ISP paraliza fabricación de alimento tras muerte de dos lactantes prematuros

PDIyFiscalWEB

Personal de la PDI investiga RedSana.

Ambos estaban en la Clínica Alemana y recibieron el producto. Se indaga posible contaminación bacteriana. Fiscalía incautó fichas y PDI allanó el laboratorio RedSana.




La fiscal de la zona Oriente, Caterina Pontarelli, se encontraba junto a efectivos de la PDI ayer en la mañana a la Clínica Alemana. La razón de la diligencia era clara: obtener la mayor cantidad de antecedentes referentes a la muerte de dos recién nacidos prematuros que tomaron una fórmula nutricional parenteral elaborada por RedSana.

En ese recinto asistencial fueron entrevistados los médicos y directivos, y se incautaron las fichas clínicas. Además, hablaron con las madres afectadas, cuyos hijos fallecieron entre la noche del 14 de febrero y la madrugada del 15. Pero ellos no son los únicos afectados, dado que hay otros tres menores que sufrieron lesiones tras ingerir el producto. Si bien se están realizando análisis sobre lo que causó los fallecimientos, el Instituto de Salud Pública (ISP) envió un oficio el 16 de febrero en que se indicaba que se suspendía la elaboración y fabricación del alimento. "Lo anterior, dado que se ha tomado conocimiento de dos casos de contaminación bacteriana", señala el documento. Estos alimentos son preparados por el laboratorios a raíz de una receta médica y es personalizada para cada paciente según los requerimientos del médico.

Ese 16 de febrero, la Clínica Alemana denunció lo ocurrido y también apuntó a la presunta responsabilidad de RedSana, perteneciente al grupo Socofocar, quienes entregan el producto. Ante estos hechos, el ISP decidió informar a toda la red asistencial pública y privada que "debe abstenerse de administrar los preparados magistrales elaborados en el área de nutrición parenteral del recetario magistral de la farmacia RedSana durante el transcurso de la presente investigación", cita el documento firmado por el director del ISP, Pablo Ortiz.

Isabel Sánchez, jefa del departamento Agencia Nacional de Medicamentos (Anamed) del ISP, explicó que tras enterarse de la situación se dirigieron inmediatamente hasta las inmediaciones de la firma y solicitaron la suspensión de las faenas. Además de tomar muestras de todos los productos fabricados desde el 12 al 16 de febrero.

"La empresa está cerrada y no puede producir hasta que nosotros tengamos los resultados de los análisis que estamos realizando en nuestros laboratorios y determinar si existe una bacteria que sea un elemento común", explicó Sánchez.

En el momento en que se realizaban las pesquisas en la clínica del sector oriente, la fiscal Pontarelli señaló que "la tesis que se ha denunciado por parte de la clínica (Alemana) es que un proveedor, que es de nombre RedSana, habría sido quien les habría dado un producto que corresponde a la nutrición de los menores de edad, y es por eso que se producen estas consecuencias fatales y enfermedades".

Tras las diligencias en el recinto asistencial, personal de la Policía de Investigaciones (PDI) junto a la fiscal se dirigieron hasta las dependencias del laboratorio de RedSana.

"Todos estos antecedentes son con la finalidad de poder establecer fehacientemente cuáles son las causas precisas y necesarias del fallecimiento de estos menores", manifestó el prefecto de la PDI Jaime Rojo.

Desde el laboratorio indagado aclararon que ya se está investigando la situación por parte de dos laboratorios certificadores independientes (Cequc y el Laboratorio Clínico Labocenter), "quienes han descartado algún tipo de contaminación en nuestros preparados parenterales, mismos resultados que han sido ratificados por los estudios hechos por la propia clínica afectada", expresan.

La información fue descartada por la Clínica Alemana a los pocos minutos, entidad que mostró "sorpresa" por el comunicado del laboratorio y añadieron que "el producto alimenticio de que se trata está vinculado a situaciones similares en a lo menos tres establecimientos hospitalarios diferentes".

Respecto de la sospecha de que los supuestos suplementos alimentarios cuestionados se hayan repartido en otros centros de salud, la jefa química farmacéutica del ISP señaló que "nosotros notificamos inmediatamente a todos, entre ellos el hospital Exequiel González Cortés y otros. Les informamos que teníamos esta sospecha, para que estuvieran al tanto y comenzaran a investigar si tenían casos".

Y añadió que algunos de los recintos "nos han notificado que pacientes pudieran tener alguna sintomatología que sea evidencia del mismo caso". Sánchez señaló que ya se pusieron en contacto con la fiscalía para entregar todos los antecedentes y documentos que puedan ayudar a esclarecer la situación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.