Gasco activa plan para introducir el gas vehicular en automóviles particulares

Imagen Gasco004

Firma ligada a la familia Pérez-Cruz es una de las principales impulsoras de la conversión de vehículos a esta tecnología que, aseguran, es más barata y amigable con el medioambiente.




Potenciar el gas vehicular en Chile e incluso abrirlo a automóviles particulares es uno de los principales objetivos que el grupo Gasco, controlado por la familia Pérez-Cruz, tiene para los próximos años. Por ello, la empresa se ha reunido con autoridades para explicar la situación y las ventajas de este combustible, encuentros que hasta ahora han tenido una positiva recepción.

Así lo explica Fernando Ledesma, gerente de Negocio Transporte de Gasco, quien señala que una de las ventajas de esta tecnología es su bajo precio, que si bien ha fluctuado en torno a $550 y $400 por litro -o su equivalente a un litro de gasolina- es 23% más bajo que el valor que se tenía en enero de 2014.

"Si bien estos valores lo posicionan como una alternativa atractiva económicamente con respecto a otros combustibles, se espera que el gas licuado llegue a ser un producto cada vez más competitivo, producto de los nuevos desarrollos tecnológicos asociados a la perforación y extracción de gas, sumado a la relevancia que está teniendo Estados Unidos como productor mundial de gas licuado.

Lo anterior permite promover el desarrollo del gas vehicular como una alternativa real y disponible, especialmente para la sustitución diésel", explica el ejecutivo.

Con los valores actuales, el precio es 35% más bajo que el de la gasolina, considerando el alza que ha venido sufriendo este combustible.

Por ello, la compañía ha desplegado una campaña para masificar el gas vehicular en el parque automotriz nacional y, en ese contexto, se han reunido con autoridades de gobierno, las que se han mostrado, según comentan desde Gasco, abiertas a evaluar la opción.

"Las autoridades han estado abiertas a dialogar. Esto, porque nuestra propuesta se enmarca y calza perfectamente dentro de la ruta energética establecida por el Gobierno, en el sentido de incorporar energías menos contaminantes que contribuyan significativamente a mejorar la matriz energética.

El gas licuado cumple con todos estos requisitos y es una alternativa real y disponible hoy", enfatiza el ejecutivo del área Transporte de Gasco.

Otro tema que están observando es el transporte público. Para Ledesma, este es un tema de permanente preocupación y en el que eventualmente podría haber novedades.

"Estamos constantemente conversando con distintos fabricantes, tanto de vehículos particulares, como de camiones y buses para evaluar la posibilidad de traer tecnologías que nos permitan ser una real alternativa a las exigencias medioambientales con costos de operación competitivos", indica.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.