Las frases y anuncios que marcaron la última Cuenta Pública del Presidente Piñera

Urgencia legislativa al proyecto de matrimonio igualitario, la pandemia del coronavirus, la crisis social, las ayudas a las familias y la nueva Constitución, fueron algunos de los principales tópicos abordados por el Mandatario frente al Congreso Pleno.




Una hora y cuarenta minutos duró el cuarto y último discurso del Presidente Sebastián Piñera ante el Congreso Pleno.

Una cuenta pública que estuvo marcada por la pandemia del coronavirus, la crisis social, las ayudas a las familias, el matrimonio igualitario y la Nueva Constitución.

Aquí algunas de las principales frases de su intervención ante el Parlamento:

Alusión a expresidentes Aylwin, Frei, Lagos y Bachelet

Al inicio de su discurso Piñera hizo mención a los logros de sus antecesores (todos de un signo político diferente al del Jefe de Estado), destacando diversos avances que cada uno tuvo durante su gestión y haciendo así un guiño a la oposición.

Todos los gobiernos, desde que recuperamos la democracia, han hecho su aporte para hacer de Chile un país mejor. Durante el gobierno del Presidente Aylwin consolidamos la recuperación de la democracia, esa misma democracia que permite hoy a millones de chilenos poder manifestar libremente sus opiniones, sus dolores y también sus alegrías. Con el Presidente Frei nos insertamos en el mundo e iniciamos importantes modernizaciones, como la Jornada Escolar Completa que ha permitido a millones de jóvenes poder soñar con la educación superior”, dijo Piñera.

Y agregó que “durante el gobierno del Presidente Lagos dimos un fuerte impulso a las obras públicas e introdujimos la regla fiscal que nos ha permitido ahorrar en tiempos de bonanza, mantener ordenadas las cuentas públicas y poder entregar las ayudas que las familias necesitan en tiempos de escases. Con la Presidenta Bachelet, la primera mujer Presidenta de Chile, hicimos avances en la transparencia de la política y una mayor solidaridad de nuestro sistema de pensiones, lo que nos ha permitido ahora fortalecer el Pilar Solidario. Estos avances y progresos, con sus luces y sus sombras, son reales. Y debemos no solo reconocerlos sino también valorarlos. Porque fueron fruto del esfuerzo, aporte y visión de muchas generaciones de chilenos. De gobierno de distintos signos. Y nos permitieron crecer, reducir la pobreza, dar paso al surgimiento de una amplia clase media y también crear oportunidades donde antes no las existía”.

Llamado al diálogo y nueva Constitución

El Mandatario también recordó diversos periodos de la historia para hacer alusión al desafío que se viene en el país, que es la redacción de una nueva Constitución.

“A fines de los 80, tras dos décadas de grandes divisiones, odiosidades, violaciones de derechos humanos y enfrentamientos entre los chilenos, cuando luchábamos por recuperar la democracia, los chilenos vivimos uno de esos momentos decisivos de la historia”, comenzó diciendo. “A diferencia de las ocasiones anteriores, esa vez supimos enfrentarlos con unidad, resiliencia y sabiduría. No sólo recuperamos nuestra democracia en forma pacífica y ejemplar, también construimos con diálogo y acuerdos los pilares del progreso para Chile. Esta vez la política sí estuvo a la altura. Es ese mismo espíritu de diálogo y acuerdos, el que debe guiar la construcción del Chile del futuro, que se apronta a iniciar una nueva etapa”, agregó.

En esa misma línea el Jefe de Estado aseguró que “hoy nuevamente estamos en una encrucijada de la historia. Al igual que al mundo entero, nos azota una pandemia devastadora que ha causado dolor, muerte y pérdida de libertades. La crisis del 18 de octubre sigue latente. Estamos recorriendo un camino hacia una nueva Constitución para recuperar nuestros lazos compartidos, pero la confianza y la cohesión social siguen debilitadas. Enfrentamos además una recesión económica sin precedentes, que ha significado carencias, privaciones y la destrucción de empleos y pymes, que no solo eran fuentes de trabajo e ingresos, eran proyectos de vida y proyectos de familias”.

Y cerró con que “estamos nuevamente en un momento crucial en el que las acciones y omisiones de hoy marcarán, confiamos que para bien, nuestro destino y el de las próximas generaciones. Nuestro Gobierno hará su aporte, pero no será el Gobierno que complete esta misión. Quien asuma la Presidencia y concurra ante este Congreso Pleno el próximo año, deberá continuar esa misión con responsabilidad, con conciencia del momento histórico y visión de futuro”.

Asimismo, Piñera abordó el proceso constituyente señalando que “llevamos más de 40 años discutiendo y enfrentándonos en torno a la Constitución. La Constitución no debe ser nunca un factor de división. Muy por el contrario, en los países sabios, es siempre el gran marco de unidad, de estabilidad y de proyección de los países y pueblos”.

Destacó también que su gobierno promovió el Acuerdo por la Paz, la Justicia Social y una Nueva Constitución que llevaría a la realización del plebiscito del 25 de octubre y la posterior elección de los convencionales constituyentes.

“Una Constitución nunca debe partir de cero. Una Constitución siempre recoge los aportes de las generaciones pasadas, la voluntad de las generaciones presentes y las esperanzas de las generaciones futuras. Una Constitución debe recoger las tradiciones republicanas de la nación y los valores y principios de la ciudadanía”, expresó el Presidente, recordando que en los próximos días convocará a la Convención Constituyente para que comience su trabajo de redacción de una nueva Carta Magna.

“Carta de navegación” para sus últimos 9 meses

Piñera también hizo alusión a cuáles serán sus principales ejes en los 9 meses que restan de gobierno.

“Como Gobierno nos quedan más de 9 meses de mandato. Tenemos una Carta de Navegación que recoge las necesidades y prioridades de la gente, y las prioridades y compromisos de nuestro Gobierno”, dijo.

Para dar paso a las cinco prioridades centrales de su gobierno para el último periodo. “Primero, enfrentar y superar la pandemia del Coronavirus. Segundo, fortalecer la Red de Protección Social y de apoyo a las familias y las Pymes, que mantendremos durante todo el tiempo que sea necesario. Tercero, promover la recuperación de los empleos y oportunidades y la reactivación de la economía. Cuarto, fortalecer el orden público y la seguridad ciudadana. Quinto, asegurar un proceso constituyente y electoral democrático, participativo y seguro”, señaló.

Matrimonio Igualitario

Una de las sorpresas del discurso de Piñera fue su compromiso para avanzar en el proyecto de matrimonio igualitario. Anuncio que generó divisiones en su coalición, Chile Vamos.

“En nuestro primer gobierno impulsamos el Acuerdo de Vida en Pareja. Hoy pienso que debemos profundizar sobre el valor de la libertad, incluyendo la libertad de amar y formar familia con el ser amado, y también el valor de la dignidad de todas las relaciones de amor y afecto entre dos personas”, dijo.

Agregando: “pienso que ha llegado el tiempo de garantizar esa libertad y esa dignidad a todas las personas. Pienso que ha llegado el tiempo del matrimonio igualitario en nuestro país. Anunciamos que pondremos urgencia al proyecto de ley que lleva años en el Congreso y que establece el matrimonio igualitario entre todos nuestros compatriotas”.

“De esta forma, todas las personas sin distinguir por orientación sexual, podrán vivir el amor y formar familia con toda la protección y dignidad que ellas necesitan y merecen”, cerró el Presidente.

Fiscalía de DD.HH., ayuda a víctima de trauma ocular y manifestaciones

Piñera en su discurso también tuvo palabras para abordar la crisis del 18 de octubre o denominado estallido social -que marcó su gobierno-,realizando anuncios en materia de DD.HH.; apoyo a las víctimas de trauma ocular y lesiones graves, condenando la violencia y expresando su solidaridad con “todas” las víctimas civiles y uniformados de esos hechos de violencia”.

“Hoy anuncio que, en conjunto con el Ministerio Público, crearemos una Fiscalía Especializada en delitos contra los Derechos Humanos. Además, hemos incrementado los recursos para el Servicio Médico Legal, lo que permitirá facilitar sus investigaciones. Asimismo, incrementaremos los recursos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y la Defensoría de la Niñez, para que estas importantes instituciones puedan cumplir su labor, con especial énfasis en el acompañamiento a las víctimas”, comenzó señalando Piñera.

También anunció que “seguiremos fortaleciendo los programas de atención médica a las víctimas de trauma ocular y lesiones graves, incorporando acompañamiento y apoyo para una reparación más integral” y que “en las próximas semanas, y fruto de una amplia participación ciudadana, enviaremos un proyecto de ley para remplazar un Decreto de 1983, y garantizar y regular el derecho a la reunión pacífica, permitiendo su libre ejercicio, conforme a los principios y estándares internacionales”.

Al abordar la “ola de violencia” que comentó se produjo tras el 18 de octubre, aseguró también: “lo más doloroso, también trajo consigo la pérdida de vida y graves lesiones, incluyendo civiles y carabineros. Reitero nuestra condena total a toda forma de violencia y atropellos a los derechos humanos, y expreso mi más profunda solidaridad con todas sus víctimas, civiles y uniformados de esos hechos de violencia”.

“En Chile no hay presos políticos”

En la misma línea el Presidente Piñera aseguró que en Chile no hay presos políticos. Esto, en medio del debate en el Congreso luego de que la Comisión de Seguridad del Senado aprobara idea de legislar proyecto de indulto para detenidos en el marco del estallido social.

“Queremos ser muy claros. En Chile no hay presos políticos, porque en Chile no hay ninguna persona que esté privada de libertad por sus ideas. Hay personas privadas de libertad, por decisión de tribunales independientes, por delitos graves como homicidio frustrado, lanzamiento de bombas molotov, incendio con resultado de muerte y otros. En consecuencia, nos oponemos a una ley de indulto o amnistía. Debemos dejar que la Fiscalía y el Poder Judicial cumplan su misión, respetando el debido proceso, de acuerdo al Estado de Derecho”, indicó.

Pandemia: “Perdón” por no llegar con las ayudas

Al abordar la pandemia, el Mandatario también pidió “perdón” a quienes no les llegó a tiempo la ayuda necesaria.

Sin duda nos hemos equivocado. Muchas personas han sentido rabia y frustración porque no siempre recibieron las ayudas que necesitaban en el momento oportuno. A ellos, les pedimos perdón”, manifestó Piñera en el Congreso.

Agregando: “pero nos hemos desvelado y hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance para buscar y encontrar soluciones justas y eficaces a la inmensa cantidad de problemas y dificultades que han debido enfrentar las familias chilenas”.

El jefe de Estado también planteó que “todos debemos ser sensibles con las necesidades, pero también responsables con las políticas públicas, y medir las consecuencias y no solo las apariencias de nuestras decisiones”.

Ya al final de su discurso, el Mandatario reiteró la necesidad de actuar con “responsabilidad” en materia económica. “Qué más querría un Presidente que acoger todas las peticiones de la ciudadanía. Pero un Presidente debe actuar siempre con sensibilidad y empatía con las necesidades, pero también con responsabilidad y lealtad con el futuro y los que deberán asumir las consecuencias de esas decisiones”, indicó.

También destacó el avance en el proceso de vacunación, recordando los esfuerzos del gobierno para la adquisición de vacunas. “Esta semana llegaremos a 11 millones de personas vacunadas con una dosis, lo que representa a más del 70% de la población objetivo. Estos esfuerzos y resultados no sólo ponen a Chile entre los 3 países del mundo que más rápido han avanzado en la vacunación sino que, mucho más importante, han permitido proteger la salud, y sin duda lo más importante, han salvado muchas vidas”, aseguró.

El Presidente también hizo un minuto de silencio por los fallecidos producto del coronavirus.

Fondo Salud Extraordinario Covid-19

Otros de los anuncios del discurso fue la creación de “un Fondo de Salud Extraordinario por U$ 2 mil millones, para financiar la lucha contra el Covid y sus secuelas, fortalecer los servicios y cobertura del Hospital Digital, y reducir las listas de espera, especialmente en atenciones de salud mental, especialistas y cirugías”.

La Araucanía: Refuerzo Plan Impulso y recuerdo a efectivos fallecidos

En su alocución frente al Congreso Pleno, el Mandatario también se refirió a la situación que se vive en La Araucanía, donde anunció el refuerzo al Plan Impulso, llamó a condenar la violencia y recordó a algunos efectivos policiales fallecidos en la zona.

“Sabemos que la situación de La Araucanía, y también la provincia de Arauco, tiene múltiples raíces y siglos de dolorosos desencuentros entre los pueblos indígenas y el Estado de Chile. Para acercar posiciones y avanzar en soluciones, al inicio de nuestro Gobierno propusimos un Acuerdo por el Desarrollo y la Paz en la Araucanía, el que extendimos a la provincia de Arauco”, comenzó diciendo el Mandatario.

Piñera reconoció que “no hemos logrado avanzar como debíamos en el diálogo y en el control de la violencia, narcotráfico y terrorismo en esa región de nuestro país. Esto no sólo significa dolores y angustias para los habitantes de la Araucanía y Arauco, sino también significan una deuda y un fracaso del Estado en su conjunto, que constituye un compromiso, una obligación moral y un grave riesgo para nuestra democracia”.

“Sólo podremos avanzar si reconocemos que no hay dilema ni contradicción alguna entre reconocer esa deuda con nuestros pueblos indígenas, y al mismo tiempo reconocer el compromiso de proteger a los ciudadanos de la violencia, el temor y el terrorismo. Ninguna demanda, por legítima que sea, puede basarse en la violencia o en el terror”, complementó.

Para reforzar que “debemos resolver la situación de tierras, lo que requerirá no sólo más recursos para la compra de tierras para comunidades pacíficas, sino también realizar lo que no hemos realizado: un catastro global de la situación de las tierras, que contenga las ya entregadas y su estado de producción, y también que defina los compromisos pendientes del Estado”.

Por lo mismo es que Piñera aseguró que “ni el Plan Impulso Araucanía, ni el diálogo y reencuentro, ni la solución al tema de las tierras podrán avanzar sin un claro y total compromiso contra la violencia y a favor de la paz, el orden público y por el respeto al Estado de Derecho”.

Finalmente, más adelante en su discurso, el jefe de Estado indicó que “recordamos hoy con emoción y gratitud al Cabo (Eugenio) Naín, al Sargento (Francisco) Benavides, al Inspector (Luis) Morales, y a todas las víctimas de la violencia”.

“Responsabilidad” frente al “populismo”

A lo largo de su alocución, el jefe de Estado llamó en más de una ocasión a combatir los populismos, las “falsas promesas” y actuar con responsabilidad, pensado incluso en el próximo gobierno.

“La demagogia, el populismo, las falsas promesas, pueden alcanzar popularidad en el corto plazo, pero generan siempre frustraciones, dolores y pobreza a corto andar. Es muy importante el valor de la verdad. No hay diálogo franco sin respeto por la verdad”, aseguró Piñera.

Casi al inicio de su intervención había planteado también que el país vive un momento “crucial” en que las decisiones que se adopten hoy marcarán a las próximas generaciones. En esa línea señaló que si bien su gobierno hará un “aporte”, quien asuma la Presidencia en el próximo mandato deberá “continuar” esa misión con “responsabilidad, conciencia del momento histórico y visión de futuro”.

“Durante estos tres años de Gobierno, y pese a todas las adversidades que hemos debido enfrentar, hemos avanzado con nuestro compromiso de trabajar para la superación de la pobreza, para conquistar el desarrollo. No cualquier desarrollo, un desarrollo inclusivo, integral y sustentable que nos permita tener un país más libre, más justo, más próspero y respetuoso de la naturaleza. Sabemos que no existen atajos al desarrollo ni recetas mágicas que permitan alcanzar logros sin esfuerzos, y también sabemos que no existen derechos sin deberes. El desarrollo integral e inclusivo, aquel que no deja abandonado a ningún compatriota, se construye de a poco, se construye todos los días, con libertad, con esfuerzo, con paciencia, con respeto, con trabajo, con responsabilidad y con solidaridad. Se construye sin falsas promesas, sin propuestas demagógicas y sin populismo irresponsable. Se construye sin buscar aplausos fáciles, con una mirada larga, pensando siempre en el bien común y en la calidad de vida de todos, priorizando siempre a los más vulnerables y a la clase media, aunque ello a veces signifique críticas e incomprensiones”, expresó el Mandatario.

Al llegar al término de su última Cuenta Pública (la octava que realiza, considerando también las cuatro de su primera administración), Piñera recalcó que “un Presidente siempre debe actuar con sensibilidad, pero también con responsabilidad con el futuro”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.