Reuniones con alcalde y concejales de Pirque, Whatsapps y transferencias de dinero: Los detalles de la querella del CDE en contra del senador Ossandón

El senador Manuel Jose Ossandon, durante la sesion especial del Senado. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

La Tercera accedió al texto de la querella que el organismo presentó contra el parlamentario y contra quienes resulten responsables, y que contiene una serie de detalles de lo que ha sido la indagatoria que ha llevado adelante el Ministerio Público.




El 11 de agosto pasado el Consejo de Defensa del Estado (CDE) acordó intervenir en la causa que la Fiscalía lleva contra el senador Manuel José Ossandón (RN) por un presunto tráfico de influencias, presentando una querella por el mismo delito.

La Tercera accedió al texto de la querella que el organismo presentó contra el parlamentario y contra quienes resulten responsables, y que contiene una serie de detalles de lo que ha sido la indagatoria que ha llevado adelante el Ministerio Público.

La indagatoria surgió a raíz de una denuncia presentada por el alcalde de Pirque -primo de Ossandón-, Cristián Balmaceda, donde lo acusó de intervenir en el concejo municipal y ante su persona con la empresa Cavilú, para la extracción de áridos, de la cual su hijo Nicolás era administrador, sin dar a conocer dicha información.

El 4 de agosto pasado la Fiscalía comunicó su decisión de formalizar a Ossandón, audiencia que quedó fijada para el próximo 26 de agosto.

Ossandón, en tanto, acusó -tras conocerse la querella del CDE- “una vendetta política” en su contra por sus votaciones en los últimos proyectos tramitados en el Congreso. “Cuando voté a favor del 10%, sabía que eso tenía un costo altísimo”, dijo, pese que la indagatoria en su contra comenzó en 2018. Incluso, tras conocerse su formalización, decidió suspender su militancia en RN hasta que el proceso concluyera.

Hoy, en tanto, se conoció que su hermana, la diputada Ximena Ossandón, decidió marginarse de la acusación constitucional que fue presentada este miércoles en el Congreso contra la jueza Silvana Donoso, que presidió la comisión que otorgó la libertad condicional a Hugo Bustamante, formalizado por la muerte de la menor Ámbar. Esto porque el abogado que representará a Ossandón, Samuel Donoso, es hermano de la magistrada.

Los antecedentes de la querella

La acción judicial presentada por el CDE da cuenta de una serie de presiones que habría ejercido Ossandón en contra del alcalde de Pirque y su concejo municipal para obtener una prórroga del plazo para presentar un Estudio de Impacto Ambiental, en favor de la empresa Cavilú Spa y así no perjudicar la concesión vigente que dicha empresa tenía para extraer áridos en la cuenca del Río Maipo. En un contrato que, según el texto, era por más de $ 600 millones.

Dentro de los antecedentes de la querella está el hecho de que su hijo Nicolás Ossandón Lira fue, entre el 27 de febrero de 2018 hasta el 15 de mayo de 2018, administrador de Cavilú Spa; mientras que desde el 20 de agosto de 2017 a la fecha Ossandón Lira es dueño del 40% de la empresa Inversiones y Servicios Ossca SpA, que a su vez tiene un 40% de participación en Cavilú Spa. Información que el parlamentario no habría dado a conocer ante las autoridades de Pirque.

Así mismo se detalló que las gestiones de prevalimiento -que es cuando una persona se aprovecha de una situación ventajosa de superioridad, confianza, prestigio o potestad con respecto a la víctima para poder cometer con éxito un delito- del senador ante el concejo municipal comenzaron desde el 05 de octubre de 2017, mientras que con el alcalde desde el 12 de junio de 2018.

En ese sentido, en la descripción de los hechos, el documento parte con la visita que Ossandón hizo al concejo municipal el 5 de octubre de 2017, pese a que el 24 de agosto se había rechazado su solicitud para acudir a la cita. En dicha reunión -que fue relatada por La Tercera- el senador presentó “una exposición respecto de la administración conjunta del Río Maipo y la conveniencia de permanecer en este sistema de administración, a fin de influenciar en la mantención de ella”.

La acción judicial también dio cuenta que, más adelante, “el 12 de junio de 2018 el alcalde Balmaceda recibe, vía whatsapp, un mensaje del senador Ossandón, en el que le pide que lo reciba 5 minutos al día siguiente, asintiendo el edil a dicho encuentro”. En dicha cita Ossandón le solicita al jefe comunal “revertir la decisión y enviar un oficio a la Municipalidad de Puente Alto aceptando la prórroga para la empresa Cavilú Spa”.

El 21 de junio, según el documento, el parlamentario insistió “a través de un nuevo mensaje de Whatsapp a Balmaceda, a fin de que se reuniesen nuevamente el día siguiente, temprano en su oficina. Con fecha 22 de junio de 2018, el querellado Ossandón -reunido en la oficina del Alcalde de Pirque con éste- le hace entrega de un sobre con el logo del Senado que en su interior tenía 2 documentos: un oficio redactado para la firma que indicaba que se dejaba sin efecto el Oficio Nº 187 que denegó la prórroga a la empresa Cavilú Spa y, copia de la oferta económica que había hecho la empresa Cavilú”.

“Además, -continúa el texto- el querellado le señaló a Balmaceda que Pirque recibiría en compensación, para que accediera a la prórroga, consistente en un terreno que la empresa concesionaria había ofrecido como parte integrante de la oferta en la licitación, conducta realizada con evidente propósito de dar interés a la empresa en que su hijo tiene participación. A propósito de ello, el edil requirió al querellado que le informara si tenía alguna relación con la empresa de extracción de áridos, lo que el Senador negó. Más aún, frente a la pregunta de Balmaceda en orden a que le explicara si su hijo trabajaba en áridos, éste le refirió que efectivamente su hijo Nicolás había trabajado un par de meses en la empresa del señor Cabrera Losada, quien era el dueño de Cavilú, pero que no tenía participación alguna en ella.

En tanto, “en esa misma reunión, Ossandón Irarrázabal también señaló –según las declaraciones obradas en la investigación- que los dineros pendientes que la Municipalidad de Puente Alto adeudaba a la de Pirque desde el año 2016 se pagarían a la brevedad, toda vez que “él se encargaría de eso””. Acciones que quedaron plasmadas el 26 de junio de 2018, cuando el parlamentario envía fotografías “de 8 documentos que daban cuenta de las diligencias realizadas por éste en orden a que se procediera al pago por la extracción de áridos de Puente Alto a Pirque, correspondiente a los años 2016 y 2017″.

La querella también da cuenta de gestiones que habría efectuado el senador Ossandón con dos integrantes del concejo municipal de Pirque: María Inés Mujica y Patricio Domínguez.

“Así, después del 23 de agosto de 2018, recibieron llamados telefónicos para tratar la prórroga solicitada. Domínguez, conforme los antecedentes que obran en la investigación, le contestó que debía solicitarlo por Ley del lobby. En las comunicaciones efectuadas, el querellado no le indicó el motivo de la gestión ni la vinculación de su hijo con la empresa. Ello fue dado cuenta en la Sesión Nº 68 del Concejo Municipal de Pirque. En relación con la concejal María Inés Mujica –quien tendría una relación más cercana con el Senador- se reunió con éste, señalando que el Senador le había hablado de la viuda de don Manuel Cabrera y el hijo enfermo de aquellos, para que votara a favor de la prórroga”.

Siete días después, el alcalde de Pirque recibió un nuevo mensaje vía Whatsapp por parte de Ossandón “en el cual indicó que Nicolás (refiriéndose a su hijo) y otras personas “están siendo perjudicados injustamente por ustedes a pesar de haber cumplido con todo lo monetario y ambiental. Quiero que sepas que te lo advertí va en serio y está en tus manos arreglar”.

Las gestiones de Ossandón con el concejo se dieron cuenta en una de las reuniones de los ediles realizadas a fines de septiembre de ese año, lo que quedó constatado en las actas de la sesión.

Pero el 18 de octubre -según se lee en la querella- en su sesión N°68 el concejo municipal de Pirque determinó rechazar la prórroga de Cavilú Spa. Ese mismo día “el alcalde de Pirque recibió de Ossandón Irarrázabal otro mensaje telefónico instantáneo por la aplicación móvil ya señalada en el cual éste refirió que “Me contaron que hoy terminaste de reventar al nico. Debes estar muy contento. Tienes una nueva víctima de 23 años. Un abrazo””.

Hijo de Ossandón

La querella da cuenta, como antecedente del caso, que el hijo del senador, Nicolás Ossandón Lira, conforme se encuentra acreditado en la investigación, “no tiene ingresos relevantes que se relacionen al ejercicio de una actividad económica en el periodo 2017 y 2018. Sin embargo, en dicho periodo, transfirió la suma $53.407.213.- a personas vinculadas a la sociedad Explotadora de Áridos Cavilú SpA. Finalmente, don Manuel José Ossandón Irarrázabal transfirió entre los mismos años, la suma de $34.701.000.- a su hijo Nicolás, de los cuales, éste último transfirió la cantidad de $16.900.055.- a la empresa Gaete y Puebla Asesorías e Inversiones Ltda, y a su socio Sebastián Puebla Charme, quién es el representante legal de la sociedad Explotadora de Áridos Cavilú SpA. (la que no posee cuenta corriente), sin que existieran saldos bancarios previos en las cuentas corrientes de Nicolás Ossandón que permitieran sustentar dichos movimientos”.

Sobre este tema, el 4 de julio pasado, La Tercera dio cuenta de la declaración ante Fiscalía del hijo del parlamentario, en donde se le preguntó por los aportes que realizó entre 2017 y 2019 a Cavilú y de dónde obtenía dicho dinero. “Provengo de una familia acomodada, con acceso a recursos, la que me apoyó, mi tío Ignacio Ossandón me prestó en esa época $ 20 millones, lo que me entregó en efectivo (…) Ello sin perjuicio de los dineros que fui generando por los distintos negocios que he realizado, como las pesebreras, por el que cobro $ 120 mil al mes por caballo, o la venta de pasto”, respondió.

En tanto, ante la consulta sobre los depósitos que le hizo su padre, el joven contestó que “las transferencias que me hacía mi papá no tienen nada que ver con Cavilú, están relacionadas con los pagos que mi papá hace de los gastos propios del deporte polo que practico con mi hermano, que efectivamente es un deporte caro. En todo caso, la plata que me daba mi papá no alcanza a cubrir los gastos de los caballos”.

Justamente estas transacciones han estado en el ojo de la Fiscalía, quienes solicitaron el alzamiento del secreto bancario del joven, tras exponer ante el Juzgado de Garantía de Puente Alto los antecedentes reunidos en la investigación que lo llevan a sospechar que el hijo era una suerte de “palo blanco” del padre.

Comenta