La startup de ciberseguridad que apuesta por el trabajo remoto

Matías Dib, director de Desarrollo de negocios; Adriel Araujo, cofundador y CEO; y Alejandro Parodi, cofundador y CTO de la firma de ciberseguridad Hackmetrix.

Tras Hackmetrix están dos argentinos que decidieron establecer su matriz en Chile. Hace un tiempo levantaron una ronda de financiación por US$1,5 millones y ahora piensan en su expansión a través de la región.


Con los cientos de trabajos forzados a la digitalización debido la pandemia, la ciberseguridad se volvió una pieza más que fundamental. No fueron solo las grandes empresas, sino negocios de barrio y pequeños emprendimientos que se volcaron a las redes y comenzaron a ofrecer una serie de servicios en línea para poder sobrevivir.

En este nuevo mundo volcado al formato online, la información es la nueva riqueza y el bien de cada uno de los usuarios, pero también la nueva mercancía para los ciberdelincuentes. Por eso mismo han surgido distintas iniciativas en los últimos años. Hackmetrix, una startup chilena de ciberseguridad dedicada a ayudar a mejorar las distintas medidas de seguridad de grandes y pequeñas empresas, es una de ellas.

Fueron dos caminos que se separaron, pero luego se unieron. Adriel Araujo trabajaba en la misma oficina que Alejandro Parodi en Mendoza. Ambos, con distintas formaciones académicas -el primero tiene estudios en Marketing, mientras que segundo estudio Ingeniería en Sistemas y Licenciatura en Desarrollo de Software, pero era hacker por oficio desde hace años-, emprendieron sus propios caminos. Mientras Parodi ganó un concurso y se radicó en Estados Unidos, Araujo comenzó su propia fintech y ambos incursionaron en ciberseguridad.

Tiempo después retomaron el contacto y Parodi le comentó que trabajaba en ciberseguridad para empresas con grandes y pequeñas inversiones, mientras Araujo no había tenido el éxito esperado con su iniciativa, pero también supo de la relevancia de las áreas de seguridad para las distintas compañías. Lo vivió por sí mismo. “No me fue tan bien, pero ahí aprendí mucho de lo necesaria que es la ciberseguridad y de invertir en ella para poder cumplir con todas las regulaciones necesarias”, recuerda el mendocino. Pero cuando su ahora compañero lo contactó y contó lo que estaba haciendo, le dijo que veía que eso en Latinoamérica no pasaba.

En agosto 2017, viendo que el nivel en la región aún no es suficiente y no existen empresas del todo dedicadas al tema, deciden “lanzarse a la piscina”. Parodi renunció a su empleo en Estados Unidos y lo mismo Araujo. Viendo que el ecosistema en Argentina no era el mejor, decidieron dar en Chile un nuevo comienza, y postularon a Start-Up Chile, donde conocieron a Matías Dib y que se sumaría junto a ellos en Hackmetrix.

Generaron un primer software, pero que luego tuvieron que refaccionar de acuerdo a las necesidades de sus clientes. El que ofrecen hoy en día data de febrero del 2020, posterior al estallido social y previo a la llegada del COVID-19 a Chile.

Mantener la seguridad

Con eso comenzó oficialmente Hackmetrix. Lo primero que hace la plataforma que ofrecen como startup es “un diágnostico de todo el estado de arte de tu empresa” en cuanto a ciberseguridad. Qué se tiene implementado, qué no se tiene implementado y qué es lo que se necesita implementar para poder cumplir con los estándares de seguridad de acuerdo a las ISO 27001 y PCI DSS, resume Araujo. Después, la misma plataforma entrega una serie de recomendaciones de cómo implementarlo y permite hacer un seguimiento a todas las herramientas.

Luego de terminar, la plataforma entrega alertas y sugerencias de cómo actualizar y mantener la seguridad en el transcurso del tiempo. Al día de hoy trabajan con Buk, Betterfly, GetOnBoard, Talana, Rankmi, MercadoLibre, entre otras, en un total de sesenta clientes y esperan cerrar el 2022 con cientocincuenta. Pero las soluciones no son solo para grandes empresas ya establecidas.

Para los que estén recién comenzando, en iniciativas que cuenten con entre tres a cinco personas y estén aún “peleando por sobrevivir”, tienen una serie de recomendaciones por las cuales no cobran, y que expresan en el blog de su sitio web. “Son principalmente artículos y herramientas gratuitas para estos emprendedores que están recién partieron, y que no tienen la capacidad de ejecutar un programa de seguridad, y cuando las empresas son muy pequeñas, no tienen capacidad de implementarlo, darle seguimiento o de actualizar la información”, afirma Araujo.

Pero la pandemia dio también con Hackmetrix. “Nos aceleró el crecimiento, porque las empresas tradicionales también tuvieron que migrar sus sistemas a la nube, y fueron firmas del mundo del transporte, de agro y la producción las que llegaron a AWS o a Microsoft, y empezaron a implementar herramientas tecnológicas y su información pasó a estar vulnerable ante los cibercriminales, y crecimos de forma vertical, pasando de startups a los negocios más tradicionales”, plantea Araujo.

Buscando talentos

El éxito de Hackmetrix ha quedado demostrado. A pesar de contar con una vida tan reciente, levantó una ronda de financiación por US$1,5 millones, y que utilizarán para fomentar su crecimiento. Actualmente tienen presencia en Chile, Argentina y México, pero ahora están apostando a buscar talento en el resto de la región. Con un trabajo completamente remoto sin necesidad de ir a la oficina, la startup de ciberseguridad cuenta con un personal de 45 personas, pero que pretender incrementar según sus necesidades.

“Al principio nos trataban de dementes, porque desde que nacimos tenemos una cultura total de trabajo remoto, pero hoy en día, si antes nos consideraban locos, hoy somos ‘lo común’”, bromea Araujo, y añade que sus primeros empleados fueron de Buenos Aires, Quillota, y de otras zonas del país. De hecho, actualmente tienen trabajadores en México, Colombia, Venezuela, Argentina y Chile.

“Este año que viene nos estaremos expandiendo regionalmente y estamos buscando talento, no solo ingenieros, porque esa es la vía fácil, pero se necesita talento creativo, de negocios y también hackers. Y no solamente en Latinoamérica, sino que de donde venga el talento, es bienvenido”, resume Adriel Araujo, CEO de Hackmetrix.

Durante el primer semestre potenciarán su paso en México, mientras que el segundo ingresarán al mercado colombiano, pensando que con su siguiente ronda de inversión podrían expandirse hacia toda América Latina. Además, en enero lanzarán un escáner que permitirá a las empresas mantener monitoreado sus servicios en Amazon Web Services, una academia tipo Platzi para que cada compañía pueda capacitar a sus empleados en cibeseguridad o desarrollo seguro para todos los equipos. “Nos dimos cuenta que en la región hay un potencial increíble en cuanto equipo humano, y la verdad es que hay pocas empresas de ciberseguridad a nivel regional y que tengan soluciones orientadas específicamente hacia Pymes”, finaliza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.