Las sociedades cascadas contratan a Soledad Recabarren para estudiar los beneficios tributarios de una fusión

Imagen SOLEDAD RECABARREN 2995

La profesional, una abogada con vasta experiencia en el área tributaria, estudiará los efectos impositivos de la eventual combinación de Pampa Calichera, Norte Grande, Oro Blanco, Nitratos y Potasios, firmas a través de las cuales Julio Ponce participa en SQM.


La posible fusión de las cinco sociedades cascadas que controlan el 30% de SQM requiere análisis y estudios en profundidad. La opción de combinar todas esas sociedades en una sola fue anunciada en junio y desde esa fecha no ha habido novedades. Pero sí ha habido avances.

Las sociedades cascadas contrataron a una profesional de vasta experiencia para analizar un aspecto central de una fusión: los efectos y consecuencias tributarias de una unión. El trabajo fue encomendado a Soledad Recabarren, una especialista en el área.

Abogada de la Universidad de Chile, Recabarren lideró las áreas y departamentos tributarios de firmas como Langton Clark, Arthur Andersen y el departamento de impuestos de EY Chile, ex Ernst & Young, entre 1988 y 2014. Tras esos 26 años, formó su propia empresa, Recabarren & Asociados. La jurista ha sido académica de las universidades de Chile, Católica y Santiago, y también ha sido asesora tributaria de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

El 21 de junio, los directorios de las cinco sociedades cascadas anunciaron que analizarían una eventual fusión. El mismo día, la gerente general de las sociedades de inversión Pampa Calichera, Norte Grande, Oro Blanco, Nitratos y Potasios, Catalina Silva Vial, informó la decisión a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Las cinco comunicaciones decían exactamente lo mismo: “El directorio acordó instruir la contratación de profesionales externos con el objetivo de estudiar la optimización de la estructura societaria del grupo empresarial, con especial atención en el fortalecimiento de la estructura de capital de la sociedad”.

Para analizar una eventual reorganización, las sociedades cascadas requerían análisis financieros y tributarios. Y las empresas, que controla el empresario Julio Ponce, comenzaron el trabajo mediante un análisis impositivo al que seguirán eventuales análisis financieros. Ni Recabarren ni las sociedades cascadas quisieron realizar comentarios sobre esta información, pero trascendió que su análisis tardaría un par de meses.

Las cinco sociedades informaron que, tras el análisis de los estudios técnicos, “y en la medida que se estime contribuya al interés social, el directorio podría someter a la consideración de los accionistas realizar reorganizaciones que podrían incluir fusiones entre compañías del mismo grupo empresarial”. Una posible fusión entre las cascadas es un asunto impulsado desde hace años por accionistas minoritarios de las Norte Grande, Oro Blanco y Pampa Calichera.

A través de Inversiones SQ e Inversiones SQYA, Julio Ponce controla casi el 68% de Norte Grande, el primer eslabón de las cascadas. Esta, a su vez, era a diciembre de 2020 dueña del 76,82% de Oro Blanco, la que tiene el 88,64% de Pampa Calichera.

Calichera tiene el 21,75% de SQM, pero junto a sus empresas relacionadas, en un esquema que incluye también a Nitratos -controlada por Norte Grande- y Potasios, alcanza el 32% de la minera no metálica.

Una opción que se ha evaluado es fundir las cinco sociedades en una sola. La otra es reunir esas cinco sociedades de inversión en dos, siguiendo las dos líneas que están hoy aguas arriba de SQM: la que termina en Calichera y la que concluye en Potasios, dueña directa del 6,91% de SQM.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.