Presidente y gerente general de Bci: “La principal meta fue dar una propuesta distinta y competir de igual a igual con las empresas más tecnológicas del mundo”

Luis Enrique Yarur y Eugenio von Chrismar abordan el proceso de transformación digital , la internacionalización del banco y la potencialidad tras la compra de Walmart Servicios Financieros.


Transformación digital e internacionalización, dos palabras que desde hace cinco años se convirtieron en las piezas claves de la estrategia de Bci, y que en 2018 convirtieron a la entidad en protagonista del mercado financiero local, tras la compra de TotalBank y de la cartera financiera de Walamart. Para el presidente del directorio Luis Enrique Yarur (LEY), y el gerente general Eugenio von Chrismar (EVC), esos dos pilares le permitirán al banco sobrevivir la cuarta revolución tecnológica, y de paso aumentar su rentabilidad y ganar cuota de mercado.

Según el ejecutivo, “si seguíamos con el proceso de mejora continua la velocidad sería demasiado lenta, por lo tanto tenía que buscar la innovación disruptiva, y parar eso no teníamos que pensar como banquero, y ahí fue donde le dije a Luis Enrique, la única posibilidad para un banco chileno para competir con empresas internacionales con miles de millones de innovación, era salir a ver lo que estaban haciendo en silicon valley, los bancos en Singapur. Y ahí fue cuando empezamos a contar con la asesoría estratégica de Microsoft, Seaford, Amazon, Accenture y con Boston Consulting Group y en base a eso definimos que había que replantearse el modelo de negocios, que estuviera basado en una nueva arquitectura tecnológica, basada en APIS, basada en microservicios”.

¿Cómo fue ese cambio desde el directorio hacia abajo?

-LEY: Fuimos a recorrer varios países y caímos en cuenta que el proceso de transformación digital es imparable. Este es un banco que históricamente ha tenido un a tendencia muy fuerte en innovación, pero este proceso que describe Eugenio es mucho más profundo, porque en los anteriores la innovación eran cambios en un producto, hoy es cultural. Eso significa que desde el directorio se tiene que tener una motivación muy fuerte para subirse a los cambios. Este proceso ha sido súper fluido, no ha habido fricciones.

-EVC: Uno tiene que lograr el apoyo del cuerpo que diriges. Además tienes que trabajar a dos velocidades, cumplir con los presupuestos, y en paralelo seguir con la transformación. Muchas veces uno iba al directorio a pedir presupuesto para un proyecto, y querían saber cuál era el resultado, pero este tipo de transformaciones van cambiando en el tiempo.

¿Qué cosas se trajeron del viaje, y como esta transformación se conjuga con agregar valor a la acción?

-EVC: Analizamos procesos desde el origen hasta el final. Debemos mejorar la experiencia de clientes, las operaciones tienen que ser instantáneas y omnicanal, y para lograr eso tuvimos que levantar la arquitectura, desarrollar los microservicios y conectarnos a los distintos proveedores que existen en el mercado. Eso ha significado que el 65% de los créditos de consumo de Bci se hagan a través de canales digitales, que el 60% de las operaciones de la banca pyme son hechos a través de digital, y casi el 70% de los depósitos a plazo son también realizados de forma digitales.

-LEY: Ha sido un proceso que ha ido mostrando resultados de forma acelerada. El directorio y los accionistas están súper felices, no sólo con los resultados, sino que con el valor agregado que hemos entregado en los últimos cuatro años. Hicimos una emisión de acciones anterior a la actual, en 2015, y en ese momento estaba en $25.000, hoy el papel está en $43.000, y en medio de un proceso de aumento de capital, que suele castigar la acción. De manera que la rentabilidad ha sido extraordinariamente alta. Creo que deben estar súper contentos.

¿Y las inversiones en la transformación ha tenido impacto en la eficiencia?

-EVC: Ha significado inversiones grandes que han afectado la eficiencia del banco, pero estamos sacrificando eficiencia hoy, porque la vamos a lograr en el mediano plazo. Nuestra principal meta fue entregar una propuesta distinta y competir de igual a igual con las empresas más tecnológicas del mundo. Eso significa una inversión muy grande. En transformación estamos invirtiendo más de US$100 millones por ejercicio, y eso lo venimos haciendo hace más de tres años.

Lo otro importante en el mercado nacional fue la estrategia de aumentar la participación en marcado de tarjetas de crédito, y ahí está la adquisición de Walmart Servicios Financieros. Ellos tienen 1,5 millones de clientes, eso es 9% de mercado, y BCI tenía una cifra similar, así que tras la compra nos duplicamos. Y a ello agregamos MACH, una las innovaciones disruptivas del banco, que hoy tiene 850 mil usuarios y con la cual pretendemos llegar a un millón a fin de año, y a dos millones en dos años. En total, contaríamos con 4 millones de tarjetas, un ecosistema de medios de pago muy importante.

MACH es una tremenda plataforma comercial, del total de las compras internacionales representa el 30% del número de transacciones, y es una tarjeta de débito y crédito que da la posibilidad e bancarizar a mucha gente, y es 100% digital.

-LEY: Nos permite bancarizar a un sector enorme de la población que no tenía acceso a servicios financieros entregándoles un medio de pago gratuito.

A propósito de tecnología, este año la cyberseguridad es el tema que se tomó la agenda en la industria financiera, a raíz de los ciberataques a dos bancos.

-LEY: Venimos invirtiendo bastante, este año reforzamos la inversión, y el próximo año también lo haremos, pero el tema llegó para quedarse. Lo que podemos hacer esponer la mayor cantidad de resguardos para que ni los clientes ni el banco sufran un perjuicio por esto ataques. Estamos tranquilos con lo que hemos hecho, pero nunca podemos estar 100% tranquilos. Hasta ahora nos hemos defendido bien, y no hemos tenido ninguna contingencia importante.

¿Cuál es su visión para el banco en 20 años, considerando todas las innovaciones que se están dando fuera de la industria a nivel de medios de pago, por ejemplo?

-LEY: Lo que va a marcar la diferencia será el acceso a las bases de datos y las masas de clientes, y nosotros con los instrumentos que estamos generando tendremos esa potencialidad. Con la fuerza que le estamos imprimiendo, tenemos la tranquilidad de que vamos a poder sobrevivir y ganar cuotas de mercado en el futuro.

-EVC: Como banco queremos vender asesorías al rut de la persona, hoy hay bancos en Asia que ni siquiera tienen credit scoring, todo lo manejan en base a data. Nosotros estamos aplicando lo mismo. Las personas que logren montar un sistema que permita aumentar los brazos de originación y distribución son las que ganarán en el tiempo.

La internacionalización

“El otro proceso que ha sido interesante es la internacionalización, que partió hace cerca de20 años cuando abrimos una oficina en Miami y cinco o seis oficinas en países que fueran clave para Chile”, cuenta Luis Enrique Yarur, a la hora de analizar los otros grandes cambios que ha vivido el banco en los últimos años.

“Cuando decidimos invertir de manera relevante, porque consideramos que teníamos más posibilidades de hacer crecer el banco en el mercado mundial, decidimos hacerlo en EE.UU., porque tiene mejor nota de riesgo que nosotros, un ambiente de negocios muy positivo, y es el centro financiero mundial. Empezamos a analizar opciones y salió el CNB. En 2015, cuando se concretó la operación, tenía US5.000 millones en activos, y hoy el banco tiene US$13.000 millones, y hay que agregar a TotalBank y nuestra sucursal y corredora de bolsa. Tenemos US$16.000 millones fuera de Chile, cerca del 25% del total de activos del banco. Ha sido un proceso largo, pero altamente exitoso, porque junto con eso, ha ido generando una rentabilidad que se ha ido acercando a lo que esperamos”, cuenta el presidente del banco.

¿La evaluación es positiva hasta ahora, y cuál es la hoja de ruta para los próximos años?

-LEY: El primer paso se concretó en 2015, este año compramos otro banco con la idea de tener un tamaño mejor y lograr ahorros en la administración. Lo que viene en los próximos dos años es la consolidación de ese modelo, de manera que con la fusión se genere una rentabilidad más alta que la que hemos estado logrando.

-EVC: El equipo que constituimos en CNB, más TotalBank, es de primera línea, y el directorio que hemos conformado tiene mucha experiencia. Además, estamos implementado la transformación del CNB, partieron con lo mismo que nosotros, esto para poder ser competitivos en largo plazo. Y como lo estamos haciendo nosotros toma tiempo, debes tocar el core del banco, que es muy grande, y llevamos más de dos años y medio en esto.

-LEY: La respuesta es consolidar.

¿Cómo ha sido el ambiente de negocios en EE.UU.?

-LEY: El ambiente en EE.UU. es la de un país muy pronegocios, existe una cultura de hacer negocios, y de que el empeño personal genera éxito al final. En ese sentido, hemos sido recibidos muy bien por las autoridades y la comunidad de Florida.

A ese banco le hemos aportando cierta rigurosidad en la gestión, propio de un banco más grande como Bci, pero la entidad ya tenía un equipo de gente altamente competente, que lo venía administrando bien. La mezcla ha sido altamente positiva.

 

Yarur: “El clima de inversión está más bien positivo, pero nos quedan algunas cosas por mejorar”

 

-Optimista respecto de la economía del país se muestra Luis Enrique Yarur. Y es que a juicio del presidente de BCI, las actuales cifras ya dan cuenta de una reactivación.

¿Cómo percibe la economía del país, y el clima para las inversiones?

-La economía ha retomado las tasas de crecimiento que habíamos perdido en los últimos años. Este 2018 creemos que el crecimiento será entre 3,8% y 4%, y para el próximo año entre 3,4% y 3,8%. Para mi gusto, dado el incierto panorama internacional, son tasas de crecimiento altamente satisfactorias.
Diría que el clima de inversión está más bien positivo, las tasas han ido creciendo, y esas tasas son las que sustentan el crecimiento futuro. Sin embargo, creo que nos quedan algunas cosas por mejorar para que el crecimiento pueda superar la barrera del 4%, y así volvamos a las tasas del pasado. Primero, el tema tributario, es bastante dificultoso y enredado, una simplificación y modernización que premien la inversión sería altamente positivo. Segundo, algunas modificaciones a temas laborales que permitan mayor flexibilidad. Y tercero, hacer una reforma que permita al estado actuar de forma más eficiente y esperar que podamos tener un estado del siglo XXI y no del siglo XIX, que sea eficiente en sus procesos, y no una carga para quienes quieren realizar una inversión.

Se ha criticado también la falta de certezas a la hora de hacer proyectos…

-Es un tema importante ,y tiene que ver con los temas medioambientales. Eso dice relación con lo que opina el país y cada una de la comunidades donde se va a asentar la inversión. Naturalmente, junto con mejorar los procesos de autorización, las empresas tenemos que mejorar nuestra relación con las comunidades.

Además de los temas de preocupación que mencionó , ¿hay alguna otra preocupación, como el ambiente político?

-Contrario a lo que la gente cree, en general tengo una buena opinión de la política chilena, de la discusión política. Salvo la pelea chica, es buena, y creo que comparativamente con otros países en nuestra situación, nuestros políticos son muy respetables.

Pero claro, a uno le gustaría que en algunas materias, como las que acabamos de hablar, hubiera un consenso amplio de manera que esas fueran estables en el tiempo. Eso ayuda a la certeza jurídica. Eso es importante, no podemos tener una reforma tributaria cada dos años, es bueno que la que se haga tenga un consenso amplio.

Seguir leyendo