Plebiscito: gobierno y oposición crean mesa de trabajo para ampliar facultades del Servel

Piñera y el presidente del Servel se comunicaron para analizar medidas por el referéndum. Foto Richard Ulloa/La Tercera

Ejecutivo y Comisión de Constitución del Senado consensuarán texto de reforma constitucional a más tardar esta semana. La Moneda instó a un “acuerdo amplio”.




Un llamado del Mandatario Sebastián Piñera recibió este martes el presidente del consejo directivo del Servicio Electoral, Patricio Santamaría. La comunicación tenía como objetivo, según quienes conocieron del intercambio, abordar los desafíos pendientes de cara al plebiscito constitucional del 25 de octubre.

Así lo deslizó el propio Santamaría en la Comisión de Constitución del Senado, sesión a la que fue convocado para abordar la reforma que busca ampliar las potestades reglamentarias del organismo. La iniciativa fue presentada por la oposición para que el Servel pueda dictar, sin necesidad de una serie de modificaciones legales, las medidas sanitarias para esa jornada electoral, que tendrá un cariz inédito por la pandemia.

En el marco de esa sesión, el Ejecutivo transmitió que patrocinará la propuesta, aunque propuso la creación de una mesa de trabajo -la que se venía fraguando desde el lunes- que incluya asesores de Interior, la Segpres, el Minsal y, asimismo, a los asesores legislativos de los parlamentarios que integran la instancia. Esto, con el objetivo de consensuar, al más breve plazo, un texto en conjunto y lograr un “acuerdo amplio”.

“Podemos mandatar al Servel para que, de manera acotada, regule todas aquellas condiciones sanitarias que permitan el correcto desarrollo del plebiscito (...). En esto deberíamos tener un acuerdo amplio, lo que, además, sería una buena señal hacia la ciudadanía en cuanto a la voluntad que existe tanto del gobierno como del Congreso de avanzar”, afirmó el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli.

En ese sentido, destacó que a juicio de La Moneda, es necesario que esas potestades permitan al organismo, entre otras cosas, extender el horario de votación y asignar bloques preferentes para grupos de riesgo, además de excluirlos de la obligación de ser vocales de mesa y establecer aforos máximos.

En el mismo sentido, el presidente de la instancia, Alfonso de Urresti (PS), destacó que “se van a concordar una serie de propuestas (...) en el más breve plazo y darles certeza a todos de que vamos a tener un plebiscito seguro en octubre”.

A su vez, Santamaría reiteró que “ya se acabó el tiempo” y que es necesario tener en el menor plazo posible reglas claras. “Resulta imposible hacer reformas de detalles específicos (...). La delegación de facultades las asumimos con la mayor de las responsabilidades y, evidentemente, nos parece que esto debe la posibilidad de reclamación ante el Tricel”, dijo.

En esa línea, el director del Servel subrayó, además, que es necesario que se fije un límite de gasto y fuentes de financiamiento para el plebiscito, un tema que La Moneda apuesta a legislar, hasta ahora, regulando el origen de los fondos, mientras que se encuentra analizando si hacerlo respecto de los montos. Quienes conocieron del intercambio entre Piñera y Santamaría aseguran que ese fue uno de los temas que tocaron. En Palacio sostienen que el Mandatario está pendiente de que el plebiscito se realice con las máximas garantías. De salir bien, dicen las mismas fuentes, el Jefe de Estado podría capitalizar el éxito de la consulta como uno propio ante la crisis que vive su administración.

Con todo, Santamaría destacó el protocolo sanitario que ha trabajado el organismo y que fue visado el lunes por el Minsal (ver recuadros), asegurando que “es inicial y que va a ser dinámico”. En ese sentido, anunció que se concordó con el ministro de Salud, Enrique Paris, la conformación de una mesa permanente, que estará integrada por el Colmed, la Cruz Roja, la OMS, entre otros organismos, para ir evaluando las medidas.

Algunos elementos del protocolo para el 25 de octubre

1Prohibición de actos masivos

A diferencia de otras campañas, para el plebiscito estará prohibida la realización de actos masivos -públicos o privados- que sean incompatibles con el distanciamiento social. Además, se les recomienda a los comandos que dispongan de los insumos sanitarios y de privilegiar los canales digitales.

2 Casetas abiertas

Como medida de protección, la cámara secreta donde las personas rayan su voto ahora estará abierta y sin cortinas que cubran al votante. El Servel recomendó que se deberá procurar que dicha cámara se encuentre en una ubicación que asegure el secreto del voto. Asimismo, también se tendrá que desinfectar después de cada uso.

3 Mascarillas y lápiz propio

El votante al entrar al local debe seguir un camino delimitado por cintas amarillas que marcarán la distancia necesaria. Será obligatorio el uso de mascarilla y desinfectarse las manos al momento de ingresar al local. El Servel también recomendó que cada persona lleve su propio lápiz grafito y azul pasta para firmar el acta.

4 Más locales, más espacio y basureros con tapa

Para asegurar el distanciamiento físico, el Servel trabaja en la selección de locales con superficies donde se puedan instalar mesas más largas. Se podría reducir el número de mesas por local y aumentar los recintos. Además, todos los locales deberán ser sanitizados y se reforzará la cantidad de basureros con tapa.

5 Desinfección del carné y escudos faciales

Para los vocales de mesa se definió que deben portar mascarillas, escudos faciales y guantes de látex en todo momento, además de mantener la distancia. En el protocolo se recomienda que el personal con rol electoral no debe tocar la cédula de identidad de los votantes y, en el caso de que sea necesario, la deberán desinfectar.

6 Votantes Covid positivo

Respecto de votantes con PCR positivo, el Servel recomendó que la autoridad sanitaria y los legisladores deban determinar qué hacer. Este martes el ministro de Salud, Enrique Paris, afirmó que se está evaluando una estrategia para asegurar que estos puedan votar, así como también un horario especial para adultos mayores y personas con enfermedades preexistentes.

Comenta