En Wall Street, los bonos de compensación suben, pero el estado de ánimo no

La compensación para los banqueros de inversión y traders de JPMorgan aumentó un 13% para 2021. FOTO: AMIR HAMJA/BLOOMBERG NEWS

Los sueldos aumentaron el doble de rápido que los ingresos en los bancos más grandes de Wall Street en 2021; afirman que probablemente no vuelva a pasar.




Los grandes bonos entregados esta semana en Wall Street venían con una advertencia: no se acostumbren.

Después de un año exitoso, los cinco bancos de inversión más grandes pagaron US$ 142.000 millones en compensación para 2021, US$ 18.000 millones más que en 2020. La paga, que en Wall Street generalmente está estrechamente ligada a la cantidad de dinero que ganan las empresas, aumentó dos veces más rápido que los ingresos.

En JPMorgan Chase & Co., la compensación de los banqueros de inversión y los traders aumentó un 13%, casi tres veces más que los ingresos adicionales que produjeron. Los ingresos de Citigroup Inc. disminuyeron levemente desde 2020, sin embargo, la empresa pagó US$ 3.000 millones más que el año anterior a sus empleados.

Goldman Sachs Group Inc. otorgó alrededor de US$ 500 millones en bonos de acciones especiales a sus aproximadamente 400 socios, afirmaron personas familiarizadas con el asunto.

Pero en reuniones en todo Wall Street con sus jefes, los banqueros dijeron que esta semana se les advirtió que no esperaran lo mismo en 2022. Las acciones estadounidenses han tenido un comienzo difícil. Se espera que la Reserva Federal suba las tasas de interés varias veces este año, lo que probablemente desaliente el entusiasmo de los inversionistas por los bonos de alto rendimiento, las acciones de las startups de Silicon Valley y otros grandes generadores de dinero para los bancos. Una inminente ofensiva antimonopolio de Washington podría frenar el boom de las fusiones que el año pasado generó un récord de US$ 13.500 millones en comisiones para los tres principales bancos de Estados Unidos.

Los ejecutivos de Goldman optaron por otorgar a los socios una bonificación especial —en lugar de simplemente aumentar sus premios de acciones estándar— para envolverlo como un evento único y mantener sus expectativas bajo control en el futuro, dijeron las personas.

“En la medida que cambie el entorno en 2022, ese modelo de compensación es muy variable”, afirmó a los analistas el director financiero de Goldman el martes, indicando a los accionistas que la generosidad de la compañía fue algo puntual.

Incluso faltó la celebración del día de la bonificación este año. Con las oficinas de los bancos todavía escasamente pobladas debido a la pandemia, hubo menos testigos colectivos del pavoneo jubiloso, o de las caminatas desanimadas, de los empleados recién informados de su botín. Y con New York todavía apagada debido a la variante Omicron, hubo menos gastos de celebración que típicamente marcan la ocasión.

Hace un año, los bancos también tenían mayores ganancias. Pero eran más tacaños con el sueldo, esperando medir la recuperación de la economía y conscientes de cómo se vería recompensar a los trabajadores de oficina (cuello y corbata) que se habían mudado a casas de vacaciones mientras decenas de estadounidenses perdían sus trabajos, o sus vidas, a causa de la pandemia.

Esta vez, las empresas están bajo presión para compartir la riqueza. Los banqueros han visto estancarse sus sueldos mientras que sus antiguos colegas y los recién graduados universitarios encuentran fortunas en acciones de bitcoin, SPAC (compañía con propósito especial de adquisición) y memes.

“Es increíble lo caliente que está el mercado laboral”, afirmó Alan Johnson, un consultor que ayuda a las firmas financieras a diseñar sus programas de pago. “Tienes las crypto, tienes las tecnológicas”, afirmó, además del siempre presente “canto de sirena del capital privado”, que paga mucho más que los bancos.

Michael Bucella, quien dejó su trabajo en Goldman en 2017 para irse a BlockTower Capital, una empresa de cripto inversión, dijo que sus antiguos colegas se están acercando en gran número. “‘Me dicen como, ‘Estoy en Miami, juntémonos a cenar y, por cierto, aquí hay tres ofertas de trabajo que estoy considerando’”, afirmó. Crypto “ofrece una compensación y un nivel de emoción que los bancos, simplemente, no pueden”.

Los bancos lo están intentando.

La compensación como porcentaje de los ingresos en las cinco empresas más grandes aumentó al 35% desde un 33%, donde había estado durante dos años. Eso significa que sus banqueros, traders, ingenieros y administradores de portafolio se llevaron a casa US$ 9.000 millones adicionales que, de otro modo, podrían haber regresado a los accionistas o haberse invertido en nuevos préstamos o actualizaciones tecnológicas. Jefferies Financial Group LLC les dio a sus empleados más jóvenes una selección de obsequios, incluida una bicicleta estática de Peloton.

Goldman Sachs recompensó generosamente a sus aproximadamente 400 socios con bonificaciones especiales de acciones. FOTO: VICTOR J. BLUE/BLOOMBERG NEWS

Las acciones otorgadas a los socios de Goldman, que produjeron un récord de US$ 59.000 millones en ingresos en 2021, se adjudican más rápido que los premios (o adjudicaciones) de acciones básicas de la compañía, según dijeron personas familiarizadas con el asunto. Eso hace que las acciones sean más valiosas y más competitivas con el capital repartido por las empresas de tecnología y algunos bancos boutique, que está disponible rápidamente y con pocas restricciones de venta.

Los pagos se producen después de un año dinámico que generó ingresos récord para los bancos, pero un agotamiento generalizado (burnout) entre sus trabajadores. Johnson dijo que aconsejó a sus clientes que no esperaran muestras de gratitud.

“No importa cuánto les pagues, la gente cree que con todo el estrés por el que han pasado, se merecían más”, afirmó.

En JPMorgan, el fondo de bonos para los banqueros de inversión fue aproximadamente un tercio más alto que en 2020, dijo una persona familiarizada con el asunto. Los traders de acciones obtuvieron pagos más altos después de un año récord para ese negocio, y las bonificaciones para los traders de renta fija, donde los ingresos cayeron desde un peak en 2020, también fueron, en general, más altas.

JPMorgan también le dio a su personal más joven un aumento esta semana por segunda vez en siete meses, elevando los salarios base para igualar a los rivales. Los banqueros de primer año ahora ganarán US$ 110.000 al año, frente a los US$ 85.000 que ganaban a principios de 2021, según una persona familiarizada con el asunto. Los associates, el próximo peldaño en la escalera y normalmente con tres años de carrera, obtuvieron un aumento de US$ 25.000, llegando a los US$175.000 esta semana.

Su jefe, el director ejecutivo Jamie Dimon, obtuvo un aumento de US$3 millones. Su salario total: US$ 34,5 millones.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.