Expresidente del Banco Central (2007-2011), José de Gregorio: "Nunca sentí alguna presión sobre las decisiones de política monetaria"

Imagen Jose de Gregorio, Banco Central




Máximo logro del banco central

"Es el ancla de la estabilidad de la economía chilena"

"A través del tiempo su credibilidad se ha fortalecido. Más allá de discusiones sobre la instancia de la política monetaria en episodios particulares, el balance general es muy bueno.

El banco ha tenido excelentes consejeros, lo que responde al mecanismo de selección y a la importancia que se le ha dado a su buen funcionamiento. Esto ha permitido que haga bien su tarea, lo que le ha dado legitimidad y credibilidad".

¿Autonomía bajo amenaza?

"Ha habido discusiones sobre ampliar sus objetivos"

"Solo atisbos. La autonomía del Banco Central es una de las cosas en las que hay mayor acuerdo en nuestra economía. Ha habido discusiones sobre ampliar sus objetivos, en particular en temas de actividad económica. A veces cuesta entender y explicar que una inflación baja es positiva para el crecimiento, y al estabilizar la inflación también se estabilizan el ciclo económico y el desempleo. Por lo tanto, tener como objetivo la estabilidad de precios es bueno para el crecimiento y el empleo, y por ende, para el bienestar de la población".

La marca que le dejó el paso por el BC

"Es el trabajo que mayores satisfacciones me ha traído"

"Partí como consejero y llegué a ser presidente en algo más de 10 años. Creo que es el trabajo que mayores satisfacciones me ha traído. Me tocó presidir el BC en el peor momento de la economía mundial desde la gran depresión y creo que fuimos exitosos. Fuimos, además, creativos en las medidas que aplicamos de provisión de liquidez y fuimos de los primeros bancos centrales del mundo en usar "forward guidance" ( indicaciones sobre la orientación futura de la política monetaria).

No ando buscando sellos, solo he procurado que las decisiones que tuve que tomar se basaran en el más riguroso fundamento técnico por el bienestar del país. Estoy muy satisfecho, porque además tuve la suerte de tener un equipo de trabajo de lujo".

Su momento más complejo en la presidencia

"Estoy muy conforme con lo que hicimos durante la crisis (subprime)"

"Tuve muchos momentos complejos. Comenzamos con una inflación muy alta y creciente y una moneda muy fuerte. Hicimos una masiva intervención cambiaria y, al mismo tiempo, subíamos la tasa. Asumimos hartos riesgos. Pero luego vino la crisis (subprime) y comenzamos la mayor baja de tasas entre las economías emergentes. Tal vez podríamos haber comenzado un par de meses antes, pero la inflación seguía aumentando. Sin embargo, la agresividad de nuestro recorte más que compensó cualquier tema referente al timing.

Estoy muy conforme con lo que hicimos durante la crisis. Muchos países lo hicieron bien, porque aprendimos las lecciones del pasado y estábamos bien preparados. Si fuimos de los mejores, no sé, y la verdad es que preocuparse de rankings hace olvidarse de los temas de fondo. En todo caso, la calidad de todo el consejo y del staff del BC nos permitió tener una voz relevante en el mundo de la política macro durante la crisis".

Una Anécdota de su período

"A algunos periodistas brasileños les interesaba saber si me reunía con el presidente del Banco de Brasil"

"En general me cuesta recordar anécdotas, en especial para la prensa, aunque sí recuerdo que durante la crisis a algunos periodistas brasileños les interesaba saber si me reunía con Henrique Meirelles (el presidente del Banco de Brasil) en Basilea o en algún otro lugar, porque eso daría indicios de cuán agresivos serían ellos con las bajas de tasas".

Relación con gobiernos de Bachelet y Piñera

"Teníamos una relación muy fluida, pero muy clara"

"Fue muy buena. Nunca sentí alguna presión sobre las decisiones de política monetaria. Teníamos una relación muy fluida, pero muy clara en los ámbitos que le correspondía a cada uno. Creo que en Chile los presidentes de la República tienen claro que lo peor que le pueden hacer al desempeño de la política monetaria es tratar de manejarla. Para eso está el Banco Central, y si no, basta con mirar lo que pasa al otro lado de la cordillera".

Desafíos futuros del BC

"Hay que pensar en mecanismos no convencionales para economías como lo chilena".

"La banca central tiene muchos desafíos futuros, y el Banco Central de Chile está abordándolos. En el ámbito de la política monetaria viviremos con tasas bajas, inflación baja y, por lo tanto, con espacio limitado para la expansividad monetaria tradicional. Hay que pensar en mecanismos no convencionales para economías como la chilena.

Fintech y medios de pagos digitales son un área muy importante en el ámbito financiero. Presentan grandes oportunidades para mejorar la eficiencia del sistema de pagos, pero también hay riesgos a la estabilidad financiera".

Acuerdo político para designar al consejo

"La autonomía y el nombramiento de buenos consejeros no es algo que esté garantizado"

"Siempre existe una tensión entre lealtad política y calidad profesional. A mí me gustaría que primara más la segunda que la primera, pero a veces puede ocurrir al revés. Creo que lo importante es que el BC tenga un consejo balanceado, donde haya discusión profunda con matices y visiones distintas. Donde primen los mejores argumentos técnicos, y creo que ha ocurrido así desde que es autónomo. Con todo, la autonomía y el nombramiento de buenos consejeros no es algo que esté garantizado, si no basta ver los problemas por los que pasa la Reserva Federal en Estados Unidos.

Comenta