¿Luz al final del túnel?: Mercado financiero ve que el peak de inflación será en agosto y baja sostenida comenzaría en marzo de 2023

¿Inflación exportada o interna? Qué pesa más y cuál incide en la evolución de los precios locales

De acuerdo a los activos financieros- forwards de inflación- calculados por Euroamerica todavía este mes el IPC anual seguirá subiendo hasta llegar a un máximo de 13,6%, para luego comenzar a descender de manera pausada pero sostenida. Así para septiembre se situará en 13,4%, en octubre 12,8%, noviembre 13%, para cerrar el año en 12,4%.


La inflación no ha dado tregua. Los precios comenzaron a subir desde mediados de 2021, pero se acentuaron durante la segunda parte del año pasado continuando una rápida senda alcista hasta llegar al 13,1% en julio, su mayor nivel desde marzo de 1994. Ahora, entre enero y julio, los precios acumulan un alza de 8,5%.

Si bien a principios de año, el Banco Central esperaba que la inflación comenzara a ceder con fuerza durante el último trimestre de 2022 lo cierto es que ese escenario quedó rápidamente atrás y por ello, el BC subió su previsión desde 2,9% hasta 9,9% reconociendo que los precios han sido más persistentes de lo esperado. Pese a esta corrección, el mercado se ubica más arriba y por ello, prevén que el IPC termine en torno al 12%.

Si bien todavía la senda es alcista, ya hay elementos que permiten anticipar alguna reducción en los precios durante los próximos meses. Los alimentos internacionales y el precio del petróleo han registrado bajas lo que tendrá impacto en Chile.

Por eso la pregunta que ahora comienza a rondar entre los expertos es ¿cuándo comenzará a ceder la inflación?

De acuerdo a los activos financieros- forwards de inflación- calculados por Euroamerica todavía en agosto el IPC anual seguirá subiendo hasta llegar a un peak de 13,6% para luego comenzar a descender de manera pausada pero sostenido. Así para septiembre se situará en 13,4%, en octubre 12,8, noviembre 13% para cerrar el año en 12,4%.

Felipe Alarcón, economista de Euroamerica, afirma que “hay dos fechas que están marcando una cierta inflexión, la primera de ellas sería la inflación anualizada de agosto que se publicará en septiembre, donde la inflación alcanzaría un máximo de 13,8%. Posterior a esa fecha la inflación comenzaría a ceder de manera muy suave”.

Pero resalta que “el otro hito” estaría marcado en marzo de 2023, donde la desaceleración de la inflación aumentaría su ritmo, con un IPC en 12 meses que caería desde 12,6% de febrero 23 a 11,7% en marzo del próximo año. Ya en abril los precios dejarían atrás los dos dígitos bajando a 9,6%; en julio estaría en 6,8% y en octubre de 2023 en 5,7% para finalizar el año en 5,6%. Si bien es una baja sostenida, todavía se mantendrá sobre la meta del Banco Central de 3%.

Francisca Pérez, economista principal de Bci menciona que “nuestras perspectivas es que aún queda un par de meses de aumentos de precios de alimentos y de aumentos en precios de gasolinas”.

Un reflejo del alza generalizada de la inflación se muestra en que las compensaciones inflacionarias para diferentes plazos se ubican muy por sobre la meta del ente rector de 3%. Así para un año se sitúan en 7,6%; para 2 años en 6% ya para plazos más largos de 5 y 10 años se ubican en 4,7% y 4,2% respectivamente.

Más en Pulso

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.