Gerente general de Huachipato:”El compromiso es hacer una empresa sostenible, lo que no quita analizar opciones”

La empresa ha visto caer la demanda de productos para la construcción, aunque la demanda de la minería, el 60% de sus ventas, ha estado estable. Además, la firma trabaja en un plan denominado Huachipato Sostenible que, entre otras cosas, involucra el uso de energía renovable para sus procesos.




Para una empresa como Huachipato, la mayor acerera del país, la pandemia vino a sumar otra complicación más a su operación. La importación masiva de acero, varios de los cuales -acusan- llegan en condiciones muy poco competitivas- ha puesto cuesta arriba la tarea a la compañía perteneciente al grupo CAP que, pese a ello, trabaja en un plan denominado Huachipato Sostenible, que abarca varias materias, entre ellas, la incorporación de energía renovable a sus procesos y una mirada financiera más prudente.

Pero aunque podría pensarse que la pandemia podría terminar siendo el punto final para esta compañía, el cierre no es algo en lo que estén trabajando, aunque tampoco está del todo descartado. Su gerente general, Rodrigo Briceño, lo deja claro: “Para una empresa que ha tenido complejidades en los últimos años, sería irresponsable descartar algo”.

¿Qué ha significado la pandemia para ustedes?

-Hay varios efectos, pero hemos mantenido la operación en forma bastante normal. Tenemos insumos que son estratégicos para la minería del cobre en el país y por lo tanto, también fuimos considerados como empresas estratégicas y eso nos ha permitido operar incluso cuando ha habido cordón sanitario, cuarentena u otros. Además, tenemos activos que son bien particulares. Si tú detienes su marcha y luego quieres partir, o es muy difícil o definitivamente no se puede hacer nunca más.

¿Qué ha sido lo más complejo?

-Por un lado, el cierre de Santiago, que concentra mucha actividad económica de la construcción, lo que ha hecho que la construcción del país se haya ido a la mitad prácticamente. Y por otro lado, nosotros exportamos a Perú, Colombia y esos países se cerraron con cuarentenas y bloqueos. Sin embargo, más del 60% de nuestras ventas están orientadas en el mercado minero y mercados industriales, y esos se han mantenido bien, salvo la exportación.

Respecto a las metas que tenían a comienzos de año, ¿las mantienen o se vieron obligados a realizar cambios?

-Nosotros hemos seguido con el plan estratégico. Tenemos un plan de más largo plazo, que es súper desafiante y que significa darle sostenibilidad a esta empresa a largo plazo. Tuvimos un muy mal año en 2019, por distintos factores. El foco es la sostenibilidad de largo plazo y entendemos que es coyuntural si viene un bache, pudiese ser uno o dos años y tenemos que saber trabajar con ese bache, pero la mirada que tenemos es seguir peleando contra la competencia desleal, que yo diría que hoy día puede ser mucho más gravitante.

¿Esperan que haya medidas arancelarias durante la reactivación?

-No tenemos medidas arancelarias hace muchos años. Hubo algunas cosas tímidas para el mercado de la construcción, pero que ya están fuera. Hemos estado peleando las medidas por las barras y por las bolas para la minería del cobre. Nos ha costado hacerle entender a la autoridad de las dificultades que estamos viviendo por las distorsiones de origen que son chinas sobre todo, y hemos estado trabajando en ello permanentemente. Estamos ad portas de presentar un nuevo caso y Moly-Cop, que es nuestro principal cliente, ya tiene un caso presentado por las bolas de acero y estamos a la espera de la autoridad. Estamos confiados que la presentación está con todos los requerimientos de la autoridad. Las medidas que se tomen, es otro tema.

Con todas estas situaciones, ¿cómo podría seguir funcionando Huachipato?

-El compromiso que tenemos es hacer una empresa sostenible, lo que no quita permanentemente estar analizando las opciones. Es lo que corresponde. Para una empresa que ha tenido complejidades en los últimos años, sería irresponsable descartar algo. Uno tiene que estar preparado para distintos escenarios. Pero no significa que estemos trabajando para el cierre. Estamos trabajando para un Huachipato sostenible.

Estaban en búsqueda de un socio. ¿Cómo va ese proceso?

-La pandemia nos ha focalizado 100% en el corto plazo, lo que no quita que siga siendo una mirada que está en la mesa. Dentro de la sostenibilidad, en lo personal a mí me gustaría tener algún socio, cuando uno quiere mirar mercados muchos más grandes, globales, es súper interesante. Antes de buscar un socio lo que uno tiene que tener un mercado interesante, una operación que sea eficiente y un equipo humano que este acorde a los desafíos, entonces hoy día los focos están en eso y no estamos priorizando la búsqueda de un socio, pero no quita que sea un aspecto que esté en la mesa.

¿Esperan que, tras la pandemia, exista una mirada más proteccionista de industrias como la suya?

-A nosotros no nos gusta hablar de protección, porque tampoco creemos que te permita competitividad en el largo plazo. Los mismos dirigentes sindicales dicen que al final, las protecciones generan pobreza, porque cuando compites abiertamente también te exiges en mejoras de eficiencia, desarrollo de producto. Pero sí creemos que hay que competir en condiciones parejas.

Comenta