Entrevista a Claudio Gómez, exconvencional constituyente: “La ciudadanía tiene que hacer una valoración del texto constitucional y no de la Convención”

Claudio Gómez.

El otrora miembro del Colectivo Socialista señala que "la Convención no es la que va a perdurar por 30 o 40 años más, sino que es el texto constitucional. Así que es importante poder separar las aguas".




Claudio Gómez, exconstituyente del distrito 6, independiente pro-PS, comentó la ceremonia de cierre de la Convención Constitucional y el momento político tras la disolución del órgano.

¿Qué le pareció la ceremonia?

Fue una ceremonia muy republicana, con lo justo y con lo preciso. Y con el compromiso, a lo menos desde la Presidencia de la República, de colaborar en difundir las normas constitucionales, más allá de manifestar una opción en uno u otro sentido. Es una labor fundamental del Gobierno educar y dar a conocer las normas constitucionales hasta el último rincón de Chile. Y a lo menos, nos vamos con una buena sensación respecto a ese sentido.

¿Cuál es su sensación al ver que las encuestas le están dando una clara ventaja al Rechazo?

Mire, yo he andado en la calle entregando guías prácticas o realizando otro tipo de actividad, y he tenido una sensación distinta. Ahora, es importante destacar de que hoy se disolvió la Convención Constitucional, los convencionales desaparecemos de escena y la ciudadanía tiene que hacer una valoración del texto constitucional y no de la Convención Constitucional, pues la Convención no es la que va a perdurar por 30 o 40 años más, sino que es el texto constitucional. Así que es importante poder separar las aguas.

¿Cómo el Apruebo puede ganar más terreno?

Hoy lo que ha primado es la desinformación. Y nosotros tenemos que revertir esa circunstancia informando. Y aquí volvemos al territorio donde cada uno de nosotros, en conjunto con distintas organizaciones ciudadanos, alcaldes, concejales y distintas autoridades, no me cabe duda que vamos a pujar para lograr un gran triunfo del Apruebo el próximo 4 de septiembre.

¿Qué le preocupa a la gente en la calle? ¿La plurinacionalidad, el fin del Senado?

Yo me he encontrado con fundamentos de fondo reales, como es la plurinacionalidad, que genera muchas dudas. Hemos tratado de explicar, que la plurinacionalidad implica el conjunto de personas que están unidas por una etnia, por una religión y que tienen un pasado común. Que no son varios países. Que la plurinacionalidad implica el reconocimiento de todos estos pueblos o naciones dentro de un mismo gobierno, un mismo Estado y una misma Constitución. Y eso hemos tratado de explicar. Pero hay otra gran cantidad de personas que me atrevería a decir que es una mayoría que todavía me dice, don Claudio, ¿sabe qué? Estoy preocupada, porque no voy a poder heredar mi casa. Estoy preocupado porque van expropiar los fondos de pensiones. Estoy preocupado porque no voy a poder tener más de dos casas. Y eso está vinculado principalmente a la desinformación.

¿A usted le molestan algunas cosas del texto, o lo encuentra redondo?

No, sin duda que es un texto perfectible. No existen los textos jurídicos perfectos. La Constitución del ‘33 se modificó diez veces, la del ‘25 nueve veces, la del ‘80, más de 50 veces. Y este texto es una base que es susceptible de ser ir siendo mejorado y perfeccionado a través de la política democrática. Nosotros estamos abiertos a eso, porque es parte de la deliberación democrática.

¿Por tanto, que no haya miedo de aprobar para reformar? ¿Una cosa así?

No, para nada. O sea, yo apruebo sin condiciones, pero creo que también es importante dar a conocer de que es posible mejorar, perfeccionar.

Como lo que pasa en el PS...

Algunos. Pero por lo menos ayer en el PS, el Comité Central se comprometió a apoyar el Apruebo sin condiciones ni apellidos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.