Otra de Las Condes: Hoy comienzan a funcionar los scooters eléctricos

Autor: Daniela Silva

Como plan piloto comenzarán a funcionar solo en el barrio El Golf, Su costo es de 500 pesos para desbloquear el scooter, y luego 150  pesos por minuto.


El día de hoy el alcalde de Las Condes Joaquín Lavín presentó los 150 scooters eléctricos que funcionarán en plan piloto en el barrio El Golf de la comuna, vehículos que al igual que las Mobikes, buscan ayudar en los trayectos cortos de las personas y así disminuir el tráfico, la contaminación y fomentar el uso de transporte amigable con el medio ambiente.

Al respecto, Gonzalo Cortés, Gerente General de Scoot  – la compañía que trajo éstos scooters a Chile – indicó que el uso de estos vehículos es para mayores de 18 años, se recomienda el uso de casco y que se conduzca por la calle o por ciclovías.

“Esta es una tecnología de transporte que ya se está utilizando en las ciudades de los países más modernas del mundo”, indicó el alcalde Lavín. “Esto es una continuación de lo que es la bicicleta, y la bicicleta eléctrica (…) Es para ayudar a las personas en los llamados trayectos cortos”.

El uso de estos scooters eléctricos es similar a como funciona Mobike: Es necesario bajar una aplicación móvil (Scoot, disponible en Android y iOS), e ingresar los datos de una tarjeta de crédito para desbloquear un scooter y comenzar a utilizarlo.

El costo es de 500 pesos para debloquear el scooter, y luego 150  pesos por minuto. Por el momento sólo pueden ser utilizados dentro del sector del barrio El Golf, y si un usuario lo deja en una zona que no corresponde, será multado. 

Los scooters pueden llegar a una velocidad de 25 kilómetros por hora, y estarán disponibles desde las 7 de la mañana hasta las 22 horas. Durante la noche serán retirados de las calles por la compañía.

Este nuevo medio de transporte llega semanas antes de que comience a regir la nueva ley de Convivencia Vial, la cual establece que éste tipo de vehículo – al igual que las bicicletas –  deben circular por la calle y no por la vereda.

Seguir leyendo