Senado despacha proyecto de tercer retiro de fondos de las AFP con votos de Chile Vamos

03/08/2020 FOTOGRAFIAS A FILAS DE PERSONAS PARA TRAMITE DE RETIRO DEL 10% DE LAS AFP Mario Tellez / La Tercera

Francisco Chahuán (RN), David Sandoval (UDI), José Miguel Durana (UDI), Juan Castro (IND exRN), Marcela Sabat (RN), Manuel José Ossandón (RN) e Iván Moreira (UDI) fueron los integrantes del oficialismo que estuvieron por respaldar la iniciativa. Ahora el proyecto regresará a la Cámara de Diputados para su tercer trámite -debido a los cambios que se hicieron en la Cámara Alta-, donde se analizará este viernes partir de las 14 horas.




Menos de 48 horas después de que el gobierno ingresara un requerimiento al Tribunal Constitucional (TC) buscando frenar la aprobación del proyecto para un tercer retiro del 10% de los fondos de las AFP -acusando seis infracciones constitucionales en la moción-, el Ejecutivo enfrentó este jueves un escenario adverso en el Senado luego de que la Cámara Alta aprobara en general, con votos de la propia coalición oficialista (Chile Vamos), la iniciativa.

En concreto, el proyecto contó con el respaldo de más de los 2/3 de los senadores. Treinta y uno votaron a favor (siete de ellos del oficialismo) y 11 en contra (todos de Chile Vamos). Para visar la iniciativa se requerían 26 votos (3/5 de los parlamentarios), por lo que se cumplió con creces.

Francisco Chahuán (RN), David Sandoval (UDI), José Miguel Durana (UDI), Juan Castro (IND exRN), Marcela Sabat (RN), Manuel José Ossandón (RN) e Iván Moreira (UDI) fueron los integrantes del oficialismo que estuvieron por respaldar la iniciativa.

Con ese escenario, el tercer retiro fue aprobado con más votos de Chile Vamos que en las dos oportunidades anteriores.

En el primer proyecto de retiro de fondos previsionales fueron cinco los legisladores oficialistas que respaldaron (Sandoval, Durana, Castro, Ossandón y Moreira). Y en el segundo, al ser una iniciativa impulsada por el gobierno -que presentó un proyecto propio en rechazo a uno de la oposición-, todo Chile Vamos respaldó.

Ahora el proyecto regresará a la Cámara de Diputados para su tercer trámite, donde se analizará mañana a partir de las 14 horas. Esto debido a los cambios que se hicieron en la Cámara Alta.

Tensiones

La decisión del gobierno de recurrir al TC en medio del avance de la iniciativa en el Parlamento había agudizado la crisis oficialista. La opción de buscar impedir el tercer retiro previsional acrecentó los cuestionamientos del oficialismo hacia La Moneda y los reclamos apuntaron principalmente al Presidente Sebastián Piñera.

Un escenario que se cristalizó cuando, en medio del debate en el Senado, Renovación Nacional (RN) solicitó al Ejecutivo retroceder en la presentación al TC y encabezar un proyecto de ley de retiro de fondos.

Esto, en medio de los cuestionamientos en el sector respecto a los eventuales costos políticos, y también electorales, que la medida podría traer a la coalición, de cara a los masivos comicios de mayo.

Consultado esta jornada al respecto, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, indicó que “los candidatos son candidatos, tienen programa, y los gobiernos son gobiernos. Y a veces a los gobiernos, como lo decíamos hace un par de días, les toca tomar decisiones difíciles, que de lo que dan cuenta, podemos estar de acuerdo o no, es del carácter que se necesita en circunstancias difíciles. Así que obviamente los candidatos tienen sus legítimas aspiraciones y los gobiernos sus legítimas obligaciones”.

El requerimiento ante el TC trajo también coletazos al interior de La Moneda. El miércoles en la noche los ministros del comité político enviaron una carta descartando que hubiesen diferencias frente a la decisión del gobierno. Esto, luego de que se conociera que en el Ejecutivo y en el propio comité político hubo diferencias en los días previos respecto de la decisión de acudir al organismo.

El Presidente citó para las 18.30 de este jueves a una reunión con los timoneles y secretarios generales de la coalición.

Discusión en sala

El debate en la Cámara Alta estuvo marcado por varios temas: la ausencia inicial del gobierno en la discusión (se sumaron avanzada la sesión), las críticas de la oposición a la decisión del Presidente de acudir al Tribunal Constitucional y el rol que deberá ejercer dicho organismo.

Luego de que se confirmara el envío del requerimiento al TC, el gobierno se había restado de la discusión en particular en la Comisión de Constitución. Lo que se repitió al inicio de esta jornada.

Algo que molestó al RN Francisco Chahuán, quien argumentó su apoyo a la iniciativa, producto de dicha ausencia. “Si el gobierno no se involucra en el tema y no ofrece una respuesta clara y concreta, y renuncia a su rol de colegislador, me considero completamente en libertad de acción para votar en conciencia el proyecto, porque no hay otra alternativa para empatizar con las familias que lo están pasando muy mal en nuestro país”, reclamó.

Las intervenciones de la oposición apuntaron al Mandatario, pidiéndole que retirara su presentación ante el TC. “Señor Presidente, su requerimiento al TC habla de su desconexión y lejanía con el pueblo al que se debe, aún es tiempo de que desista”, planteó el presidente de la comisión de Constitución, Pedro Araya (IND).

“(El Presidente) no puede tratar de imponer todo, que converse. Ir al TC es un tremendo error, va a polarizar (...). Acusación constitucional, destitución y la verdad que son una serie de frases que no se miden sus consecuencias. Si cae Piñera vamos a tener un ministro de Presidente y vamos a tener adelantamiento de elecciones y Chile espera soluciones, los chilenos esperamos soluciones y por lo tanto, ayudémonos a construir soluciones. Presidente, ir al TC es no ver la realidad”, sostuvo a su tiempo el PS Carlos Montes.

Mientras que Ricardo Lagos Weber (PPD), apuntó a que “un gobernante debe tener la capacidad y criterio político de lo que ocurrirá a partir de sus decisiones. Sí, el cree que es inconstitucional, y sí, puede recurrir al TC, pero no puede desentenderse de los efectos que va generar, y ha generado un tremendo malestar, que va tener un costo en la ciudadanía muy grande si el TC decide rechazar lo que aquí se va aprobar”.

En el oficialismo, el RN Rodrigo Galilea fundamentó su voto en contra asegurando: “pido que no tropecemos con la misma piedra, no hagamos lo mismo que ya no funcionó. Limitémoslo a los que tuvieron un daño efectivo y no a los que no tuvieron ningún problema, y afinemos y profundicemos los instrumentos que ya tenemos y están funcionando”.

Luz Ebensperguer, de la UDI, planteó que “este Congreso no puede ser responsable de empobrecer a esas personas para el día de mañana cuando no estén en condiciones de trabajar, sino que de descansar y hacer uso de sus pensiones, que no tengan recursos o pensiones aún más bajas de lo que podrían tener porque este Congreso le autorizó retirar sus fondos. Es una irresponsabilidad”.

Cómo quedó el proyecto

El proyecto contempla que el retiro del 10% de los fondos de pensiones tenga un máximo de UF150 y un mínimo de UF35; mientras que quienes tengan menos del mínimo establecido puedan retirar la totalidad del monto de sus cuentas.

La sala de la Cámara Alta ratificó, además, que no se pagarán impuestos, al igual como ocurrió con el primer retiro del 10%. Los fondos, además, deberán ser entregados en un máximo de 30 días corridos desde que se hace la solicitud.

En el caso de los pensionados por rentas vitalicias, éstos podrán adelantar el pago de sus rentas hasta por el monto equivalente al 10% del valor correspondiente a la reserva técnica que mantenga el pensionado en la aseguradora para cubrir el pago de su pensión, con un monto máximo de UF150.

Otro punto que considera la iniciativa es que quienes hagan retiro de sus fondos previsionales puedan cotizar un 1% adicional para restablecer los fondos retirados, si es que así lo desean.

La moción también establece que las autoridades no podrán retirar el 10%, con excepción de los trabajadores a honorarios.

Críticas a Brahm

En el debate en sala también surgieron algunos cuestionamientos desde la oposición al rol que deberá ejercer la presidenta del TC, María Luisa Brahm.

Un grupo de senadores de oposición, encabezados por Carlos Bianchi (IND) y Alejandro Navarro (País), buscarán que Brahm -quien fue jefa de asesores del segundo piso de La Moneda en el primer gobierno de Piñera- se inhabilite en la revisión del requerimiento.

“Junto con el senador (Carlos) Bianchi y un grupo de 11 senadores, vamos a pedir la inhabilidad de la señora Brahm, la presidenta del TC, porque se ha pronunciado individual y públicamente del retiro del 10%. Eso la inhabilita. Y esperamos que se inhabilite ella, antes de que se le deba inhabilitar”, dijo Navarro.

El ministro de la Segpres, Juan José Ossa, respondió a los cuestionamientos. “Tenemos que respetar las instituciones. Se ha hecho mucho caudal respecto del voto dirimente de la presidenta del TC (...) el antiguo presidente del TC, que fue jefe de la división jurídica de la Segpres, en el gobierno de la Presidenta (Michelle) Bachelet dirimió más de 25 veces situaciones en el TC. Es parte de nuestra institucionalidad y este tipo de atajos no nos parece apropiados” dijo, en referencia a Carlos Carmona.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.