Paris reconoce “error comunicacional” respecto al plan de desconfinamiento y afirma que evalúan aumentar el aforo del comercio a un 50% en Aysén y Los Ríos

El ministro de Salud, Enrique Paris, conversa con periodistas, antes de retirarse del Palacio de La Moneda, tras realizar el balance diario de contagiados y fallecidos por covid en Chile. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El ministro de Salud indicó que hoy tendrán a las 15.00 una reunión con 300 alcaldes para explicarles "cuál es el plan, porque no vamos a anunciar ningún desconfinamiento, es el plan general del programa llamado ‘paso a paso’”.




El ministro de Salud, Enrique Paris, reconoció “un error comunicacional” respecto a cómo se pudo entender el plan de desconfinamiento anunciado por el gobierno. Además, abordó las críticas de comerciantes de las Regiones de Aysén y Los Ríos, donde ya rige la medida, respecto a funcionar con un 25% de su aforo permitido.

El secretario de Estado indicó que los nuevos casos de dichas zonas está “absolutamente hecha la identificación y la trazabilidad”.

En ese sentido Paris explicó que esta jornada, a las 15.00, tendrá una reunión con más de 300 alcaldes de todo Chile y que “no es para informarle sobre el desconfinamiento, es para informarles, porque ahí cometimos un error comunicacional, cuál es el plan, porque no vamos a anunciar ningún desconfinamiento, es el plan general del programa llamado ‘paso a paso’”.

Sobre los reclamos de los empresarios de las regiones de Aysén y Los Ríos, el titular de Salud afirmó que “tienen razón a lo mejor los comerciantes, pero aquí la cantidad de 25% que es bastante estricta, pero nosotros hemos dicho ‘paso a paso’”.

“Si hubiéramos empezado con un 50% también nos habrían criticado, porque habrían dicho que era demasiado. Estoy seguro. Entonces, veamos cómo nos va con el 25% y si la región se porta bien y no tenemos casos nuevos, obviamente iremos avanzando y el siguiente paso es 50%”, concluyó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.