Codelco cierra ingreso de nuevos trabajadores a isapre de Chuqui y bajará en 32% su costo laboral

Imagen CALAMA-min

Tras el fin de las negociaciones y el término de la huelga, quienes entren a la división desde 2020 le costarán a la estatal unos US$75 mil anuales, nivel inferior a los US$111 mil por contratado antes de 2010. La empresa también se quedó con la administración de los seguros de vida, con lo que ahorrará $1.000 millones al año.




Como un éxito se evaluó al interior de Codelco el resultado alcanzado tras el cierre de la negociación colectiva con los 3.200 socios de los sindicatos 1, 2 y 3 de la División Chuquicamata, terminado ayer .

¿La razón? Pese a que la estatal tuvo que enfrentar una huelga que la hizo operar al 60% de su capacidad durante 14 días, logró alcanzar dos objetivos largamente anhelados: detener el acceso de trabajadores nuevos a la isapre cerrada de Chuquicamata -lo que ya ha conseguido en sus demás divisiones- y, además, quedarse con la administración de los seguros de vida de los trabajadores, que hasta ahora estaba en manos de los sindicatos.

Todo esto redundará en una rebaja de 32% en el costo laboral de los trabajadores que ingresen a partir de enero de 2020, versus los que tienen contrato con fecha anterior a 2010, que son la mayor parte de la dotación.

"El costo laboral anual de un trabajador de la División Chuquicamata contratado antes de 2010 es de US$111 mil; en tanto que el de los contratados entre 2010 y 2019 es de US$85 mil. A partir de 2020, los trabajadores que ingresen a la División tendrán un costo laboral de US$75 mil, similar al que existe en la industria de la gran minería", señalaron desde la corporación, haciendo hincapié en que esto le permitirá cumplir la promesa de valor comprometida en el proyecto Chuquicamata Subterráneo y con ello, seguir entregando excedentes al país.

En esa línea, trascendió que la estrategia de la corporación -que fue liderada por el vicepresidente de Operaciones Norte, Álvaro Aliaga; el vicepresidente de Recursos Humanos, Marcelo Álvarez; y el gerente general de Chuquicamata, Mauricio Barraza-; ayudó a lograr un fin satisfactorio, sin que la minera se saliera de sus primeros planteamientos.

Que influyó

Si bien la estatal declinó cuantificar los ahorros generados por el fin de la isapre de Chuquicamata para trabajadores nuevos, sí comentó que esto ayudará a adecuar la estructura de beneficios de la empresa con los del resto de la industria.

"Resultaba un imperativo necesario para asegurar la promesa de valor de Chuquicamata Subterráneo. Los nuevos trabajadores accederán a un modelo de contribución definida, el que les otorgará una adecuada protección a ellos y a su grupo familiar", aseguraron.

En ese sentido, precisaron que el traspaso de la administración de los seguros de vida a las manos de Codelco, generará importantes ahorros.

"Al ser contratados directamente por la corporación, el costo de las primas disminuye en 57%, lo que se traduce en un ahorro total de $1.000 millones al año. Antes de esta negociación, el costo era financiado por partes iguales entre cada trabajador y la empresa. Luego de este proceso los trabajadores quedarán eximidos del pago, lo que significa que tendrán un ahorro anual de $160 mil por cada uno", precisaron. P

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.