Economista de la Ocde para Chile defiende reforma tributaria y dice que puede contribuir al crecimiento de largo plazo

Jens Arnold planteó que la organización comparte el objetivo de mayor recaudación y aseguró que los cambios posibilitarían inversiones en sectores que generarían un efecto neto positivo al crecimiento en el largo plazo, como el foco en investigación y desarrollo. Eso sí, volvió a alertar sobre la baja productividad.


Luego que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) presentara la versión 2022 del Economic Survey, el economista responsable de la entidad para Chile, Jens Arnold, reiteró el apoyo a la reforma tributaria que está impulsando el gobierno de Gabriel Boric.

“Compartimos el objetivo de esta reforma, que es recaudar más impuestos en general. Chile recauda solo el 21% del PIB en impuestos, esto es relativamente poco, es menos que el promedio de la OCDE, incluso es menos del promedio de América Latina. Si uno quiere responder a las demandas sociales, que nos parecen muy legítimas para dar mejor protección social, mejor inversión en educación o salud, uno va a necesitar recaudar más”, señaló el experto en entrevista con Radio Duna.

En esa línea, desde la organización no solo se valoró el proyecto en general, sino “los instrumentos y planes más específicos que están en este borrador”.

Dentro de las indicaciones que más se celebraron desde la Ocde son las referentes al nuevo sistema de impuesto a la renta presentado por el ministro de Hacienda, Mario Marcel. Según se anunció, con la reforma habría un tributo a diferimiento de impuestos personales.

Al respecto, Arnold explicó que “el impuesto a la renta en las personas es una de las principales herramientas que te permiten hacer un sistema tributario progresivo, es decir, que ponga una mayor carga impositiva sobre aquellos hogares que tienen más medios. Ese potencial de este impuesto es algo que Chile en el pasado ha desaprovechado”.

Según manifestó el economista, esta tributación logra un mayor equilibrio socioeconómico. “En el promedio de la Ocde este impuesto reduce las desigualdades de ingreso en un 25%, en Chile las reduce solo en un 5%. En parte, esto tiene que ver con la manera de tributar los ingresos de capital y los ingresos altos que en el pasado se han beneficiado de muchas exenciones y de reglas específicas”, afirmó.

Indicando que el camino por hacer es aumentar la proporción de quienes pagan este impuesto –que en la actualidad es solo del 20% de las personas activas–, el representante de la organización dijo que es plausible el aumento desde “esta parcela hasta llegar incluso a la clase media”.

Aprensiones de la oposición

Frente a las medidas impulsadas por el Gobierno, la oposición ha sido enfática al plantear que la reforma tendría efectos negativos sobre la economía nacional considerando el difícil escenario actual.

En este sentido, Jens Arnold explicó que “si uno quiere recaudar más impuestos, esto necesariamente va a generar alguna distorsión en la economía. A priori, esto puede reducir el crecimiento si solo se mira esa parte, pero si se mira también qué es lo que se puede financiar con este recaudo adicional, puede ser muy diferente”.

Así, el economista de la Ocde aseguró que las transformaciones posibilitarían inversiones en sectores que generarían un efecto neto positivo al crecimiento en el largo plazo. El experto puso como cruciales las destinaciones de fondos a educación, sistemas salud, investigación, desarrollo e innovación.

Arnold sugirió que la discusión debiese centrarse en resolver el problema de la productividad. “Sabemos que las tendencias demográficas que nos esperan en Chile no son muy positivas. Tenemos un envejecimiento de la población, entonces si la productividad no empieza a crecer un poco más, uno va a tener que conformarse con un crecimiento mucho menor del que se tuvo en el pasado”, declaró.

Respondiendo a las críticas de la oposición que señala que no es el momento para cambios, el economista Ocde dijo que “con este argumento uno nunca va a cambiar nunca nada, porque siempre va a haber algo que urge en el momento, pero es necesario pensar a largo plazo”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.