Inversión anota su mayor crecimiento desde 2013 y mercado comienza a ajustar al alza PIB 2018

De acuerdo al Banco Central, la formación bruta de capital fijo avanzó 7,1% impulsado por maquinarias y equipos que se expandió 12,5%. De esta manera, la actividad económica aumentó 5,3% en el segundo trimestre y con ello la primera parte del año un 4,8%, su mayor nivel desde 2012.


En medio del descontento de la ciudadanía sobre la marcha de la economía y su impacto en el empleo, las cifras le dieron un respaldo al gobierno, ya que sigue su senda alcista. De acuerdo con las Cuentas Nacionales del Banco Central, la actividad económica creció 5,3% en el segundo trimestre y con ello la primera parte del año anotó una alza de 4,8%, su mayor nivel desde 2012.

El mayor impulso del Producto Interno Bruto (PIB) estuvo dado por la expansión de 7,1% de la inversión que, por lo demás, tuvo su mayor alza desde 2013. En el semestre, esta variable creció 5,1%. En el detalle, este incremento estuvo influido por el buen comportamiento del componente maquinarias y equipos con una variación de 12,5%, mientras que construcción y otras obras avanzaron 4%.

De esta manera, se comienza a dejar atrás la mala racha de cuatro años de caída consecutiva que tuvo esta variable entre 2014 y 2017. Si bien el instituto emisor proyectó en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio que la inversión crecería 4,5%, los economistas esperan que ahora, con estos nuevos antecedentes, el ente rector la suba a un nivel más cercano a 5%.

El consumo total, en tanto, avanzó 4,2% siendo también su mayor alza desde principios de 2014. En el desglose, el consumo privado tuvo un crecimiento de 4,5%, mientras que el de gobierno 2,8%. El PIB minero, en tanto, tuvo un crecimiento de 4,8%, mientras que el PIB resto 5,5%. En su política de revisión, el BC subió de 4,1% a 4,3% el PIB del primer trimestre.

Desde el Ejecutivo, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, valoró este crecimiento. “Estamos dejando atrás un ciclo de cuatro años consecutivos de caída en la inversión.

La realidad que están describiendo las Cuentas Nacionales revela que esta economía está creciendo de forma robusta. Esto no significa que la batalla está ganada. Tenemos que trabajar muy duro y seguir esforzándonos para que las buenas cifras económicas se mantengan”, precisó. Su par de Economía, José Ramón Valente, acotó que “el principal motor de este movimiento es la inversión y es ahí donde el gobierno y el ministerio han puesto particular énfasis”.

Expectativas

Si bien la última Encuesta de Expectativas Económicas del BC, prevé un alza de 4% para el PIB de este año, algunos economistas, luego de conocer estos resultados, corrigieron levemente al alza su previsión o bien la mantuvieron pero fijaron un sesgo alcista.

En la parte más optimista de las previsiones se ubica Capital Economics, quienes esperan un PIB de 4,5%. Claudio Soto, economista jefe de Santander sostuvo que “las cifras del segundo trimestre, sumadas a la revisión del PIB del primer cuarto del año y al hecho de que la negociación en Escondida haya concluido en acuerdo, nos llevan a revisar al alza nuestra proyección de crecimiento para el año hasta 4,2%”. En esa misma línea, Banchile destacó la recuperación que está mostrando la inversión y sus respectivos componentes y por ende decidieron subir su estimación a 4,2%. En una posición más cauta se ubicó Alejandro Fernández de Gemines.

“Si bien los datos del primer semestre son un poco mejores de lo que se esperaba, estamos más o menos alineados con un crecimiento de 4%. No hay argumentos para modificar la proyección de manera significativa”. Felipe Alarcón de Euroamerica también mantiene su proyección de 4%, aunque fija un sesgo alcista.

Alejandro Puente, académico de la Universidad Santo Tomás coincide que la estimación de 4% para el año. Ua visión menos optimista entregó Sergio Lehmann, de Bci, ya que mantuvo su previsión de 3,8% para el año. “Todavía no hay que ser demasiado sobre optimista, las cifras están más o menos en línea con lo que se esperaba, no hay una gran sorpresa”.

Comercio lideró la actividad sectorial

El incremento del PIB en el segundo trimestre del año estuvo impulsado por comercio que creció 8,1%. Le siguió el comportamiento de la actividad agropecuaria-silvícola con un alza de 7,8%, en línea con el resultado observado en el primer trimestre. La industria manufacturera, en tanto, mostró un aumento de 7,3% liderada por la industria alimenticia. Electricidad, Gas y Agua avanzó 5%, resultado explicado principalmente por una mayor generación eléctrica. La actividad minera, a su vez, creció 4,8%, completando cuatro trimestres con cifras positivas. Mientras que construcción avanzó 4,6%, enterando dos trimestres consecutivos con cifras positivas.

Seguir leyendo