Gobierno ingresa proyecto que busca aumentar la competencia en el mercado del gas

Abastible, Lipigas, Gasco y Metrogas

La iniciativa apunta a que Abastible, Lipigas y Gasco no participen de la comercialización directa al público.




Es un tema que ha estado dando de qué hablar. Desde que la Fiscalía Nacional Económica entregó su informe final sobre el mercado del gas, los ojos se han volcado a su actual regulación. El ministro de Hacienda, indicó este domingo que se enviará esta semana un proyecto sobre esta temática, y lo cierto es que la iniciativa que considera entre otras cosas, desintegrar el mercado mayorista, ya está en la Cámara de Diputados.

La iniciativa que ahora será discutida en la cámara baja apunta a una reestructuración del mercado del gas licuado envasado. El proyecto incluye una desintegración del mercado mayorista, respecto del mercado minorista. Es decir, Abastible, Lipigas y Gasco no podrán participar de la venta al público, tal como recomendó la FNE en el informe de diciembre. Además, las empresas que participen en ambos mercados deberán elegir en cuál permanecer, y registrarse en la Superintendencia de Electricidad y Combustible.

Por otro lado, desde el Ministerio de Energía han comentado que con la iniciativa no se van a permitir contratos de exclusividad entre mayoristas y minoristas, ni empresas relacionadas entre mayoristas y minoristas. Además, los minoristas podrán distribuir cilindros multimarca o incluso propios, si es que se registran como minoristas de marca propia.

A_UNO_1171069.jpg
El ministro de Energía dijo que se tomaron en cuenta las recomendaciones de la FNE.

“Tomamos las recomendaciones de la FNE e ingresamos un proyecto de ley robusto, que busca aumentar y mejorar la competencia, para bajar los precios de este servicio básico tan importante para las familias chilenas”, indicó el ministro Juan Carlos Jobet.

Otros de los detalles del proyecto es que los minoristas serán responsables de la calidad de servicio al cliente final, y los mayoristas deberán dar acceso abierto a minoristas de marca propia a plantas de envasado de GLP.

En el caso del mercado del gas natural, la iniciativa apunta a un perfeccionamiento. Para esto se indican los casos en que procede garantizar acceso abierto a redes y se establece un procedimiento detallado para la solicitud y otorgamiento de dicho acceso. Uno de los puntos del proyecto, plantea que se extenderá el acceso abierto a redes de distribución para abastecer a grandes clientes, negociado entre partes, pero con resolución de controversias mediante un Panel de Expertos.

Además, se va a corregir la situación de Metrogas y su empresa relacionada Agesa, a través del reemplazo del artículo duodécimo transitorio actual de la ley 20.999.

Reacción de empresas

El proyecto del gobierno ya empieza a tener reacciones. Desde Lipigas indicaron que apoyan las medidas que fomenten la competencia y que vayan en beneficio de los clientes, y dicen estar disponibles para participar de la discusión de la iniciativa en el Parlamento.

“Confiamos en que la discusión legislativa será técnica y objetiva. Estamos disponibles para participar y aportar en lo que sea necesario durante el proceso, sobre todo, teniendo en cuenta que la industria del gas es compleja y tiene múltiples actores, como sindicatos, distribuidores, operadores, choferes, personal de emergencia y, en especial, los consumidores de gas en cilindro, entre otros, que podrían verse afectados por el proyecto de ley”, indicó la empresa en una declaración pública.

Lipigas

Y agregó que “lo más importante es defender el interés de los consumidores y no generar en ellos falsas expectativas. Por ello, esperamos que se analicen con argumentos técnicos los reales efectos de las medidas propuestas, como, por ejemplo, la de impedir a los distribuidores mayoristas vender al cliente final. Sacar actores del mercado no aumenta la competencia, sino que la disminuye”.

Por último, la empresa afirmó que una opción para amortiguar las alzas del precio del gas “sería recurrir a un fondo de estabilización del precio del gas, tal como existe para la bencina o el petróleo diésel”.

Gas licuado Abastible

Desde Abastible, informaron que estudiarán el proyecto en detalle antes de emitir una opinión, pero de todas formas señalaron que como empresa “siempre estará de acuerdo con aquellas alternativas normativas que busquen mejorar el mercado en beneficio de los consumidores y las pymes del país”.

Además, establecieron que “seguiremos impulsando nuestro desarrollo corporativo con el compromiso de hacer más accesibles nuestros productos y servicios, junto con fomentar la competitividad en el sector, siempre con irrestricto respeto por la normativa vigente, y en línea con un crecimiento sostenible que aporte al bienestar de las comunidades”.

La Asociación de Gas Natural, también se pronunció y dijeron que “nos encontramos revisando los alcances de esta iniciativa, dada su extensión y profundidad”. Y agregaron que “es necesario relevar que el gas natural y las inversiones realizadas en los últimos 30 años en nuestro país sitúan a este recurso como pieza fundamental dentro de nuestra matriz energética y como un motor para el desarrollo sostenible. Dados sus atributos como energético, ha contribuido a la descontaminación de las ciudades, a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, al incremento en la productividad y competitividad de las industrias, a un transporte más limpio y a una mejor calidad de vida en los hogares”.

Finalmente, enfatizaron que “nos parece fundamental que cualquier iniciativa legal o regulatoria vaya en la dirección de potenciar el uso del Gas Natural en nuestra matriz, al ser el único energético disponible en Chile que por ahora es capaz de dar seguridad a todo el sistema y, a su vez, reducir significativamente la emisión de gases contaminantes”.

En tanto, desde Gasco señalaron que es fundamental que se realice un análisis objetivo y técnico de los antecedentes del mercado del gas, “para no impulsar una legislación que finalmente vaya en perjuicio de los consumidores”.

“Nos preocupa, especialmente, que el proyecto de ley se haya construido sobre la base de un informe de la Fiscalía Nacional Económica que no consideró adecuadamente los argumentos, estudios y observaciones entregadas por la empresa, y se sigan validando sus errores e inexactitudes, ahora, a través de un proyecto de ley”, afirmó la compañía en una declaración pública.

Además, la empresa hizo un llamado a que se les haga partícipes activamente en la discusión del proyecto “para la búsqueda de las mejores propuestas que permitan beneficiar a los consumidores, sin dejar de lado la importancia de las pymes de distribución minorista que han sido un pilar fundamental de esta industria a lo largo de su historia”.

Informe de la FNE

A fines de diciembre, la FNE confirmó las propuestas para aumentar la competencia, que se traduciría, según indica la entidad, en importantes ahorros para los consumidores de gas licuado y gas natural.

El informe detalló que, en el caso del gas licuado, el ahorro podría llegar a los US$ 181 millones al año, lo que equivale al 15% del precio de cada balón o cilindro que se vende en el país. En cuanto al gas natural, el ahorro sería entre US$ 78 millones y US$ 87 millones para los clientes de Metrogas, lo que se traduce en una reducción de entre 13% y 20% de sus cuentas mensuales.

Es así, como hace dos semanas atrás, el propio gobierno detalló que las recomendaciones realizadas por el organismo coinciden con el proyecto de ley para el mercado del gas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.