Débora Calderón: “El presidente electo tendrá un tremendo desafío para saber por dónde encauzar la economía”

La empresaria valora la señal que entregó Gabriel Boric al promover la paridad de género y la diversidad en su gabinete. Respecto del equipo económico y la confianza que da a los privados, sostiene: “Tiene dos lados de la balanza: Mario Marcel, que ha ganado un lugar relevante en el país con su rol, y Nicolás Grau, que genera menos certidumbres en el sector”.




Atenta a la presentación del gabinete del presidente electo, Gabriel Boric -al igual que muchos actores del mundo privado- estuvo este viernes por la mañana la directora de Ripley, la cadena de multitiendas con presencia en Perú y Chile, Débora Calderón Kohon.

La empresaria -periodista de la Universidad Católica- valoró la señal que entregó el próximo mandatario al promover la paridad de género y la diversidad en su equipo de secretarios de Estado, nombrando a 14 ministras. Así, a pocas horas de conocerse los integrantes del gabinete de la nueva administración, escribió en Twitter -su red social favorita-: “Arriba mujeres!!”, haciendo pública su alegría por los nombres que posteriormente serían confirmados en la ceremonia realizada en el frontis del Museo de Historia Natural.

¿Cuál es la señal que percibe del gabinete que conformó el nuevo presidente?

-Con este gabinete, en el que suma varios nombres de trayectoria política y profesional, Gabriel Boric da la señal de que la experiencia se sumará a las nuevas ideas. La mayoría de los ministerios estarán encabezados por mujeres y es una señal clara del tono que quiere dar a su gobierno, con participación paritaria y foco en las minorías. La carta de Mario Marcel (en Hacienda), sin duda, es una jugada que permitirá bajar ciertas tensiones que venían planteándose desde su elección. La llegada de varios independientes al gabinete es también bastante novedosa.

¿Estima que los nombres escogidos dan mayor confianza al mundo privado?

-Creo que tiene dos lados de la balanza: Mario Marcel, que ha ganado un lugar relevante en el país con su rol, y Nicolás Grau, que genera menos certidumbres en el sector. Respecto de la preparación y edad del gabinete, hay más aristas de las esperadas y eso puede ser tranquilizador para el mundo privado. Habrá que ver cómo se comportan las cifras en las próximas semanas.

¿Cómo ve el desafío para el empresariado en este nuevo ambiente con un gobierno de Gabriel Boric?

-Sólo quiero decir que todos tenemos que empujar el carro, ya que si al Presidente y a este gabinete les va bien, a Chile le irá bien. El empresariado debe hacerse presente aportando desde lo que les corresponde para contribuir al bienestar del país. Tenemos mucho por donde crecer y el rol debe ser claro y colaborativo.

¿Cuán relevante es que 14 de los 24 ministerios sean encabezados por mujeres?

-Es relevante e importante. Venimos hablando hace años de tener más mujeres en cargos de relevancia e incidencia y esta señal va en esa misma línea. Hemos demostrado con creces que somos capaces y los currículos y trayectorias de las ministras lo avalan. Eso debiese impactar positivamente en su labor.

¿Cómo cree que andará la economía del país y el consumo durante 2022, desde su posición de directora de Ripley Chile?

-La economía del país no está ajena a los mercados mundiales y eso es algo que es importante destacar. Estamos todavía en un período de mucha incertidumbre por la pandemia y aún no hemos visto la totalidad del impacto por la pérdida de empleos, materias primas y servicios. En ese escenario y dadas las cifras que se han adelantado las últimas semanas, estamos en un momento complejo, y el presidente electo tendrá un tremendo desafío para saber por dónde encauzar la economía con una inflación y tasas en aumento y una población que se ha visto más empobrecida estos años.

¿Cómo debiera avanzar el retail en materia de tendencias, incluido el e-commerce impulsado por la pandemia?

-A raíz de la pandemia es evidente que el comercio electrónico ha tenido un crecimiento exponencial y ya pasó a ser una parte muy relevante de los ingresos de los retailers. Las principales tendencias que hemos visto en el e-commerce son cinco. Los plazos de entrega pasan a ser una variable crítica a la hora de la compra por parte de los clientes. La siguiente es que las diferentes opciones logísticas han proliferado de manera importante, con lo cual han florecido muchas empresas de última milla para estar más cerca del cliente. A ello se suma que los marketplace han crecido mucho en el último par de años. Hoy ya no es extraño ver categorías que antes no se trabajaban en los sitios de los diferentes retailers. Asimismo, el uso más intensivo de medios de pago digitales ha ganado mucho territorio por su sencillez y mayor penetración frente a otros segmentos. Por último, la personalización a través de herramientas de big data e inteligencia artificial permite alinear de manera más precisa la propuesta de valor a los clientes.

¿Significa esto que las tiendas físicas van a morir?

-En lo absoluto. Una vez terminadas las épocas más álgidas de lockdown (aislamiento), la participación del canal físico ha crecido de manera considerable, estabilizándose en un nivel muy importante de participación de la venta total. Lo que sí cambia es el rol de la tienda física, pues antes tenía un rol mucho más transaccional, versus ahora que juega diferentes roles, desde centros de despacho y retiros para clientes, a un tema de experiencia de compra.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.