Caso Reko Diq: Corte ordena a Pakistán realizar pago para seguir litigando

Tribunal ordenó que si Pakistán quiere seguir litigando, deberá antes pagar poco más del 25% de la multa de US$5.500 millones impuesta en 2019.




Un nuevo capítulo se escribe en la teleserie Reko Diq, que se apronta a cumplir nueve años, y que enfrenta a dos de las principales mineras del mundo: la canadiense Barrick y Antofagasta Minerals, el brazo minero del grupo Luksic.

El tribunal internacional encargado de dirimir asuntos entre inversionistas extranjeros y los estados, conocido como Ciadi, ordenó que el país asiático pague US$1.500 millones de los US$5.500 millones con que fue sancionada el año pasado, a modo de garantía del cumplimiento del pago de la sanción. Esto, en caso de que quiera seguir litigando.

Hasta ahora, el estado paquistaní ha intentado infructuosamente que el Ciadi anule la sanción de US$5.500 millones impuesta el año pasado, cifra que si bien suena elevada, es inferior a los más de US$20 mil millones que habían solicitado los demandantes.

El caso se remonta a 2011, cuando la autoridad de la provincia paquistaní de Baluchistán decidió retirar el permiso otorgado años antes a la sociedad Tethyan Copper Company (TCC), que integraban en partes iguales Barrick y Antofagasta Minerals. El plan de Pakistán entonces fue buscar otros socios e incluso llegó a negociar con empresas chinas.

La decisión del Ciadi

En un informe que tiene fecha de este lunes, el tribunal y Tethyan Cooper informaron a la corte de Washington DC de una decisión del 17 de septiembre de un comité ad- hoc del centro internacional para la resolución de disputas de inversión para mantener en suspenso la ejecución del dinero que Pakistán debe pagar siempre que se cumplan ciertas condiciones.

En concreto, el Ciadi exigió a Pakistán aportar US$1.500 millones en garantía, además de acordar por escrito el pago de la sanción completa, con fecha. Esto, en caso de que se anule la sanción.

Thetyan, en tanto, también deberá poner una fianza para reembolsar a Pakistán el costo de proporcionar una garantía, en caso de que se anule el laudo.

El país ha instado en diversas ocasiones al tribunal para que mantenga en suspenso el proceso de ejecución por ahora. “Pakistán solicita respetuosamente que este tribunal ordene a las partes que presenten un nuevo informe de estado conjunto 10 días después de que las partes hayan cumplido sus respectivas condiciones con respecto a la suspensión exigida por el comité o hayan declarado su intención de no cumplir con esas obligaciones”, dijo Pakistán, según consigna el informe.

Tethyan Cooper estuvo de acuerdo en que los procedimientos judiciales deben permanecer en espera al menos hasta octubre, 17, fecha límite en la que Pakistán debe cumplir las condiciones establecidas por el comité ad-hoc.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.