Homologación de vacunas retrasa repunte del turismo: extranjeros caerían un 87% y se perderían US$ 1.200 millones en divisas

Turismo-en-Cachagua-8713798-700x525.jpg

Si bien las medidas para chilenos han mejorado, las restricciones para la llegada de turistas continúan. Será una temporada alta mejor que la anterior, pero muy lejana a la de 2019. Sólo a nivel de la aviación se ve un alza clara. Venta de pasajes ha crecido más del 100%; mientras rubro hotelero lucha por sobrevivir.




El controlador de los hoteles Noi, Alberto Pirola, le escribió directamente al ministro de Salud, Enrique Paris. Necesitaba una audiencia urgente. No ha habido respuesta. “Estamos desesperados”, señala. Hoy, si bien, tiene sus ocho establecimientos abiertos, su ocupación promedio es de apenas un 30%. De los 327 trabajadores que tenía en 2019, hoy son un tercio: del orden de 92.

Pirola dirige la asociación de Hoteleros de Chile. Y es claro: “El rubro hotelero no ha podido partir”, cuenta. Y sus esperanzas de ver un repunte se diluyen: “Nosotros teníamos toda la esperanza de que en noviembre, diciembre, enero, febrero íbamos a tener un veranito de San Juan. Y eso no va a ser posible”.

Hoy, si bien las medidas para la llegada de turistas se han ido flexibilizando -como el hecho de poder eximirse de la cuarentena con un PCR negativo- existe una que tiene al sector en ascuas: la homologación de vacunas. Toda persona que quiera venir al país, debe validar sus vacunas a través de un portal. La subsecretaria Paula Daza ha dicho que en promedio el trámite se demora 16 días, en la industria la desmienten de raíz: en todas las áreas del turismo tienen datos que apuntan a una tardanza de hasta dos meses. E, incluso, hay casos donde piden más antecedentes y el trámite puede tardar aún más. “Eso hace que los turistas opten por otros países donde existen más facilidades”, señala el presidente de Fedetur, Ricardo Margulis. No hay ningún país en el mundo que exija esa homologación.

Fedetur, de hecho, elaboró un informe comparando las medidas, no hay nación con ese nivel de restricción. Se lo mandaron al Minsal, pero aún no hay respuesta.

“Las autoridades de salud están muy intransigentes. Nos juntamos con la subsecretaria Daza hace dos semanas, primero nos negó la reunión, después nos atendió y fue absolutamente inflexible”, señala Margulis. Y agrega: “Yo creo que a ellos no les interesa que venga gente de afuera”.

Contactado el Minsal, declinaron responder a las preguntas de este medio. Mandaron el audio de una conferencia del 15 de noviembre, donde Daza habló de la homologación. Dijo que habían 213.000 solicitudes, de ellas, más de 140 mil de no residentes, y 71.000 de chilenos residentes afuera.

Desde que partió la pandemia, no sólo el sector ha perdido 140.000 empleos, si no que además el país ha dejado de percibir US$ 4.700 millones en divisas provenientes de los extranjeros que llegan al país. Sólo en la temporada alta de 2017, en el peak de la llegada de foráneos, el turismo receptivo aportó US$ 1.792 millones; en la temporada alta de 2020- 2021, ese dato fue de US$ 56 millones.

Y las proyecciones están lejos de los niveles precrisis. Cifras de Fedetur, prevén que este año la temporada alta genere un ingreso de divisas por US$ 100 millones, prácticamente el doble del ejercicio anterior, pero lejos de los US$ 1.300 millones de un año normal: una pérdida entonces de US$ 1.200 millones.

Entre noviembre y diciembre, se espera que entren 42,4 mil turistas, para cerrar el año con 161 mil extranjeros, un 85,7% menos que en 2020.

La temporada alta -diciembre a marzo- aporta el 44% de los extranjeros que llegan al país. Ad optas de entrar a una nueva etapa estival, el sector apunta a captar 194,4 mil turistas de afuera en ese lapso, un 67,8% más que hace un año, pero un 87,1% más bajo que en 2019.

“No se entiende que Chile tenga el mejor proceso de vacunación y sigamos teniendo las barreras de entrada que tenemos. Nos estamos haciendo un autogol. Esto hace que un turista que quiere venir opte por no hacerlo”, señala la secretaria general de la Asociación Chilena de Empresas de Turismo (Achet), Lorena Arriagada.

La reducción de las cuarentenas al ingresos y ahora el término de ellas -sólo a la espera de un PCR negativo- ha ayuda de todas formas. El gerente general de la Asociación Chilena de Líneas Aéreas (Achila), Cristóbal Lea-Plaza, estima que si bien en tráfico internacional siguen un 70% abajo -impactado por la homologación de vacunas-, se está mejor que hace seis meses. Tal es así que aerolíneas como British e Iberia han vuelto a volar al país.

Esta semana, Achila le pidió al Ministerio de Transportes certezas. Solicitaron continuidad respecto a las medidas dada la llegada de un nuevo gobierno en marzo. “Tiene que haber un proceso de continuidad”, subraya Lea-Plaza.

Hoy, las esperanzas están en los chilenos. En noviembre, se levantó la restricción para que los menores de seis años salieran del país sin tener Pase de Movilidad. Y a partir de diciembre, aquellos con tres dosis de vacuna podrán viajar prácticamente sin restricción.

Y las señales ya se ven. Lorena Arriagada de Achet dice que las cotizaciones de viajes se han disparado. “Hoy, los operadores turísticos y las agencias de viaje están teniendo una reactivación importante en la solicitud de cotizaciones, lo que no se sentía a principios de año”, subraya. Un actor del rubro estima que en algunos casos se están cotizando $ 20 millones diarios en pasajes.

Los viajes domésticos, de hecho, ya están prácticamente en los niveles precrisis. “Hoy debemos estar un 5% abajo si comparamos con 2019; a fines de diciembre, creo que estaremos en los mismos niveles”, dice Lea-Plaza.

En Sky Airline, de hecho, han registrado un aumento de más del 150% en la venta de pasajes -tanto domésticos como internacionales- durante los meses de septiembre, octubre y noviembre frente a igual período de 2020, con lo que la venta se ha recuperado un 90% en relación al mismo lapso de 2019. En Latam, incluso se han triplicado los volúmenes hacia algunos mercados. “Todavía no llegamos a un 100% de recuperación frente a un escenario prepandemia, pero vemos un panorama positivo a nivel de demanda”, señalan.

Sky Airline, ha reactivado algunas rutas que inauguraron en 2020, como Santiago-Bogotá y Lima-Cancún. Además, de sumar rutas como Lima-Buenos Aires, Santiago-Buenos Aires, además de estar próximos a lanzar Lima Miami y Lima-Bogotá. En Latam, han agregado nuevas rutas a Río de Janeiro y Argentina, además de sumar viajes a Florianópolis y Punta del Este en temporada alta.

La deuda está en el turismo receptivo. En Achet dicen que de 100 cotizaciones hechas, del orden de un 60%-70% se han caído o suspendido. “Las cancelaciones han sido muchas”, señala. Ello, en instancias donde en los destinos turísticos del país, tales como San Pedro de Atacama o Torres del Paine, un 75% de los turistas que llegan son extranjeros. Hoy -señalan en el sector- están en serios problemas financieros.

Para el rubro hotelero, de hecho, la libertad para salir ha sido un doble golpe. “El año pasado, al menos teníamos el turismo doméstico para suplir en algo la no llegada de turistas, ahora todos quieren viajar, entonces perdimos eso”, explica Pirola.

Le pidieron al gobierno extender el pago de patentes y contribuciones. El ejecutivo sólo aplazó una cuota del pago de este último. Todo el sector hotelero, solicitó créditos Fogape, del monto pedido, les dieron un 37%. Y la banca, cerrada.

En enero, se abrirá la frontera terrestre de Los Libertadores, Cardenal Samoré y Río Don Guillermo en Puerto Natales, los principales pasos por los cuales acceden los turistas, sobre todo argentinos; una dosis de esperanza, aunque a destiempo, dicen. En septiembre le habían pedido a la autoridad claridad. “Nadie decide sus vacaciones de un día para otro”, enfatizan.

Si el año pasado, Fedetur esperaba una recuperación del turismo hacia mayo de 2022, la proyección actualizada apunta ahora a diciembre de 2023.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.