que la Cámara rechazara -con votos en contra de Chile Vamos- el informe de la comisión mixta que consignaba sanciones para los beneficiarios que incumplan su arresto domiciliario total, volviendo esta ley inviable.

Y, además, en medio del anuncio, un grupo de senadores de Chile Vamos decidió acudir al Tribunal Constitucional (TC) buscando que se declare la inconstitucionalidad de la exclusión del resto de la población penal, es decir, presos por delitos de lesa humanidad en Punta Peuco y todo aquel que haya cometido un ilícito de gravedad.

El TC informó esta jornada que el próximo lunes se realizará una audiencia pública para escuchar a las partes interesadas en el recurso.

En medio de todo este debate, el gobierno anunció que pondría discusión inmediata al proyecto de ley humanitaria -que busca conmutar las penas a presos mayores de 75 años que hayan cumplido la mitad de su pena y con serios problemas de salud-, como un “gesto” para Chile Vamos y así buscar que bajaran el recurso presentado ante el TC. Pero que le significó al Ejecutivo fuertes críticas por parte de la oposición.

Larraín confía en fallo favorable en el TC

El ministro de Justicia, Hernán Larraín se mostró conforme con la jornada en el Congreso, pero lamentó que deban esperar al fallo del TC para promulgar la iniciativa.

“Lamentablemente la aprobación del Congreso no nos va a permitir mañana tener a estas personas, a estos mil trescientos afuera de los recintos penitenciarios, evitando la congestión y la posible contaminación, porque hay un requerimiento que lo impide", indicó.

Agregó que "tendremos que esperar que el TC zanje esta cuestión por el requerimiento planteado y eso posterga, tal vez por semanas, que estas 1.300 personas cumplan sus penas con arresto domiciliario. Tenemos confianza que el fallo del TC va a ser favorable a nuestra posición, porque nos hemos fundado en antecedentes objetivos de carácter sanitario y hemos hecho en conformidad a la política criminal que sustenta esta posición, simplemente una diferenciación objetiva por delitos y tratamos a los delitos graves y menos graves, en sus distintas escalas, por igual. No hay una discriminación arbitraria”.

Para complementar que “si hubiese seguido el criterio que otros sustentan y que han llevado por el requerimiento al TC, estarían saliendo, entrando a arresto domiciliario, por la aplicación que otros quieren hacer 90 personas que hoy cumplen penas por violación o abuso sexual infantil y 26 homicidios. Esa no es la política que nosotros buscamos”.

Para concluir que "a mí me parecía del todo obvio, y más todavía con la contundente votación que hemos obtenido hoy día del veto, que uno pareciera que está perdiendo el tiempo al ir al TC, lo está perdiendo el país. Se está complicando la situación de los recintos carcelarios”.

Debate en sala

El debate en la sala de la Cámara estuvo marcado por la exclusión de este beneficio para condenados por delitos de lesa humanidad.

El diputado del Partido Republicano, Ignacio Urrutia votó en contra del proyecto, justificando su medida “porque simplemente no creo que el Presidente vaya a indultar, por medio de la atribución que tiene, no creo que lo haga, porque ya han fallecido 11 exuniformados esperando precisamente ese indulto y los han dejado morir en prisión. Que ahora que diga que ocupara ese indulto, no lo creo”.

El DC Matías Walker, en tanto, apuntó a los parlamentarios que acudieron al TC por este proyecto, calificándolos de inconsecuentes.

“Lean el catálogo de delitos excluidos en el proyecto, está excluido el homicidio, el parricidio, la violación, el abuso sexual a menores de 14 años. A esos condenados están yendo a defender al TC, qué vergüenza. Los mismos que dijeron que había una puerta giratoria, que se le iba a acabar la fiesta a los delincuentes, van al TC a defender a esos delincuentes. Eso es inconsistencia, eso es lo que tiene cansada a la gente”, indicó.

Una de las intervenciones más polémicas fue la realizada por el presidente de RN, Mario Desbordes.

“Este proyecto no va a sacar a ningún porcentaje medianamente considerable de personas privadas de libertad de las cárceles (...). No va a salir ninguno de los actuales contagiados, cero. La medida no es sanitaria, no quedarán fuera del sistema los contagiados por el coronavirus. Se seguirán contagiando internos con coronavirus”, comenzó diciendo.

Para agregar: “Lean el informe Rettig, es muy categórico, cataloga de violadores a los derechos humanos a los agentes del Estado, sí por supuesto, pero también considera violadores de los derechos humanos a los delincuentes del Frente Manuel Rodríguez, del Lautaro, del MIR”.

“Se dejó en libertad a todos los Frentistas, Lautaristas, Miristas que cometieron delitos en el gobierno militar, al 100%, para el informe Rettig son violadores a los derechos humanos (...) Pero aquí entramos en el otro debate, un debate asqueroso, si los muertos míos son menos importantes que los tuyos. Si tus asesinos son mejores que los míos, eso es asqueroso, el delincuente es delincuente”, agregó.

Justamente esta última parte del discurso de Desbordes fue cuestionada por algunos parlamentarios del Partido Humanista, como Pamela Jiles y Raúl Alarcón (Florcita Motuda).

Jiles pidió al diputado RN que se retractara por tratar de delincuentes a los integrantes del Frente Manuel Rodríguez, calificándolo como “un insulto personal”; mientras que Florcita Motuda dijo que “lo único que tengo claro es que los violadores de los DD.HH son necesariamente agentes del Estado. Y me parece que los violadores recluidos en Punta Peuco son agentes del Estado”.

Comenta