Tribunal de tierras y aumento del diálogo: los puntos de acuerdo para enfrentar conflicto en La Araucanía

El presidente de la CPC, Juan Sutil, el fiscal regional, Roberto Garrido; el presidente de la multigremial de La Araucanía, Patricio Santibáñez, la diputada Andrea Parra y el senador Francisco Huenchumilla conversaron con La Tercera en torno al estado de derecho y nueva institucionalidad para la convivencia y democracia en la zona en el primer conversatorio del ciclo “Araucanía y Arauco le hablan a Chile”.




Este viernes, a las 9 horas, La Tercera realizó el primer conversatorio de su ciclo “Araucanía y Arauco le hablan a Chile”, bajo el concepto: “¿Cómo protegemos la democracia y la convivencia en el sur de Chile?”.

Un panel presentado por Multigremial de La Araucanía, la Confederación de la Producción y del Comercio, CorpAraucanía, que contó con la participación de la diputada PPD Andrea Parra, el senador DC Francisco Huenchumilla; el fiscal regional de La Araucanía, Roberto Garrido, el líder de la Multigremial Patricio Santibáñez y el presidente de la CPC, Juan Sutil.

En el diálogo se abordaron puntos como la violencia en la zona, devolución de tierras, el rol del Centro Nansen, del Estado y el trabajo de la fiscalía.

Garrido aseguró que “el problema de violencia rural en La Araucanía” tiene “múltiples factores” y que son “los diferentes órganos del Estado los que tienen que contribuir en su ámbito de acción a solucionarlo”, apuntando también a que “es un conflicto que de alguna manera se vea agravado por la falta de descentralización, por la falta de decisión y de capacidad de las autoridades regionales; no por incapacidad personal, sino que por las limitaciones propias de la estructura del Estado de poder abordar y buscar soluciones en concreto respecto a esa área”.

El persecutor agregó que así como debe “cambiar el enfoque” de ciertas políticas públicas, también “en el Ministerio Publico, en la dirección jurídica de las investigaciones, tenemos que hacer un cambio de enfoque para perseguir el financiamiento de determinadas agrupaciones, poder ampliar la investigación, reforzando el trabajo de la fiscalía de alta complejidad a áreas que hoy día no han sido abordadas (...) A eso es lo que estamos dedicados en estos momentos, implementando fuertemente análisis criminal para interrelacionar la información que vamos reuniendo en cada una de estas investigaciones. Tenemos que alcanzar y ser más eficaces, esa es una autocrítica permanente que realiza el Ministerio Público”, concluyó.

Por su parte, la diputada Parra, dijo coincidir con el diagnóstico de que “el Estado ha fracasado, pero es parte de no querer entender el origen de este conflicto. Parece una especie de mantra el decir ‘hay que favorecer el diálogo’, pero no hacen nada. Lo mismo en el caso de los delitos y la violencia, no hacen nada para evitarlo”. En esa línea agregó que “tenemos una oportunidad de avanzar hacia los conflictos con mayor democracia, lo vimos en el estallido social. Chile fue capaz de avanzar por una vía institucional. ¿Por qué no hacemos un intento por avanzar por medio de la democracia? Abrir los espacios y ceder poder, avanzar en el diálogo”.

El senador Huenchumilla por su parte sostuvo que “partiendo por reformas a la Constitución y por un conjunto de políticas que implican muchísimos recursos, se debe hablar con los actores principales, que son los dueños de las tierras de las forestales, y dar respuesta a una interpelación que ha hecho el pueblo mapuche al Estado desde hace muchísimo tiempo. No es un problema sencillo, las confianzas en La Araucanía se han perdido. Esta es una sociedad sin diálogo, una sociedad fragmentada, en distintos sectores sociales, y por lo tanto tenemos que prácticamente partir de cero”.

Patricio Santibáñez expresó que “después de persistir en las mismas políticas y las mismas formas de hacer, la verdad es que estamos cada vez peor (...) Hay tres temas bien complejos. Lo primero es que hay una porción minoritaria de gente que cree que la forma de hacer las cosas es por la vía de la violencia, con armas, y eso el Estado no ha sabido manejarlo y controlarlo. Creo que hay que separarlo y no mezclarlo con el todo. Segundo, el Estado ha fallado en su capacidad de administrar justicia y, en ese sentido, todo el sistema democrático está amenazado”.

El presidente de la multigremial agregó que también “están los problemas de fondo, de incorporar al pueblo mapuche para encontrar soluciones y reencontrarse” y sobre el trabajo del Centro Nansen, sostuvo que el centro noruego “va a ayudar, pero los actores son los que viven ahí y debemos encontrar una forma de convivir”.

Sutil, líder de la CPC, recordó las propuestas entregadas por el gremio en marzo, tras un trabajo con “las fuerzas vivas de la región”. “Hay una mal llamada historia de la ‘pacificación de La Araucanía, y debemos entender que eso ocurrió, fue real, pero no fue pacificación, sino una colonización o toma de parte del Estado de esa región. Creo que lo importante en este debate es mirar las propuestas que nosotros hacemos. Una de ellas es hacer un tribunal que permita zanjar cuáles son esas tierras y los lugares, y cómo hacer las compensaciones”. Planteó también que “nosotros en esa propuesta no nos quedamos solo en el diagnóstico, ni solo en la violencia, pero hay que tipificar bien lo que corresponde a delitos y lo que se debe discutir políticamente”.

Respondiendo a la sugerencia de Sutil, Huenchumilla aseguró que no se “cerraba” a “que pudiera haber un tribunal, como el que hubo en Nueva Zelanda”, ya que le vio esa experiencia, recordando también la de Estados Unidos y Canadá. “Uno puede buscar una fórmula por ahí”, dijo.

Para participar del segundo evento del ciclo “Araucanía y Arauco le hablan a Chile” -el 3 de septiembre-, se puede realizar la inscripción en el siguiente formulario.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.