Los intentos de Piñera para dialogar con Bachelet por La Haya

Gobierno contactó al entorno de la expresidenta para sumarla a las reuniones por el fallo.


En el marco de una serie de encuentros con distintas fuerzas políticas para abordar el inminente fallo de La Haya por la demanda marítima boliviana, el Presidente Sebastián Piñera recibió este martes en La Moneda a dos de sus antecesores en el cargo: los exmandatarios Ricardo Lagos Escobar y Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

A diferencia de otras ocasiones -en que Piñera ha acudido a los expresidentes para abordar temáticas nacionales-, esta vez no estuvo presente la expresidenta Michelle Bachelet, quien a inicios de septiembre asumió oficialmente como alta comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Pese a que su nuevo cargo la llevó a radicarse en Ginebra, el gobierno hizo gestiones con el entorno de Bachelet para lograr sumarla al diálogo de Piñera con los expresidentes para abordar la sentencia que se conocerá el lunes. Tratativas que no prosperaron.

En la oposición recuerdan que, producto de sus nuevas obligaciones, la expresidenta no puede involucrarse en asuntos de índole interna. Menos aun tratándose de la demanda de un país contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que es principal organismo judicial de Naciones Unidas.

La distancia que debe mantener Bachelet de los temas nacionales a raíz de sus nuevas obligaciones fue abordada a fines de agosto por la propia expresidenta. Por esos días, y tras participar de un acto de despedida en su colectividad, el Partido Socialista, la Mandataria fue enfática en señalar, ante las consultas de la prensa, que está imposibilitada de intervenir en debates internos.

“No puedo, por el cargo que voy a tener, meterme en la contingencia nacional”, dijo en la ocasión.

Con todo, fuentes que conocen de las tratativas que hizo el gobierno con el entorno de Bachelet no descartan que Piñera pueda buscar algún tipo de diálogo informal con la exmandataria durante la Asamblea General de la ONU en Nueva York, donde ambos coincidirán esta semana.

El Presidente viajó anoche a Estados Unidos para participar de dicha reunión y desde presidencia confirmaron que esperaba concretar un encuentro con la exmandataria en ese país.

La nominación de Bachelet en uno de los principales cargos de la ONU provocó duros cuestionamientos de los partidos oficialistas cuando se conoció el nombramiento en agosto. “No creo que sea la persona más idónea para un cargo tan importante”, señaló el presidente de RN, Mario Desbordes, en su momento, agregando que “la Presidenta ha tenido un doble estándar respecto de unas dictaduras y otras”.

A esto se sumó la ofensiva que diputados oficialistas iniciaron ante la ONU acusando una incompatibilidad de Bachelet para seguir percibiendo la dieta que recibe como expresidenta de la República con su nuevo rol en el organismo internacional.

El gobierno, sin embargo, celebró la llegada de la expresidenta al cargo.

Seguir leyendo