Los denunciantes de Jeffrey Epstein demandan a Deutsche Bank y JPMorgan

Deutsche Bank fue multado por el regulador financiero del estado de Nueva York en 2020 por no supervisar adecuadamente sus relaciones con Jeffrey Epstein y por otros fallos. FOTO: AMIR HAMJA/BLOOMBERG NEWS

Las demandas afirman que los bancos facilitaron el tráfico sexual e ignoraron las señales de alarma, violando las leyes de tráfico de personas al ayudar a Epstein a acceder a las cuentas y al dinero en efectivo. Ambos bancos trabajaron con Epstein durante años después de que se declarara culpable en un tribunal estatal de Florida en 2008 de solicitar la prostitución de una menor.


Las mujeres que acusaron a Jeffrey Epstein de abusos sexuales han demandado a Deutsche Bank AG y a JPMorgan Chase & Co., alegando que los bancos facilitaron la presunta operación de tráfico sexual de Epstein e ignoraron las señales de alarma sobre su acaudalado cliente.

Las dos demandas buscan el estatus de acción colectiva y daños financieros no especificados. Ambas fueron presentadas por abogados que han representado a muchos de los denunciantes del difunto financiero. Las demandas se presentaron el jueves en un tribunal federal de Nueva York.

“Ha llegado el momento de que los verdaderos facilitadores sean responsabilizados, especialmente sus amigos ricos y las instituciones financieras que jugaron un papel integral”, comentó uno de los abogados, Bradley Edwards, en una declaración escrita. “Estas víctimas fueron perjudicadas por muchos, no sólo por Epstein. No actuó solo”, indicó.

Sin embargo, un representante de Deutsche Bank señaló: “Creemos que esta reclamación carece de fundamento y presentaremos nuestros argumentos en los tribunales”. Mientras que otro representante de JPMorgan decidió no hacer comentarios.

La demanda del Deutsche Bank cita muchas de las conclusiones de una investigación del regulador financiero del estado de Nueva York sobre la relación de ese banco con Epstein. La demanda de JPMorgan cita la relación entre Epstein y una antigua alta ejecutiva de JPMorgan que fue investigada por los reguladores del Reino Unido.

La mujer anónima que demanda a JPMorgan es una exbailarina de ballet en Nueva York que fue reclutada por otra joven y abusada sexualmente por Epstein desde 2006 hasta 2013, según su demanda. Ella alega que también fue traficada por sus amigos. Se retiraron grandes sumas de dinero de JPMorgan para hacer pagos en efectivo a ella y a otras mujeres, dice la demanda. La demanda alega que Epstein utilizó el dinero en efectivo para pagar actos sexuales.

Jeffrey Epstein murió en la cárcel en 2019 mientras esperaba el juicio por cargos federales de tráfico sexual. FOTO: NEW YORK STATE SEX OFFENDER REGISTRY/ASSOCIATED PRESS

Otra mujer que ha demandado al Deutsche Bank sufrió abusos sexuales por parte de Epstein y fue traficada por sus amigos desde aproximadamente 2003 hasta alrededor de 2018 y también fue pagada en efectivo por actos sexuales, según su demanda. El banco ignoró las banderas rojas, incluidos los pagos a numerosas mujeres jóvenes y los grandes retiros de efectivo, según dice el documento legal. El regulador de Nueva York descubrió que Epstein, sus entidades relacionadas y sus asociados tenían más de 40 cuentas en el Deutsche Bank.

Las demandas aseguran que ambos bancos ayudaron y participaron en el supuesto tráfico sexual de Epstein al permitirle realizar pagos a mujeres por actos sexuales y que los bancos se beneficiaron de las actividades de Epstein. Ambos bancos trabajaron con Epstein durante años después de que se declarara culpable en un tribunal estatal de Florida en 2008 de solicitar la prostitución de una menor. Epstein murió en la cárcel en 2019, mientras esperaba el juicio por cargos federales de tráfico sexual.

Las demandas alegan que los bancos violaron las leyes de tráfico de personas al ayudar a Epstein a acceder a las cuentas y al dinero en efectivo. Los bancos deben saber quiénes son sus clientes y para qué se utilizan las cuentas, a fin de vigilar la transparencia de dinero y evitar que se permita una actividad delictiva.

La demanda contra JPMorgan señala que Epstein empezó a trabajar con la empresa en algún momento de 1998 y desarrolló una estrecha relación con Jes Staley, que era entonces jefe de banca privada. Epstein se dirigió a Deutsche Bank cuando los vínculos con JPMorgan terminaron alrededor de 2013, según se muestra en los documentos.

A su vez, la demanda dice que JPMorgan hizo vista gorda a las actividades de Epstein a cambio de beneficios financieros. Epstein presentó a Staley a clientes ricos y ayudó al banco a organizar su acuerdo para comprar una participación mayoritaria en Highbridge Capital en 2004, en la cumbre del presunto tráfico sexual de Epstein, según la demanda.

Junto con esto, la demanda afirma que JPMorgan también albergaba cuentas de Ghislaine Maxwell, asociada de Epstein desde hace mucho tiempo, y que ésta recibió unos US$ 31 millones de Epstein entre 1999 y 2007 como supuesta compensación por su ayuda en el tráfico sexual. Después de que Epstein se declarara culpable en 2008, Staley lo visitó mientras cumplía su condena en Florida, señala el texto.

Staley más tarde dejó JPMorgan y se convirtió en director ejecutivo de Barclays PLC en diciembre de 2015. Renunció en noviembre de 2021 en medio de una investigación de los reguladores del Reino Unido sobre su relación con Epstein y las revelaciones del banco sobre sus vínculos. Los dos hombres intercambiaron más de mil correos electrónicos durante el tiempo que Staley estuvo en JPMorgan, sostiene la demanda.

“Lamento profundamente haber tenido cualquier relación con Jeffrey Epstein”, dijo Staley a los periodistas en 2020. Staley comentó previamente que su relación con Epstein era profesional y terminó antes de que se hiciera cargo de Barclays.

Un abogado de Staley no hizo comentarios al respecto.

La demanda señala que Mary Erdoes, actual directora de la división de gestión de activos y patrimonio de JPMorgan, también protegió a Epstein como cliente después de que otros ejecutivos cuestionaran por qué el banco trabajaba con él. Un representante de JPMorgan ha negado previamente que Erdoes protegiera a Epstein y afirmó que sólo recordaba una reunión formal con él, “que fue el día que lo despidió como cliente”.

El representante de JPMorgan no hizo comentarios en nombre de Erdoes.

Paul Morris, que estaba entre los gestores de patrimonio privado de Epstein en JPMorgan y luego en Deutsche Bank, envió un correo electrónico a sus jefes en Deutsche Bank en 2013, para decirles que las cuentas de Epstein podrían generar entre US$100 y US$ 300 millones en flujos de dinero y entre US$2 y US$ 4 millones en comisiones anuales, y los hombres acordaron añadirlo como cliente a pesar de su condena anterior, según la demanda contra Deutsche Bank.

Morris no hizo comentarios al respecto.

El regulador financiero del estado de Nueva York multó al Deutsche Bank con US$ 150 millones en 2020 por no haber supervisado adecuadamente sus relaciones con el delincuente sexual condenado y por otros fallos. Deutsche Bank respondió entonces que fue un error tomar a Epstein como cliente y reconoció las debilidades en sus procesos, y que había aprendido de sus errores.

Ahora bien, en sus conclusiones de 2020, el regulador neoyorquino anunció que algunos de los pagos realizados por Epstein desde sus cuentas del Deutsche Bank eran sospechosos. Por ejemplo, indicó, Epstein envió US$ 2,65 millones en más de 120 transferencias electrónicas a beneficiarios de una entidad llamada Butterfly Trust. Algunos pagos fueron a personas que habían sido nombradas como co-conspiradoras en sus casos anteriores de abuso sexual o a mujeres con apellidos de Europa del Este para gastos de hotel, matrícula y alquiler, aseguró el regulador.

“Sabiendo que ganarían millones de dólares por facilitar el tráfico sexual de Epstein, y por su relación con Epstein, Deutsche Bank eligió el beneficio por encima de seguir la ley”, afirma la demanda.

Deutsche Bank terminó los vínculos con Epstein después de la información del Miami Herald en 2018, que detalló las acusaciones de las mujeres que dijeron que, cuando eran niñas, fueron víctimas de Epstein. Pero un funcionario del Deutsche Bank escribió cartas de referencia a otros bancos, según la demanda.

Epstein dejó un patrimonio de al menos US$ 577 millones que ha sido objeto de litigios. Finalmente, el año pasado, Ghislaine Maxwell fue condenada por un jurado federal por su papel en ayudar a reclutar y preparar a las adolescentes para él.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.