Sospechoso generó amplio operativo policial en Licantén

Referencial. Foto: Agencia Uno

Tras divisar a Carabineros, un individuo que vestía ropas negras emprendió la huida por el bosque.


Tras una semana de la intensa búsqueda de Emmelyn, la menor de 11 años que habría sido secuestrada en el sector de Licantén, el viernes se vivió una de las jornadas más intensas.

Durante la tarde se realizó un amplio operativo en el sector de Los Junquillos, en la ruta que une Vichuquén con Licantén, debido al avistamiento de un hombre vestido completamente de negro, de baja de estatura y de rasgos muy similares a los de José Navarro Labbé, conocido como “el brujo”, el principal sospechoso de la sustracción de la menor.

Al ser sorprendido por los policías, el sujeto se dio a la fuga e intentó lanzarse por una quebrada.

Minutos más tarde, el teniente Carlos Ritter, encargado de comunicaciones de Carabineros, indicó que “aún no se puede confirmar ni descartar que se trata de José Navarro, pero sí que es una persona que reúne las características, por eso se genera un nuevo punto de interés en un área que ya se había rastreado antes”.

Ritter explicó que los hechos ocurrieron a media tarde, cuando “el teniente del Gope Diego Aravena, que está a cargo de la búsqueda en este sector, iba en una camioneta , en el sector de Los Junquillos, a unos kilómetros de una casa de familiares de José Navarro, y divisa a una persona a distancia que estaba al interior del bosque”.

Agregó que el individuo iba con vestimentas negras y era de baja estatura. Entonces, precisó, los policías “inmediatamente frenan. Se bajan de la camioneta dos efectivos del Gope y un miembro de Topos Internacional, pero la persona se da a la fuga por una quebrada, se pierde y en forma inmediata se activa un plan de búsqueda, llegando dos helicópteros a rastrear nuevamente la zona y el avión vigía que salió desde Concepción”. Tras esto fue cercada el área y se activó el rastreo de más de 50 carabineros, a los que se sumó personal del Ejército .

Querella

Horas antes, y como una señal de preocupación, el gobierno, a través de la Intendencia del Maule, decidió querellarse contra todos los que resulten responsables de la sustracción de la menor.

“En horas de la mañana interpusimos una querella. Entendemos que es una preocupación a nivel nacional y queremos ponernos en el lugar, ser empáticos con la familia y agotar todas las instancias que están a nuestro alcance”, señaló Armando Leppe, intendente (s) del Maule, sobre la acción judicial.

Además, durante la jornada, con la llegada de 100 nuevos efectivos del Ejército, el número de profesionales que rastreaban los bosques de Licantén y Vichuquén en busca de la menor ascendió a 400.

A ellos se sumaron dos drones enviados por la Municipalidad de Las Condes, que cuentan con cámaras cuyo zoom ofrece hasta 5 km de calidad HD. El objetivo es que los artefactos se complementen con los tres helicópteros, un avión vigía y un globo aerostático con cámaras térmicas, ya instalados en el lugar.

Además del recurso humano, mecanizado y tecnológico ya desplegado, la Fach puso a disposición una nave que puede mapear terrenos de más de 2 mil 500 hectáreas, para ser utilizada cuando las personas que están trabajando en terreno lo estimen necesario.

La autoridad destacó que aunque no existe aún una estimación en cifras respecto del gasto realizado, “es una inversión muy grande del gobierno, porque entendemos que los menores deben estar disfrutando de la vida, estudiando o jugando, y no en las condiciones en que está ahora esta pequeña”, afirmó.

Leppe agregó “esta no es una desaparición fortuita de una niña. Este es un delito doble, que tiene que ver con lesiones al abuelo y con la sustracción a una menor. Por tanto, las personas que se adentran en el cerro pueden entorpecer la función de quienes están trabajando, pueden malograr futuras evidencias. Todas las personas que tengan información deben hacerla llegar a la Fiscalía, Carabineros o PDI”.

Seguir leyendo