U. del Pacífico sigue sin un plan y Mineduc acusa "desgobierno"

u. DEL pACÍFICO

Dueño del plantel no entregó una estrategia para salir de la crisis, a 20 días de que estallara. Alumnos argumentan que la autoridad no está asumiendo su responsabilidad.




A 20 días de que estallara la crisis en la Universidad del Pacífico, sus cerca de 3.600 estudiantes continúan a la deriva: el dueño del plantel y presidente de su directorio, Pablo Ortúzar, respondió el oficio en que el Ministerio de Educación le solicitaba un plan para enfrentar la situación, pero sin dar soluciones.

El documento, que fue dado a conocer la tarde de este martes a los alumnos, dice que "no es posible responder" cuál será la estrategia de la institución en 2019, pues el rector, Georg Spee, aún no informa al directorio respecto de la oferta académica del próximo año.

A eso, Ortúzar agrega que "no hemos alcanzado ningún acuerdo concreto y definitivo" con otras instituciones de educación superior, para trasladar a los alumnos, por lo que piden ayuda al Mineduc. "Se hace urgente abrir espacios reales para un traslado a otras instituciones", añade.

El presidente del directorio confirma que "la grave situación económica y financiera de la universidad aún no ha sido resuelta, lo que genera razonables dudas sobre la viabilidad del proyecto". Apunta también que la Fundación Julio Ortúzar Rojas, dueña del plantel, "perdió todo su patrimonio después del último aporte de $ 4.151 millones realizado en favor de la universidad, este año".

Ortúzar, sin embargo, no entregó respuestas a las preguntas sobre la continuidad de la matrícula de alumnos antiguos, los mecanismos para resguardar los antecedentes académicos, la estrategia para un eventual cierre ni un plan para volver a obtener recursos, afirmando que el rector no ha entregado la información, o que la situación económica impide dar una respuesta.

Esta ausencia de respuestas concretas desató la molestia del Mineduc, cuyo jefe de la División de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, la calificó de "totalmente insuficiente", por "no hacerse cargo mínimamente de obligaciones que le corresponden".

"Esto da cuenta de un preocupante desgobierno al interior de la entidad y de una deficiente gestión que está afectando, principalmente, a sus estudiantes. Ante esta situación, el Mineduc continuará acelerando la investigación que está en curso y seguirán realizando todos los esfuerzos que estén dentro de sus competencias para acompañar a los alumnos en la búsqueda de alternativas", agregó Vargas.

"Agonía absoluta"

El documento del directorio también molestó a los estudiantes. Su vocero, Javier Iñiguez, dijo que Ortúzar "deja al rector, a nosotros y al sistema como los culpables de esto, sin asumir sus propias responsabilidades".

A su juicio, el dueño no podría atribuir faltas al rector Georg Spee, pues "la única persona que tiene poder en esta universidad es Pablo Ortúzar, como presidente del directorio. En varias reuniones, el rector y la vicerrectora académica insistieron en que debían cerrar el año y fue él (Ortúzar) quien se negó a avanzar en eso".

Iñiguez también sostuvo que hay inacción de parte del Mineduc. "No puede ser que seamos la tercera universidad, en dos años, que pasa por la misma situación, y todavía no hagan nada. Todo apunta a que ya estamos en la agonía absoluta".

Comenta