Cambio de hora: Girardi (PPD) pide respaldo del gobierno a proyecto de ley para establecer horario de invierno durante todo el año

Este sábado 3 de abril, todo el país -con excepción de Magallanes- deberá atrasar los relojes en una hora. El senador recordó que en el Congreso hay un iniciativa para mantener este nuevo sistema horario y argumentó que el de verano, "daña de manera irreparable la salud y aumenta los riesgos de agravarse" por Covid-19.




Menos de un día queda para que comience a regir el denominado “horario de invierno”: a partir de la noche de este sábado 3 de abril, todo el país -con excepción de la Región de Magallanes- deberá atrasar su reloj en una hora. En este contexto, el senador Guido Girardi (PPD) llamó al gobierno a “respetar las evidencias científicas” y que el Ministerio de Energía apoye el proyecto de ley que se encuentra en el Congreso y que busca mantener este cambio durante todo el año.

El también presidente de la comisión Desafíos del Futuro, junto al neurocientífico John Ewer, señaló hoy que el actual sistema horario en Chile -que comenzó en septiembre del 2020- genera consecuencias negativas en la salud de la población y que perjudica, además, el aprendizaje de niños y adolescentes.

Ewer, académico e investigador del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso y de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Valparaíso, señaló que si bien “muchos adultos prefieren tener luz en la tarde”, lo más conveniente “para la salud humana y el desempeño de los niños y adolescentes es tener luz en la mañana, y por eso para ellos es mejor el horario de invierno”.

En ese sentido, precisó que el huso actual genera “un desfase de dos horas” en relación al que debería tener Chile (de invierno), que se asemeja al de Perú.

“El metabolismo de los seres vivos se activa con la luz solar, y si nos despertamos antes se produce un déficit crónico de sueño que afecta la salud (diabetes, hipertensión, sistema inmune) y aumenta el riesgo de accidentabilidad”, agregó.

Un punto que secundó el parlamentario. “Toda la evidencia científica señala que la deuda de sueño se relaciona con problemas como obesidad, Alzheimer, hipertensión, diabetes, infarto, estrés, la accidentalidad y consumo de drogas… porque genera un contexto que favorece eso”, dijo.

En esa línea, Girardi acusó que “hay una mirada negacionista respecto a la evidencia científica que señala que el horario de invierno es el único que debemos tener”.

Añadiendo que “en el Congreso hay un proyecto de ley que, a través de la Comisión Futuro, presentó el Departamento de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso liderado por el Premio Nacional de Ciencia, Ramón Latorre y John Ewer. Nosotros le estamos pidiendo al ministro de Energía (Juan Carlos Jobet) que lo respalde y que nunca más se vuelva al horario de verano que daña de manera irreparable la salud y aumenta los riesgos de agravarse y morir por Covid-19″.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.