Enel Américas explica absorción de activos renovables, pero acción lidera pérdidas en bolsa

Enel Spa sube participación en Enel Américas.

Este martes, los máximos ejecutivos de la italiana realizaron una conferencia con inversionistas detallando la transacción, que esperan tener completada para el segundo trimestre del próximo año. Desde el mercado local existen dudas respecto a los términos del proceso que se llevará a cabo para concretar la fusión.


Un nuevo remezón dio Enel Américas este lunes, luego de anunciar que iniciará un proceso de fusión que derivará en la adquisición de las filiales de energía renovable que Enel Green Power (EGP) posee en la región, con excepción de Chile. Este martes, los máximos ejecutivos de la italiana sostuvieron una conferencia con inversionistas para dar detalles del proceso que se tratará como una operación entre partes relacionadas, instancia que se prolongó por dos horas.

Se trata de otra de las distintas reorganizaciones que ha llevado a cabo la compañía como, por ejemplo, la división de la antigua Enersis en dos, Enel Chile y Enel Américas o la fusión de Enel Chile con Enel Green Power Chile, ambas con polémica entre los inversionistas, que se concretaron en 2016 y 2018.

En esta, el gerente general de Enel Américas, Maurizio Bezzeccheri, explicó que en los últimos años la compañía ha estado constantemente mirando opciones para crecer, resultado de ello es la integración de Enel Goias en Brasil y el negocio de distribución en Perú. El foco ahora está en potenciar su negocio de renovables en la región. “Vamos a acelerar la posición de Enel Américas en la región, haciéndolo líder de esta”, aseguró el máximo ejecutivo. En esa misma línea, agregó que se busca llevar a cabo esta fusión para diversificar la cartera de activos de la italiana, tanto por geografía como por tecnología de generación y también para tener acceso al conocimiento y al historial de EGP, líder mundial en desarrollo renovable. Otro beneficio que tiene esta fusión, explicó Bezzeccheri, es que proporcionará un camino hacia el crecimiento orgánico en la generación de energía renovable y también preservará la flexibilidad financiera y disciplina del grupo Enel Américas para futuras adquisiciones.

Actualmente Enel tiene el 65% de la participación de Enel Américas y un resultado esperable de esta transacción es que también aumente su posición. Al respecto, desde Enel Américas señalaron que aún no se sabe en cuánto aumentará su participación, pues “depende de valorizaciones de peritos y evaluadores externos”.

Reacción del mercado

Tras el anuncio del lunes, las acciones de la compañía lideraron el martes las bajas en la Bolsa de Santiago, reflejando el ánimo de cautela entre los inversionistas locales.

Según lo informado por la compañía, el directorio acordó declarar la transacción como operación entre partes relacionadas (OPR), lo cual considera un mecanismo para proteger a los accionistas minoritarios. Esto, considerando que la operación dará paso a un aumento en la participación de la italiana en Enel Américas, generando un cambio en los estatutos.

Desde BICE Inversiones miran con neutralidad el anuncio de Enel Américas, pues aún no existe claridad respecto al precio al que se llevaría a cabo la transacción. Esto mantendría bajo presión a la acción de la eléctrica ante la incertidumbre que generan los términos del intercambio.

Las acciones de la eléctrica cerraron la jornada con una caída de 5,66% hasta $103,17, su menor valor desde el 2 de abril.

Si bien JP Morgan concuerda con el ruido que genera el proceso para las acciones de Enel Américas, ve con buenos ojos la fusión y mantiene sus apuestas en los papeles de la eléctrica.

En concreto, el banco de inversión explica que hasta mediados de octubre o principios de noviembre, fecha en la que esperan contar con mayor detalles sobre el acuerdo, la dilución que supone la operación para los minoritarios mantendrá bajo presión a las acciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.