Parlamentarios del Biobío llevan al pizarrón a Ulloa y analizan la semana más compleja del intendente

El fallido toque de queda y su impasse con el ministro del Interior fueron los hechos que marcaron la agenda política del exdiputado UDI. Episodios que le valieron cuestionamientos tanto a su gestión como al Gobierno por parte de diputados y senadores de la zona.


“Yo en los zapatos del intendente, cuando me quitan el piso político, cuando me hacen hacer el ridículo público, obviamente golpeo la mesa y me voy”.

Así de tajante es el diputado y exalcalde de Talcahuano Gastón Saavedra (PS), representante del Biobío, cuando se le pregunta por su evaluación del desempeño de esta semana de Jorge Ulloa, el intendente regional, quien estuvo en la mira por una serie de episodios vinculados a la fallida declaración de toque de queda. Un hecho que terminó obligando al desembarco masivo de ministros en la zona y que dejó al exdiputado UDI en la mira.

Sin duda fue una de las semanas más complejas que ha debido enfrentar Ulloa desde que asumió el cargo, al inicio del segundo gobierno de Sebastián Piñera.

El primer episodio que le trajo complicaciones se produjo el martes, en medio de intensos incendios forestales -al menos cuatro focos simultáneos- que azotaban a la provincia de Concepción. Esa jornada, acompañó al jefe de la Defensa para la zona de excepción constitucional, contraalmirante Carlos Huber, cuando se anunció un toque de queda para la zona, lo que fue desmentido a la hora por el ministro de Defensa Alberto Espina, y que generó molestia en el gobierno.

Encargado de la Defensa Nacional del Biobío y polémica por anunciar toque de queda: “Es una atribución que tiene el jefe de las fuerzas”

Respecto a este episodio, y más allá de que la vocería inicial fue de Huber, fuentes de gobierno apuntan a Ulloa como quien habría sido el promotor del fallido toque de queda. Incluso personeros de gobierno aseguran que el contralmirante habría estado contra la idea de aplicar la medida -lo que explicaría el respaldo personal que le entregó el ministro de Defensa, Alberto Espina-, y que habría molestia contra la autoridad regional por desmarcarse del anuncio tras no ser ratificado.

No fue el único traspié comunicacional de Ulloa. Un día después, a raíz de lo ocurrido con el fallido toque de queda, el ministro del Interior, Andrés Chadwick viajó a la zona para mejorar la coordinación en la región. El titular de la cartera estaba brindando un punto de prensa, cuando Ulloa le dice “vamos” para que fueran a otra pauta que tenían y le muestra su reloj. Acción a la que el secretario de Estado respondió con un cortante “no me digas lo que tengo que hacer”.

La conferencia de prensa del ministro del Interior, el miércoles pasado, cuando tuvo el impasse con Ulloa.

Dos situaciones que, según plantean parlamentarios de la zona, han dejado a la autoridad regional en un complicado escenario.

Por ejemplo, Saavedra califica el intercambio con Chadwick como un “error público garrafal”, apuntando sus dardos también al titular de Interior. “Esto es una deslegitimación pública que va a traer sus costos posteriores frente a situaciones que (el intendente) tenga que vivir la región”, indicó.

“No me digas lo que tengo que hacer”: el llamado de atención de Chadwick al intendente del Biobío en tensa conferencia

“Lo veo con poca base de sustentación política, porque es solo el gobierno el que está en esto y no se incorpora a todos aquellos que a lo mejor podríamos aportar no siendo de gobierno. Las emergencias no tienen nombre ni color”, agrega el exalcalde de Talcahuano.

El diputado RN y exalcalde de Coronel, Leonidas Romero, en tanto, comienza diciendo que para él la actuación de la autoridad regional en estas emergencias ha sido “buena, no excelente”. Y agrega algunas críticas a su gestión regional, apuntando a un posible sesgo político en la designación de su equipo.

El día en que el intendente Ulloa informa que se decidió decretar toque de queda para la provincia de Concepción. Medida que fue desestimada a la hora después.

“Hoy si revisamos las personas que están trabajando en la intendencia, sin temor a equivocarme, más del 80% son militantes de la UDI, teniendo nosotros en RN también profesionales, personas comprometidas y que hoy no tienen posibilidades de trabajo”, acusó.

Una mirada similar es la que expone el senador PPD y ex subsecretario del Interior, Felipe Harboe. Para él, Ulloa “ha tenido algunos pequeños incidentes e impasse con algunas autoridades. El tema de la declaración de toque de queda sin consulta al ministro del Interior es una tema delicado”.

Consultado sobre si era necesario que el intendente dejara su cargo, Harboe indicó que “cada presidente hace la evaluación de sus autoridades (…). No soy el llamado a estar pidiendo renuncias”.

“Yo creo que ha estado bien en general. Se le ve muy activo, con harta disposición trabajando. Pero por alguna razón que desconozco el gobierno le quitó las facultades y se las entregó al contraalmirante”, afirmó respecto al trabajo que se ha realizado en materia de incendios forestales.

Seguir leyendo