Iglesia admite “errores” durante tedeum en medio de crisis por abusos

Los representantes de los tres poderes del Estado en el tedeum ecuménico.

En la liturgia se planteó que la institución vive “tiempos recios”. Presidente Piñera señaló que el clero debe superar actual escenario.


“Estamos pasando por tiempos recios (…). Creemos que hablar desde esta precariedad, sin pretender negarla o esconderla, es también nuestro aporte al hoy de nuestra historia, intentando acoger con humildad y generosidad nuestros errores, sin pretender privilegios o algún trato especial”. Con esas palabras la Iglesia Católica abordó en el tedeum ecuménico la crisis por abusos sexuales cometidos por miembros del clero.

La ceremonia fue simbólica respecto del momento que vive la institución: fue encabezada por el deán de la Catedral, Juan de la Cruz Suárez, en reemplazo del arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, quien se marginó de la liturgia debido a que declarará como encubridor en los casos investigados por el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias.

El mensaje central de la homilía fue entregado por el monje benedictino Benito Rodríguez. En el discurso también agregó que “nuestra Iglesia de Chile vive un tiempo de purificación quizá como nunca antes en su historia”. En ese momento fue interrumpido por Roxana Miranda, de la organización Andha Chile, quien fue detenida por Carabineros (ver pág. 11).

Consultado el fiscal nacional, Jorge Abbott, respecto de la homilía, afirmó que “nadie tiene privilegios especiales. Nadie está por sobre la ley, ni los sacerdotes, ni los fiscales, nadie”. Sobre la ausencia de Ezzati de la ceremonia, el jefe del Ministerio Público dijo que es “una señal de prudencia”.

Reacciones

Desde el mundo político hubo críticas al mensaje, en medio de que 167 miembros del clero hayan sido imputados como autores, encubridores o cómplices de diversos delitos contra menores de edad. Sobre el discurso, el Presidente Sebastián Piñera, señaló que espera que la Iglesia pueda “superar los tiempos oscuros que vivió” (ver nota secundaria).

En la misma línea, la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez, aseguró que esperaba “un mayor compromiso en palabras por parte de la Iglesia sobre lo que está pasando. Pero creemos que nunca es tarde para que llegue la autocrítica y finalmente el perdón hacia las víctimas de los abusos”.

Por su parte, el senador y presidente de la Cámara Alta, Carlos Montes (PS), afirmó que “hay errores, pero también hay delitos (…). Falta una reflexión más profunda al respecto”.

“Se hicieron discursos, algo se dijo en la homilía, pero yo creo que siempre hay que pedir disculpas a las víctimas de abusos, porque no queremos que ocurra nunca más en el país”, agregó la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández (PS).

El rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, valoró el mensaje del tedeum. “No siempre (la Iglesia) tuvo en el centro a las víctimas y el castigo a los culpables (…). Es valorable, no podía estar ausente la situación de abusos que tiene a la Iglesia en crisis”, dijo Sánchez.

El nuncio apostólico, Ivo Scapolo, evitó referirse a su rol en medio de este escenario. Afirmó que los abusos son “un motivo más para rezar”. También dejó en suspenso la continuidad del cardenal Ezzati en su cargo: “Depende del Santo Padre”, dijo.

Chomali viaja a Roma

El arzobispo de Concepción, Fernando Chomali, tiene previsto viajar al Vaticano a reunirse con el Papa Francisco. Este encuentro se produce en medio de los rumores que apuntan al prelado como el reemplazante del arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati. Chomali señaló que había agendado esta reunión hace unos tres meses, por lo que descartó que abordaran otros temas.

Consultado sobre si asumiría el arzobispado capitalino, dijo que “el que decide eso es el Papa, no yo”.

#Tags


Seguir leyendo