El “gurú” del Eunacom

Guillermo Guevara en la sala donde, dos veces a la semana, prepara a médicos para el test.

El médico Guillermo Guevara se enfrentó por octava vez al examen y asegura que siempre ha sacado el puntaje más alto. Esa ‘fama’ lo ha convertido en el maestro de cientos de extranjeros que buscan revalidar su título profesional.


Poco más de dos semanas duró Guillermo Guevara asistiendo a clases para especializarse como otorrinolaringólogo luego de titularse como médico cirujano en la Universidad Católica. Ese tiempo fue suficiente para que el joven, ahora de 34 años, entendiera que sus habilidades estaban en la docencia.

“Ese año había sido el mejor puntaje en el Eunacom (Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina), entonces me ofrecí para hacer clases en la U. Finis Terrae porque no les había ido muy bien. Creo que estaba penúltima en el ránking y en un año subimos al segundo lugar”, recuerda Guevara. Desde ese entonces ya han pasado 10 años.

En el camino el médico, que define su memoria como “fotográfica”, también decidió explorar otras áreas: hizo un MB en administración de empresas y se tituló como abogado en la UC. Pero conforme su “fama” se expandía, decidió dedicarse de lleno a preparar a estudiantes de Medicina de distintas universidades para rendir el examen.

Claro que hace tres años el foco cambió. Ante la masiva llegada de médicos foráneos y su alto nivel de reprobación en el Eunacom, Guevara entendió que ahí estaba su nicho. Así fue como decidió independizarse y crea una suerte de preuniversitario para preparar (presencial o vía on line) la prueba de validación de título para estudiantes de Medicina. Un emprendimiento que no sólo le ha retribuido beneficios económicos, considerando que este semestre tuvo 420 alumnos inscritos y cada uno pagó cerca de un millón de pesos, sino que también lo coronó como el “gurú” del Eunacom.

Muestra de ello es que este miércoles su nombre fue el más repetido en el Espacio Riesco. Allí más de dos mil postulantes (casi la mitad de los inscritos para esta edición a nivel nacional) rindieron la primera de las dos pruebas agendadas para este año. El 90% de los asistentes era extranjero y muchos de ellos alumnos del conocido ‘doctor Guevara’.

Zuleidy Panea viajó desde Bolivia solo para rendir la prueba, porque luego se devolvería a su país. “Vine a probar suerte, si me va bien me vengo a trabajar a Chile”, sostuvo. Y agrega que su preparación no fue al azar. “Estudié durante seis meses con los documentos que tiene el doctor Guevara en su página; así pude conocer la metodología del examen”, aseguró la galena.

Un caso similar relata Juan Carlos Saavedra, médico venezolano que llegó a Chile hace apenas tres meses, pero que hace seis se estaba preparando para la medición. “A través de conocidos que ya habían estudiado con el doctor Guevara pude conseguir un buen material para estudiar”, reconoce. Este aprendizaje también le sirvió para conseguir el puesto de trabajo que hoy tiene un Cesfam en la Región de Los Ríos.

Octava vez

Al igual que sus alumnos, Guevara también rindió la prueba este miércoles; en su caso, por octava vez. Esta metodología, según dice, le permite reconstruir las 180 preguntas de la medición de “manera casi exacta” y preparar a las clases para sus futuros alumnos. “Todas las veces que he rendido el examen he sacado el mejor puntaje, excepto una vez en que me pasó la cuenta un matrimonio la noche anterior y estaba trasnochado”, recuerda.

Agrega que nadie ha obtenido un 100 % de aprobación en el Eunacom y que “mi mejor resultado ha sido un 95,6%”. Respecto de la efectividad de sus clases, afirma que el 70% de sus alumnos que rinden el examen lo aprueban. “El primer lugar en la matrícula lo ocupan los venezolanos, seguidos por colombianos, ecuatorianos y chilenos que estudiaron en Cuba, entre los formados en el extranjero. Trabajar con médicos migrantes ha sido bastante sencillo. Son personas adultas que saben lo que quieren y son más responsables”, dice. Guevara recoge la crítica que los extranjeros suelen hacer al Eunacom. “Es una prueba muy específica, en algunos casos con preguntas mal planteadas y que sobrepasa los conocimientos que debería tener un médico general. Cuando el examen se trasparente y digan desde qué fuentes hay que estudiar, estos cursos serán innecesarios. El problema ahora es que falta información”, explica.

Desde el Colegio Médico ven con distancia el negocio del ‘Dr. Guevara’. Dicen que no pueden asegurar la calidad de los contenidos que imparte. “Aplaudimos que los médicos se formen constantemente durante su ejercicio profesional, pero hay organismos que cuentan con un respaldo sólido y una seguridad de calidad ante la sociedad y estos son las universidades y las distintas sociedades, quienes tienen una amplia trayectoria y respaldo”, dijo el doctor José Peralta, consejero del gremio.

#Tags


Seguir leyendo