El inversor y activista Dan Loeb se retracta de presionar a Disney para que venda ESPN

"Estamos deseando ver cómo el jefe de ESPN, James Pitaro, ejecuta los planes de crecimiento e innovación, generando considerables sinergias como parte de The Walt Disney Company", aseguró el inversor Dan Loeb. Foto: Dado Ruvic/ Reuters.

El inversor dice ahora que quiere que Disney siga adelante con el "crecimiento e innovación" de ESPN, luego que el mes pasado mandara una carta pidiendo desvincularse de la cadena de deportes. El cambio de opinión se produce después de que el presidente ejecutivo de Disney, Bob Chapek, dijera en entrevistas con los medios este fin de semana, que tiene planes para que ESPN sea un gran motor de crecimiento y una parte importante de la oferta de entretenimiento de la empresa.


El inversor activista Dan Loeb señaló el domingo en la mañana en Twitter que está dando marcha atrás en su intento de convencer a Walt Disney Co. para que se desprenda de su popular cadena de televisión deportiva ESPN.

El cambio de opinión se produce después de que el presidente ejecutivo de Disney, Bob Chapek, dijera en entrevistas con los medios de comunicación en el evento D23 Expo de este fin de semana -una reunión anual de fans de Disney en la que la compañía anuncia nuevos espectáculos y películas- que tiene planes para que ESPN sea un gran motor de crecimiento y una parte importante de la oferta de entretenimiento de la empresa.

“Como declaró Bob, ESPN es una parte integral de Walt Disney Company, y cree que se seguirá aprovechando todo su potencial”, sotuvo el domingo la representante de Disney, Kristina Schake.

El mes pasado, el fondo de cobertura de Loeb, Third Point LLC, anunció que había renovado su participación en acciones de Disney, después de haber liquidado una a principios de este año. Mandó una carta a Chapek en la que pedía cambios importantes en el negocio de Disney, incluyendo la desvinculación de ESPN, la renovación del consejo de administración de Disney y el recorte de gastos.

“Tenemos una mejor comprensión del potencial de ESPN como un negocio independiente y otra vertical para que Disney llegue a una audiencia global para generar ingresos por publicidad y suscriptores”, escribió Loeb en Twitter el domingo. “Estamos deseando ver cómo el jefe de ESPN, James Pitaro, ejecuta los planes de crecimiento e innovación, generando considerables sinergias como parte de The Walt Disney Company”, agregó.

Loeb no hizo comentarios más allá de sus tuits, indicó una representante, añadiendo que el resto de las peticiones que Loeb hizo en su carta a Disney siguen en pie. A su vez, Loeb y Chapek mantienen conversaciones periódicas y están actualmente en estrecho contacto, dijeron personas relacionadas con el asunto.

La nueva participación del fondo de Loeb representaba menos del 1% de las acciones en circulación de Disney y en ese momento tenía un valor económico de unos US$ 1.000 millones, según informó anteriormente The Wall Street Journal.

Las acciones de Disney han bajado un 26,5% este año hasta el cierre de las operaciones del viernes. En agosto, la empresa informó de unos resultados financieros mejores de lo esperado y de la incorporación de 14,4 millones de suscriptores a su servicio de streaming Disney+.

El mes pasado, Disney comentó en respuesta a la carta de Third Point de Loeb que acoge las opiniones de todos sus inversores. La compañía manifestó que su consejo de administración se ha renovado continuamente, con un promedio de permanencia de cuatro años.

La idea de vender ESPN -que envía un flujo constante de dinero a Disney a través de los acuerdos de licencia con los operadores de televisión por cable- ha surgido con frecuencia en los últimos años, ya que el precio de los derechos de transmisión de deportes ha aumentado constantemente. Algunos inversores han argumentado que ESPN es más valiosa como empresa independiente, que como división de Disney.

La idea de que Disney venda ESPN ha surgido con frecuencia en los últimos años, ya que el precio de los derechos de transmisión de los deportes ha aumentado constantemente. FOTO: GABBY JONES/ BLOOMBERG NEWS

Aunque cada vez son menos los estadounidenses que contratan la televisión por cable, la cadena deportiva alberga algunos de los eventos más vistos de la televisión y atrae a un gran número de espectadores en horario de máxima audiencia, según Nielsen. ESPN también aporta importantes ingresos a Disney. En promedio, cada estadounidense con un paquete de televisión de pago que incluye ESPN paga más de US$ 100 al año por el acceso a la cadena, según Kagan, un grupo de investigación de medios de comunicación de S&P Global Market Intelligence.

Para Disney, ESPN+, el servicio de streaming vinculado a la cadena deportiva, está creciendo. Según informó Disney el mes pasado, ESPN+ cuenta con 22,8 millones de suscriptores, lo que supone un aumento del 53% respecto al año anterior.

Ahora bien, la carta de agosto de Loeb presionó para que Disney hiciera otro trato: hacer todo lo posible para comprar la participación minoritaria restante de Comcast Corp. en el servicio de streaming Hulu, antes de que Comcast pueda forzar una venta ya en enero de 2024. Según un acuerdo de 2019, Comcast puede exigir a Disney que compre la participación de un tercio de su filial NBCUniversal en Hulu por al menos US$ 9.000 millones, suponiendo que el servicio de streaming tenga un valor patrimonial superior a US$ 27.500 millones.

Por su parte, Third Point aseguró que el acuerdo de Hulu es de suma importancia y que se ha hecho más factible por la reciente caída de los precios de las acciones de las empresas de streaming como Netflix, informó previamente el Journal.

Algunos otros inversores comentan que si Disney espera a comprar Hulu, se arriesga a pagar un precio más alto del que dicen que podría pagar ahora.

“Creemos que incluso sería prudente que Disney pagara una modesta cuota para acelerar la integración, pero somos conscientes de que el vendedor puede tener una expectativa de precio poco razonable en este momento”, decía la carta de Loeb.

Chapek declaró en una entrevista publicada este fin de semana en Variety que ha estado en conversaciones continuas con Comcast para comprar el resto de Hulu. Por parte de Comcast no hubo comentarios al respecto.

Hulu ha sido una bendición para Disney, en parte porque el servicio ofrece programas y películas más orientados a los adultos, atrayendo suscriptores tanto al servicio de streaming independiente de Hulu como al paquete de streaming de Disney, que incluye Disney+, Hulu y ESPN+. Chapek comentó que la compañía quiere invertir en más contenido de entretenimiento general, y ha destacado series de éxito como “Pam & Tommy” y “The Dropout” de Hulu.

El mes pasado, Disney anunció que el paquete premium de streaming de Disney, que incluye versiones sin anuncios de Disney+ y Hulu, así como una versión de ESPN+ centrada en los deportes con anuncios, se mantendrá en su precio actual de US$ 19,99 al mes en Estados Unidos, mientras que un paquete que incluye los tres servicios, pero con anuncios en Hulu, aumentará su precio en US$ 1 al mes, hasta US$ 14,99.

Loeb es uno de los agitadores más conocidos de Wall Street por sus encendidas cartas y campañas en las empresas, que a menudo implican pedir a la dirección que considere cambios estratégicos como la separación de unidades o la exploración de ventas.

Third Point instó a Intel Corp. a considerar la venta de algunas adquisiciones o la división de sus operaciones de diseño y fabricación a finales de 2020. El fabricante de chips sustituyó a su director ejecutivo unas semanas después, un movimiento que Loeb aplaudió. Además de hacer algunas apuestas activistas la mayoría de los años, Third Point también hace otras inversiones de fondos de cobertura y no activistas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.