PDI frustra exportación de 84 toneladas de cobre robado a China

La investigación de la policía civil detectó una empresa, constituida legalmente, que se dedicaba al robo de este material. De acuerdo a la información que se maneja hasta el momento, el cobre tenía el objetivo de venderse fuera de Chile.




La incautación de cable de cobre "más importante". Así fue como la PDI se refirió a la operación que se concretó durante la madrugada del martes y que consiguió la incautación de casi más de 80 toneladas de este metal. La operación fue el resultado de una "investigación de largo aliento", que fue encabezada por el equipo de Mercado Delictual de Bienes Robados (Medbro) junto a la Brigada Investigadora de Robos (Biro) Centro Norte de la PDI, en la comuna de Lampa.

El prefecto Jorge Sánchez explicó la manera en cómo se logró desbaratar la red dedicada al robo de estos materiales, la cual -según detalló- estaba constituida legalmente como una empresa que pretendía exportar estos cables con destino hacia China. "Llegamos efectivamente a un lugar donde sabíamos que había un acopio de material, en que se recibían productos ilícitos de dudosa procedencia. En ese sentido se logró la detención de 84 toneladas de cobre que tenía un destino hacia China. La persona que estaba involucrada en esta empresa, legal por lo demás, va a ser investigada junto al Ministerio Publico con otras aristas", afirmó el detective.

Sánchez explicó que los involucrados se organizaban en una "estructura piramidal", que partía en su base con un "un pequeño robo con intimidación, un robo con violencia," y que el objetivo de la indagatoria es "ver toda la cadena" delictual asociada a este fenómeno.

La fiscal Marcela Adasme, en tanto, dijo que "en estos casos no solamente nos encontramos con la incautación de gran cantidad de cobre, sino que detrás de ese fenómeno hay una afectación a poblaciones, a personas que quedan constantemente sin servicio, lo que produce también una situación de indefensión de dichos lugares".

Las palabras de la persecutora también fueron respaldadas por la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, quien comentó que "cuando uno ve esta cantidad de toneladas de cobre tiende a pensar en el peso, el objeto, pero aquí hay una afectación que es mucho mayor y que corresponde a la situación de las personas que quedan sin acceso a servicios básicos".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.