Senado y TC

TC Tribunal Constitucional



SEÑOR DIRECTOR

Uno podrá estar de acuerdo o no con que un exparlamentario llegue al Tribunal Constitucional (TC), pero lo que la ciudadanía no puede entender es por qué un partido como RN nomina a un exdiputado que aprobó un proyecto de ley a todas luces inconstitucional.

En momentos en que se discute el rol del Congreso en la elaboración de una nueva Constitución, la designación del exdiputado pondría en duda la legitimidad de la participación del Senado en dicho proceso, así como su continuidad en el futuro texto constitucional.

Salvo que la intención del Congreso sea debilitar al TC, designar a un exdiputado que menosprecia el valor de la supremacía constitucional, solo contribuirá a su desprestigio.

El Senado tiene la última palabra.

Francisco Orrego B.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.