Wall Street prevé 61% de empleados en las oficinas en septiembre

En marzo se esperaba que un 50% volviera para el noveno mes del año. Bancos de inversión buscan que sus empleados vuelven presencial.




Wall Street se está volviendo más optimista acerca de persuadir a sus empleados para que regresen a la oficina.

Los empleadores de la industria de servicios financieros esperan que un 61% del personal regrese a la oficina para fines de septiembre, frente al 50% que esperaban en marzo, según una encuesta de Partnership for New York City. Alrededor del 14% de los trabajadores financieros ya han regresado, la segunda ocupación más alta entre las industrias encuestadas, pero aún muy por detrás del sector inmobiliario, con un 70%.

Los empleadores más importantes de Wall Street han comenzado a presentar planes para convencer a su personal de que regrese a la oficina más de un año después de que la pandemia los obligara a enviar a los trabajadores en masa a sus casas. Bank of America Corp. ha alentado a los altos directivos de Nueva York a que comiencen a regresar a la oficina, mientras que Goldman Sachs Group Inc. les ha dicho a los trabajadores que planeen comenzar a ingresar la próxima semana.

Para los trabajadores de oficina en general, se espera que un 62% de todos los empleados regresen al lugar de trabajo en septiembre, en comparación con el 45% en una encuesta realizada en marzo, dijo la asociación el lunes en un comunicado.

“Los resultados son decididamente más optimistas que las encuestas anteriores realizadas durante el año pasado”, dijo, “lo que refleja el impacto del aumento relativamente rápido de las tasas de vacunación”.

Solo 27 de las 180 empresas encuestadas por la asociación planean exigir que los trabajadores se vacunen contra el covid-19 antes de regresar, aunque otras aún planean alentar a los trabajadores a recibir sus vacunas. Más de un tercio de los empleadores dijeron que las tasas de vacunación siguen siendo la principal preocupación de los empleados cuando se trata de regresar.

Algunos trabajadores de oficina desconfían del metro y otras formas de transporte público, y algunos empleadores señalan que existen preocupaciones específicas sobre la seguridad en estaciones como Grand Central y Penn Station. Otros dijeron que sus empleados están preocupados por regresar a la luz del reciente aumento de los crímenes de odio contra los estadounidenses de origen asiático.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.