La importancia del impacto social es mayor al económico y al ambiental en las empresas

A las empresas que propenden la sustentabilidad les interesa el ámbito social en el trabajo.

Según un estudio sobre firmas con sello de Empresas B en América Latina, el “triple impacto” está cada vez más presente en la forma de abordar el negocio de cada una.


La relevancia del ámbito social está por sobre el económico y el medioambiental (73%, 69% y 67%, respectivamente) en las empresas que propenden hacia la sostenibilidad, según un estudio realizado por CLA Consulting y Sistema B, sobre la percepción del “triple impacto” en Chile, Perú, Argentina y Centroamérica. Este concepto se refiere a empresas que combinan la rentabilidad económica, con un foco en solucionar problemas sociales y ambientales de manera simultánea.

El estudio, denominado como Pulso Propósito, entrevistó a más de 150 representantes de firmas que tienen el sello de Empresas B de diferentes países de América Latina, entre agosto y septiembre de 2022. Todos los años se enfoca en un tema específico, y esta vez fue en el “triple impacto”.

Al desglosar las percepciones por país y región acerca de cuánto impacto están generando sus empresas, el área social es la de mayor importancia en Chile (73%), Perú (77%) y Argentina (73%), mientras que en Centroamérica es el ámbito medioambiental, con un 79% de prioridad (ver gráfico). El segundo lugar del impacto económico es compartido por Chile, Perú y Centroamérica, mientras que para Argentina este está en lo medioambiental.

“Que el tema social tenga una favorabilidad mayor, se debe a que la gran mayoría de las empresas de la encuesta están en el área de servicios (66%), debido a la cercanía con dichos temas en su negocio. En cambio, en Centroamérica hay más empresas manufactureras en la muestra”, detalla Zdenka Astudillo, directora ejecutiva de Sistema B.

El informe también dio cuenta del detalle por tamaño de empresa. Si bien las cifras muestran resultados más o menos parejos, en las grandes empresas el ítem social está primero, con el 77%, seguido por el económico (76%) y el medioambiental (68%). Tendencia similar se observa en las micro y pequeñas empresas, donde también el impacto social está arriba de los otros dos, con el 71% y 76%, respectivamente.

“Los resultados muestran que las empresas comprometidas con el modelo del ‘triple impacto’ creen que están generando más impacto a nivel social. Sin embargo, ponen de manifiesto los desafíos de resaltar los esfuerzos que se hacen por ser sostenibles en lo económico y en lo medioambiental”, comenta Lucía Colunga, consultora asociada de CLA Consulting.

En cuanto a la percepción del “triple impacto” entre hombres y mujeres, las mujeres parecen atribuirle mayor importancia en forma transversal, de acuerdo con lo declarado en la encuesta. En todos los ámbitos específicos las mujeres tienen una percepción de una huella más profunda del “triple impacto” en estos aspectos. Esto se acentúa en las variables comunidad y clientes, donde las mujeres están 6 y 7 puntos porcentuales arriba de los hombres, respectivamente.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.