Llenas de efectivo, las compañías europeas recurren a la recompra de acciones

LVMH, que es propietaria de Louis Vuitton, es una de las muchas compañías europeas que están optando por las recompras de acciones en 2021. PHOTO: STEFAN WERMUTH/BLOOMBERG NEWS

Se espera que la oleada de recompra de acciones impulse el mercado bursátil europeo.




El retailer francés Carrefour SA comenzó, recientemente, su primera recompra de acciones en una década, impulsado por un fuerte flujo de efectivo y la creencia de que la recuperación económica está en camino. Y no está solo.

Este año ha habido un montón de empresas en Europa que presentado programas de recompra de acciones, incluyendo la compañía de casas de lujo LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton SE, la de cuidado personal L’Oréal SA y la petrolera mayorista Eni Spa. Alrededor de 56 firmas han publicado planes para comprar sus propias acciones en lo que va del 2021, la mayor cantidad para el período comparable en tres años, según un análisis de Société Générale SA.

La tendencia indica una creciente confianza entre los líderes corporativos y marca un giro en la estrategia en una región que tradicionalmente ha favorecido los dividendos. Puede que la pandemia haya acelerado el cambio hacia premiar a los accionistas a través de recompras, al menos temporalmente, de acuerdo a un analista del banco Francés.

A medida que las cuarentenas y el distanciamiento social golpeaban las ganancias, muchas compañías cortaron o cancelaron políticas de dividendo el año pasado. Para algunas industrias, como la bancaria, los reguladores lo exigieron. Las firmas europeas emitieron cerca de €$1.000 billones de deuda el año pasado, equivalente a un US$1.200 billones, según mostraron datos de Dealogic, acumulando colchones de efectivo para capear la tormenta. Ahora que la recuperación parece tener algún impulso, muchos están deshaciendo estas medidas de emergencias y preparando pagos a los accionistas.

“En 2020, muchas compañías fueron forzadas a cortar dividendos, lo que es muy doloroso”, afirmó Roland Kaloyan, director de estrategia variable europea de la Société Générale. “Las recompras, son una manera de devolver efectivo a tus accionistas, si que no te quieres comprometer mucho y muy pronto a altos dividendos en los siguientes trimestres”.

Muchas empresas europeas han reportado un repunte en el crecimiento, con la sorpresa de ganancias más positivas desde el primer trimestre del 2008, según un análisis de Goldman Sachs Group. Las compañías han revisado al alza sus guías de ganancias por acciones para el 2021 en un promedio de 10,6% en lo va del año, la mayor cantidad desde, al menos, el 2013, sentenció el banco.

Algunos analistas ya esperaban que el mercado de valores de la región superara las acciones estadounidenses este año, porque las acciones europeas todavía no se han recuperado fuertemente y están empezando en gran medida de valoraciones más bajas. Una ola de recompras podría impulsar ese efecto, según los analistas.

Los inversionistas están advirtiendo a las compañías que se lo tomen con calma y que no se lancen con políticas de dividendo, las que generalmente se espera sean un compromiso a largo plazo.

“Es prudente hacer recompras ahora en vez de hacer subir los dividendos porque tienes efectivo extra en este momento”; afirmó Chi Chan, un manager de portafolios de renta variable en Federated Hermes. “No sabemos cómo resultará el mundo post pandemia”.

Las recompras son comunes en Estados Unidos y usualmente son vistas como un factor determinante en el rendimiento accionario. Eso es porque las ganancias por acción aumentan a medida que una compañía reduce el número de acciones en circulación. El S&P 500 subió un 237% en la década hasta 2020, comparado con un 57% de aumento por parte del Stoxx Europe 600.

“En los Estados Unidos en los últimos años, la oferta de acciones se ha reducido. Ha habido más recompras de acciones; el sector corporativo ha sido un gran comprador “, dijo Sharon Bell, directora general especializada en la estrategia de renta variable europea en Goldman Sachs. “Sin duda, esto puede tener una influencia muy importante en los precios del mercado”.

Añadió: “En Europa, dados todos estos anuncios, esperaría cierta contracción del mercado de valores este año”.

Las recompras también están aumentando en los Estados Unidos, con compañías como JPMorgan Chase & Co., Apple Inc., Netflix Inc. y Lockheed Martin Corp.anunciando planes de recompra de acciones en sus resultados del primer trimestre. Goldman Sachs pronostica un aumento del 35% en las recompras este año por parte de las empresas del S&P 500 y otro 5% en 2022.

La Société Générale proyecta que las empresas europeas gastarán alrededor de €$150.000 millones en recompras de acciones el próximo año. Eso sería un aumento del 25% del gasto anual promedio en los cinco años antes de la pandemia. Se espera que el rendimiento de la recompra, un indicador de los pagos a los accionistas, aumente al nivel más alto en más de una década. El año siguiente, el banco espera que se gasten €$190.000 millones, impulsando el rendimiento a su nivel más alto desde 2008.

Un aumento sustancial en la recompra de acciones podría atraer a más inversores extranjeros a Europa, dijo Kaloyan. Los flujos netos de capital hacia fondos que invierten en acciones europeas aumentaron a US$112.200 millones en marzo, la primera entrada después de seis meses consecutivos de salidas, según datos de Morningstar.

Shaunak Mazumder, gestor de portafolios de renta variable global de Legal & General Investment Management, ha aumentado recientemente su asignación a acciones europeas.

“Definitivamente hay un efecto de señalización que se obtiene de las recompras, porque sabes que habrá un comprador activo de las acciones”, dijo Mazumder.

Sin duda, este cambio hacia las recompras puede no ser un cambio a largo plazo para las empresas europeas, debido a la prevalencia de inversores centrados en los ingresos en la región, como las aseguradoras y los fondos de pensiones. Los rendimientos persistentemente bajos de los bonos también significan que la demanda de pagos constantes de dividendos sigue siendo alta.

Es probable que Europa experimente más recompras en los próximos años, “pero no creo que esto signifique que las empresas de repente renuncien a los dividendos”, dijo Bell de Goldman. “Esto será adicional”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.