Primer balance de la CMF sobre emisores de tarjetas de prepago no bancarios: al cierre de 2021 registraban activos por US$54 millones

tarjetas

Los registros indican que al cierre del año pasado había cuatro emisores de tarjetas de pago con provisión de fondos: sociedades ligadas a las cajas Los Héroes y Los Andes, Tenpo y Mercado Pago. Todas ellas sumaban un patrimonio de US$14 millones, lo que significa un alza de 150% respecto de diciembre de 2020.


No hay información pública sobre las cifras de todos los emisores de tarjetas de prepago no bancarios. Pero en su informe anual 2021, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) revela algunos números de esta industria. Ahí señala que los emisores de tarjetas de pago con provisión de fondos al cierre del año pasado correspondió a cuatro sociedades: Sociedad Emisora de Tarjetas Los Héroes S.A, Tenpo Prepago S.A, Los Andes Tarjetas de Prepago S.A, y Mercado Pago Emisora S.A.

El regulador detalla que, en conjunto, dichas sociedades registraban activos por US$54 millones, de los cuales el 29% se concentra en saldos disponibles en bancos por tarjetas nominativas de cuentas de provisión de fondos.

El informe explica que “las obligaciones por cuentas de provisión de fondos de tarjetas de pago nominativas a igual fecha correspondían a US$22 millones (56% de los pasivos)”. En tanto, el patrimonio alcanzó US$14 millones, lo que significa un alza de 150% respecto de diciembre de 2020. Ello, “producto de aumentos de capital y del ingreso de nuevas sociedades”, puntualiza la CMF.

Las tarjetas de crédito no bancarias

Por su parte, respecto de los emisores de tarjetas de crédito no bancarias, la CMF asegura que durante 2021 se registraron colocaciones por $679.835 millones, es decir, unos US$800 millones, lo que implica un alza de 30,38% respecto a 2020. Esto estuvo “influenciado en gran medida por el ingreso de dos nuevas entidades”, dice el documento.

Y explica que estas entidades son Matic Kard S.A. (Salcobrand) en mayo de 2021 y Unicard S.A. (Unimarc) en septiembre de 2021, con colocaciones al cierre de año por $67.149 millones y $19.628, respectivamente. “De excluirlos, la actividad habría experimentado un alza de 13,74% en doce meses”, señala el informe.

Ahí también detalla que el índice de provisiones estuvo en 16,43%, lo que está “por debajo del registrado en igual período del año anterior (22,89%)”. En tanto, el indicador de morosidad de 90 días o más llegó a 4,14%, también por debajo del 6,83% registrado a igual fecha de 2020.

La CMF afirma que en 2021 la industria acumuló utilidades por US$65 millones ($55.384 millones), “principalmente por un menor gasto en provisiones neto de impuestos, mientras que en 2020 registró pérdidas por US$7 millones ($5.281 millones)”.

Las otras cifras

El informe anual también muestra cifras al cierre de 2021 de los distintos sectores que supervisa la CMF. Por ejemplo, indica que a diciembre de 2021 la emisión de bonos corporativos en el mercado local ascendió a US$2 mil millones, lo que implica una baja de 60% nominal respecto del año anterior.

“Los spreads promedio de los bonos colocados se ubicaron por debajo de lo observado en 2020. De manera similar, los montos colocados de efectos de comercios registraron una disminución de 16% nominal”, señala el documento.

Asimismo, muestra que la cartera de inversiones administrada por fondos mutuos llegó a US$60 mil millones al cierre del año, lo que significó un crecimiento de 1,1% nominal anual. Y aumentó un 10% el número de partícipes en igual periodo. Respecto de la cartera de inversiones de los fondos de inversión, hubo un crecimiento nominal anual de 49%, alcanzando US$39 mil millones, mientras que el número de partícipes subió 39%.

Por otro lado, la CMF enseña que los montos bursátiles transados en 2021 totalizaron US$464 mil millones, lo que significa una baja de 2% nominal versus 2020. Las operaciones de intermediación financiera aumentaron 4%, y las de renta variable subieron 17%. “Luego de tres años de caídas consecutivas, el Ipsa cerró 2021 con un alza equivalente a 3,1% nominal, aunque con importantes oscilaciones dado el periodo de alta incertidumbre”, asegura el documento.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.